Todas las semanas, los desafíos de Gonzalito Rodríguez ponen a prueba a distintos voluntarios en diferentes lugares de la ciudad. La agilidad, el equilibrio y la memoria son llevados al extremo a través de originales juegos.

En esta edición, Gonzalito presenta un desafío especial: un participante elegido al azar deberá superar una serie de obstáculos a través de los juegos de una plaza para rememorar esos momentos de la niñez donde ningún golpe importaba con tal de divertirse.

Si logra superar cada uno de los desafíos en menos de un minuto, ganará el dinero del sobre elegido anteriormente, que puede ser entre mil y quinientos pesos. Por los golpes que se de en el recorrido no deberá preocuparse, ya que el conductor le brinda un producto especial para aliviar el dolor.