Las ventajas de vender el espacio libre de tu valija

Es un ejemplo más de la llamada ‘economía colaborativa’. Permite cubrir partes de los costos del viaje por medio del cobro por traslado de productos.

* por Muriel Balbi

La idea nació hace algunos años, pero ahora comenzó a crecer y a establecerse como tendencia. Un ejemplo en Latinoamérica es Canubring, que conecta personas que necesitan comprar algo en otro país, con viajeros que puedan traerlo en su equipaje. Quien ofrece el servicio sube el detalle de sus tramos a la plataforma para que aquellas personas que necesitan hacer un encargo, vean la disponibilidad de lugar y fecha.

Si hay una coincidencia, se contactan y acuerdan la logística y el precio. Infobae entrevistó a su fundador, Sebastian Cussen, quien lleva adelante su empresa desde Santiago de Chile.

¿Cómo nació la idea?

Surgió a partir de una experiencia personal. Hace algunos años me fui a vivir a España por trabajo, pero seguía viajando mucho a Chile. En esa época me llenaban de encargos, tanto a la ida como a la vuelta. Pero no me ocurría sólo a mi, porque en las redes sociales veía que muchos de mis contactos hacían posteos para preguntar quién viajaba a tal lugar y así poder hacer un encargo.

¿Qué ocurre con el tema de la seguridad a la hora de transportar cosas ajenas?

Nosotros somos muy cuidadosos en eso. Informamos a los usuarios cuáles son las cosas que pueden traer. Prácticamente todos los productos que se encargan son nuevos, los compra el viajero o les llega a su lugar de alojamiento desde una entidad conocida como Amazon o Bestbuy, por lo que se sabe perfectamente qué es lo que se está llevando.

Hemos realizado más de 25 mil transacciones, hasta ahora sin ningún problema.

Antes de embarcar, ¿el viajero debe declarar que está llevando mercadería encargada por un tercero?

Nosotros insistimos que se haga, tanto al hacer el chek in como en la aduana de destino, si es que el valor supera el límite permitido.

¿Cómo se garantiza que el producto llegue a destino?

Nunca hemos tenido ese problema. De todas formas queremos mejorar el servicio e impedir que esto pueda ocurrir en el futuro. A partir de este mes lanzamos un sistema que prevé que sea el viajero quien compre el producto. En otros casos lo hará Canubring directamente. Si el viajero no entrega el producto en destino después de las 48 horas, el dinero se reembolsa.

¿En qué momento se efectúa el pago?

Si bien esto se acuerda entre los usuarios, en la mayoría de los casos de hace una contraentrega. Con el nuevo sistema de retención de fondos, el encargado paga de manera anticipada y nosotros liberamos el dinero cuando el producto es entregado a destino.

El 90% de los encargos son a través de avión. Pero también está la alternativa de transportar vía bus, auto y tren.

¿Existen servicios similares?

En el último año salieron algunos como Shippa, enfocado en el mercado Asiático, Shypmate en Nigeria y Grabr en Estados Unidos.

Siguen el modelo de economía colaborativa, ¿qué esperan de esta nueva tendencia? 

Esa es la esencia de Canubring, que las personas -y no una empresa- sea quien brinde el servicio de despacho y entrega. Hoy, Airbnb es la empresa de alojamiento más grande del mundo sin poseer ningún hotel. Lo mismo Uber en movilidad urbana. Por eso nosotros pretendemos ser la compañía más grande de envíos, sin ningún avión.

¿Qué aprendieron hasta ahora?

Mucho. Lo primero es que la gente tiene una mayor confianza en los servicios colaborativos, quizá gran parte de esto se lo debemos a otros servicios que han sido exitosos como Uber y Airbnb. Al principio, cuando comenzamos, nos decían '¿cómo vas a confiar en una persona que no conocés para que te traiga una cámara de fotos?'. Pero han pasado miles de transacciones sin problema. Podemos afirmar que este sistema funciona.

¿Qué planes tienen para el futuro?

Dentro de los próximos seis meses queremos llegar al millón de usuarios y a las dos mil transacciones mensuales. Además, poder crecer en el resto de Latinoamérica y posicionarnos en Argentina, Brasil y Chile, de donde son la mayoría de nuestros usuarios.

LEA MÁS: El Uber de los envíos llega a Argentina

LEA MÁS: "Fue un error cómo entró Uber al país"

LEA MÁS: Airbnb o el negocio de alquilar tu casa a extraños