El desayuno es la primer comida del día y una de las más importantes. Como son varias las horas que pasan sin ingerir comida por el tiempo dedicado al sueño, es necesario 'cortar con el ayuno' con alimentos frescos para encarar el día con energía, con más foco, concentración y menos ansiedad.

Con los ritmos de vida acelerados que se viven hoy en día, muchas veces el desayuno es la comida que más se saltea, como si fuera una pérdida de tiempo, y en realidad, si uno se levanta unos minutos antes y desayuna tranquilo en la casa, el día arranca de otra forma.

Se puede preparar un desayuno energizante en pocos minutos y de esto se trata esta cápsula. ¿Qué tener en cuenta para preparar un desayuno saludable?

Sumar una base de frutas frescas de estación: pueden ser kiwis, mangos, frutillas, manzanas, que aportan una buena dosis de fibra, vitaminas, minerales, agua, energía vital. Esto se puede mezclar con granos completos, frutos secos, semillas y frutas disecadas, que son fuente de macronutrientes, hidratos de carbono complejos, proteínas, grasas, fibra, que dan saciedad.

Otra opción rápida, fresca y llena de nutrientes es un bowl con frutas cortaditas, quinoa, nueces, miel y pasas de uva. En este caso se usa la quinoa -un pseudocereal típico del Noroeste Argentino-, considerada super alimento por su gran poder nutritivo. Posee todos los aminoácidos esenciales, fibra, calcio, hierro, es de fácil digestión y sabor neutro. Se puede incorporar tanto en platos dulces como en salados.

¿Como se cocina? Es importante lavar muy bien la quinoa para retirarle la saponina -una arenilla que trae de la cosecha-, es un proceso muy simple, solo hay que lavarla 7 veces cambiándole el agua hasta que el agua salga transparente. Una vez terminado este proceso, se coloca en una olla con el doble de agua y se lleva a hervor hasta que esté lista unos 20 min aprox.

Se puede cocinar de más y guardar en tupper en heladera por 5 días

La miel es un endulzante natural, tiene fructosa y glucosa, además de ser antiséptico, antinflamatorio, fuente de minerales y vitaminas A, C, D y del complejo B.

La autobservación es la clave del cambio. Hay que observar cómo está el organismo cuando se come alimentos reales, también observa cómo está el cuerpo cuando comes una galletita del supermercado a base de azúcar, harina, soja, conservantes y aditivos. Los ultra procesados están diseñados para seguir comiendo, alimentos súper adictivos, que llenan pero no nutren.