Delicioso crumble de manzanas especiado

Esta receta inglesa será una compañera ideal para la hora del té

El crumble es un pastel elaborado con frutas, originario de la cocina inglesa y se puede preparar con las más diversas variedades: ciruelas, melocotones, peras, fresas, moras; que se recubren con una deliciosa masa de harina, manteca y azúcar.

Un compañero ideal para la hora del té.

Qué se necesita

Azúcar 6 cdas
Harina 250 grs
Manteca 200 grs
Ralladura de naranja 1 unidad
Canela en polvo 1 cda
Jengibre en polvo 1 cda
Manzana verde 4 unidades
Azúcar 2 cdas
Canela 1 cdita

Cómo prepararlo

Corte la manteca en cubos pequeños.
En un bowl trabajar manualmente la harina, la manteca, la ralladura de naranja, la canela en polvo, el jengibre y el azúcar y la manteca hasta granular.
Llevar al freezer hasta que los granos estén sólidos (40 min. como mìnimo)
Mezclar las manzanas cortadas en gajos con el azúcar y la canela.
Colocar en un molde y repartir por encima la masa de crumble.
Cocinar en el horno precalentado a 190º C durante 20 a 40 minutos aproximadamente o hasta que la superficie se vea dorada.