Junto con la diseñadora de interiores Melisa Ruiz, de @libria.interiores, se generó para esta cápsula tres cambios de look en un dormitorio, para tres estilos diferentes.

En el primero, pensado para dos, el celeste es protagonista: una tonalidad que combina a la perfección con la calidez de la madera y los detalles en color natural, que suavizan el ambiente.

El segundo look es más femenino, donde predomina una paleta rosa suave, que transmite calma e invita a descansar. En esta propuesta, los cuadros son protagonistas y resultan un recurso ideal para una cama sin respaldo.

El tercer estilo se pensó para un hombre con una paleta en gris y géneros de diferentes texturas, como los almohadones de lino y el pie de cama en un tono más subido. Para este look, además, se eligió una mesita de luz en mármol y hierro negro, que suma sobriedad al espacio.

En los tres cambios, la ropa de cama, los cuadros y los detalles sobre las mesas de luz hacen la diferencia.

Producción y textos: @soleavaca

Agradecimientos: @zentrumdevelopers (locación), @linosdelpacifico (ropa de cama y cortinas), @cosabonitadeco (almohadones), @milaarganaras y @emoty_deco (cuadros), @urbano_hs (mesas de luz), @flos_market (veladores), @wanamahome (floreros), @tienda_de_las_flores (toque verde), @leruelle (bandeja y vajilla).