Todas las semanas, A que No presenta desafíos que ponen a prueba distintas habilidades y características de cada participante: la memoria, la percepción, la velocidad mental o la agilidad. Pero en esta edición, la única clave para ganar fue el azar.

Antes de comenzar cada prueba, los voluntarios eligen un sobre que tiene un contenido secreto.  Solo podrán abrirlo una vez terminada la prueba para ver qué premio esconde.

El desafío de las banderitas

Este nuevo desafío de A Que No se trató exclusivamente de suerte y percepción. Gonzalito Rodríguez enfrenta a dos participantes a tomar una sencilla y fundamental decisión. Deberán elegir un país, una bandera que esconde un premio.

Las opciones son Bolivia, España y China. Cada uno seleccionará una y ganará el que obtenga la bandera con el mástil más largo. Una decisión simple que puede ayudar a uno de ellos a ganar mil pesos, quinientos pesos o bien irse con las manos vacías.

El escenario de este particular duelo fue el Mercado de las Pulgas del barrio de Palermo, donde los dos participantes eligieron sus países y se sometieron a la decisión del conductor.

El ganador se definió apenas por poquísimos centímetros.