A veces no es fácil lanzarse a cambios profundos, sobre todo, cuando la casa
es alquilada.

Así, los vinilos se convierten en una alternativa práctica para cambiar el look de cualquier ambiente y darle un plus personal.
Sus ventajas son claras: permiten personalizar los espacios, son fáciles de
colocar y económicos.

Las diseñadoras de interiores Florencia Fischer y Victoria Fourcade, dueñas de Muur Mosaicos, muestran cómo renovar una cocina con la aplicación de azulejos autoadhesivos, de diseño propio. "La buena noticia –dicen- es que son muy fáciles de colocar. Simplemente, hay que asegurarse de que la superficie esté lo más lisa posible, limpia y seca".

Ahora, ¡a ponerlo en práctica!

-Se retira el plástico protector del azulejo
-Se coloca primero uno de sus márgenes sobre el azulejo existente
-Luego, con la ayuda de una regla, se pega el resto
-Si se forman globitos, hay que retirarlo con cuidado y volver a empezar

Para limpiarlos:
-No usar productos abrasivos y no ejercer fricción
-Es ideal pasarles un trapo húmedo
-A la hora de retirarlos, salen enteros y no dañan el azulejo

Sin dudas, son una opción más que válida para renovar la cocina o cualquier ambiente de la casa. Porque, además, se pueden usar sobre otras superficies, como muebles, puertas, cajas y paredes.

¡Sólo hay que animarse a renovar!

Producción y texto: @soleavaca