Jeremy Baker es un ex financista nacido en la localidad de Twickenham, Inglaterra, y hace seis años se instaló en Argentina. Ese plazo fue suficiente para tomar la sorprendente decisión de no volver más a su Londres natal.

En un encuentro distendido que se produjo en el Parque Sarmiento, Baker contó que se enamoró del país en uno de sus viajes y, a partir de ese momento, se dio cuenta que era su lugar en el mundo.

Actualmente reside en Cañuelas, en donde tiene un emprendimiento familiar: la Estancia y Hotel Boutique Puesto Viejo, con campo de polo incluido, deporte que le atrajo desde un principio y disfruta practicar.

"Es una experiencia de vida, además tenía ganas de cambiar", dijo sobre la vida que lleva, rodeada del buen clima argentino, el polo y el asado. Lo único que admitió extrañar de su tierra son "el orden y más asfalto".

La música tampoco faltó en la charla. Casi obligada, la típica pregunta de preferencia entre Beatles o Rolling Stones: "Obviamente prefiero los Beatles", respondió.