Armando Pérez piensa de qué manera convencer al Ascenso (DyN)
Armando Pérez piensa de qué manera convencer al Ascenso (DyN)

Son horas de definición para el fútbol argentino. Los desmanejos y la desorganización dirigencial generaron graves problemas en la economía y las finanzas de la AFA.

Los clubes del Interior y del Ascenso están en pie de guerra con la Comisión Regularizadora y no quieren empezar el certamen. Aseguran que el dinero que les reparte la entidad de calle Viamonte no les alcanza para trasladarse por el país y cubrir los gastos.

La Comisión Regularizadora tiene un proyecto para conseguir el pulgar arriba de los dirigentes del Ascenso, que son los que pusieron el grito en el cielo y están negados a comenzar los torneos, si no se encuentra una solución a la falta de fondos. Los representantes de Primera evalúan apoyar a los clubes de las categorías inferiores y unirse al paro general.

¿Qué le propondrá Armando Pérez a sus pares de las categorías menores? Como primera medida, aumentar el dinero estipulado en 350 millones de pesos, algo que había exigido Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y representante de la mesa de la B Nacional.

En materia de seguridad se reducirían ostensiblemente los costos de los operativos, uno de los principales inconvenientes que suelen sufrir los clubes que no generan muchos ingresos.

El otro de los puntos a favor sería un descuento que oscilará el 30 por ciento en los transportes de los planteles. Sería para poder solventar las extensas distancias que recorren durante todo el torneo federal.

El Comité Regularizador pretende abonar los sueldos de los futbolistas de forma directa, sin distribuir el dinero entre las instituciones. Es decir, realizarían una suerte de auditoría para transparentar los salarios y no dejarían resquicio para que la plata se fugue en otra dirección.

“Chiqui” Tapia es uno de los dirigentes que avalan el paro de los clubes del Ascenso (AFA)
“Chiqui” Tapia es uno de los dirigentes que avalan el paro de los clubes del Ascenso (AFA)

Además, los clubes tendrán que comprometerse a cancelar las deudas que mantienen con la AFA en un tiempo determinado. Un pacto difícil de cumplir para algunos clubes que tienen números en rojo y poca capacidad de generar ingresos.

Al margen del cónclave que se llevará a cabo en la calle Viamonte, también se realizará el sorteo de árbitros. Por ende, hay dirigentes optimistas que vislumbran el regreso del fútbol este fin de semana.

Si no hay acuerdo, los jueces de la máxima divisional podrían tomar la decisión de solidarizarse con sus colegas del ascenso y no prestar sus servicios. Hay que contemplar que los hombres de negro perciben un sueldo básico y un extra por partido dirigido.