Profesión: modelo e influencer; IG: @stephaniedemner
Profesión: modelo e influencer; IG: @stephaniedemner

Stephanie Demner
Es la favorita de todos. Su lista de seguidores no para de crecer. Gracias a las redes, le surgieron un montón de propuestas laborales; sin embargo, es una chica con los pies en la tierra.

¿Cómo arrancaste en el medio?
Soñaba con ser modelo. A los 13, llamé a Para Teens para ver cómo tenía que hacer para salir en la revista. Ahí me enteré de que había que estar en una agencia de modelos. Hice un curso en la agencia de Ricardo Piñeiro, comencé a trabajar con él y a los 14 ¡hice mi primera tapa en Para Teens! La clave para llegar fue el esfuerzo, el entusiasmo, la voluntad y aprender de todas las trabas que se me cruzaron en mi camino.

¿Se estudia para ser influencer?
Cuando arranqué, no tenía idea del poder de las redes sociales. Hice una Licenciatura en Gestión de Medios; si bien no la ejerzo hoy, creo que me dio muchas herramientas para mis trabajos. Busqué cursos que pudieran ampliar mi carrera como los de inglés e italiano o las clases de baile. Todo suma a la hora de ser una mujer completa.

¿Cuál es tu techo?
No soy de fijarme metas, pero me gusta mucho la carrera que realizó Chiara Ferragni; es una de mis referentes. Su recorrido es bastante parecido a lo que me gusta hacer y hacia donde quiero llegar. No solamente por su belleza, ella es una mujer superfuerte.

“Mi carrera universitaria me dio muchas herramientas para mis trabajos”.
“Mi carrera universitaria me dio muchas herramientas para mis trabajos”.

¿Cómo elegís las marcas con las que trabajás?
Selecciono a las que van con mi perfil y las que no se contradicen con mi discurso. Además, una debe ser muy cuidadosa para no cansar a los seguidores. Lo importante es mezclar una publicidad con un look o un video para que, además, sea entretenido.

¿Qué tiene que tener alguien para ser influencer?
No somos todos iguales. Creo que la originalidad es clave. Aunque parezca una tontería, lograr atraer la atención de una persona que está bombardeada por millones de usuarios es un gran logro. El tema también es ser permeable a las oportunidades que puedan surgirte, desde conducir un programa, hacer un desfile o participar en una serie.

¿Cómo cuidás tu intimidad?
Admito que no tengo mucho filtro y me atengo a las consecuencias. Cuando me separé, caí en lo expuesta que estaba. Intento ser muy natural subiendo momentos de mi vida sin pensar en los filtros o en la estética. Mi límite son aquellas personas cercanas que no quieren aparecer. Las respeto y no las expongo.

Profesión: cocinera pastelera; IG: @valuramallo
Profesión: cocinera pastelera; IG: @valuramallo

Valu Ramallo
Sus recetas llenan Instagram de dulzura y nos hacen sacar a la golosa que llevamos adentro. Acá nos habla de su profesión.

¿Cómo hallaste tu vocación?
No fue fácil. Cuando terminé el cole, comencé a estudiar psicopedagogía y trabajaba en un Jardín de Infantes. Pero un día me di cuenta de que no era lo mío y que no me gustaba lo que estaba haciendo. Así que arranqué Gastronomía en el Instituto Argentino de Gastronomía. Siempre me gustó la cocina, pero nunca pensé que podía dedicarme a eso.

¿Cómo lograste llegar tan lejos?
Las redes sociales fueron clave. Arranqué subiendo recetas porque me gustaba y mis amigas me lo pedían. Mi secreto es que la receta sea muy linda a la vista. Ya que no podés probarla ni olerla. El clic lo hice cuando me di cuenta de que podía crear mi propio emprendimiento y vender las delicias que preparaba. Empecé desde casa y después abrí mi propio local.

¿Quién te ayudó?
Para abrir el local me asocié con mi hermano que estudió Administración de Empresas. Hacemos un gran equipo. Es todo lo que necesito. Siempre está atrás de los números, los proveedores, los empleados. Los dos pensamos lo mejor para ambos. Nos divertimos mucho juntos. 

¿Cómo hacés para diferenciarte del resto?
Tenés que tener mucha imaginación, saber adaptarte a los cambios y tener muchas ganas de probar cosas nuevas. Sacar todo el miedo que llevás dentro y tener mil ojos para estar atenta a las nuevas tendencias y a qué se está haciendo en otro lado.

¿A quién admirás?
En la cocina, tuve de referente a Maru Botana, me gustaba la alegría que ella transmitía en su programa. También a Feli Pizarro, que es otra apasionada. Por otro lado, sigo a muchos pasteleros de afuera para aprender ideas innovadoras. Soy un pedacito de cada uno de ellos.

¿Qué le dirías a las que recién arrancan?
Dentro de la gastronomía hay miles de ramas. Podés elegir la que más te gusta. Hay cursos más específicos. Yo amo la pastelería. Al principio es muy difícil porque dejás muchas cosas de lado: amigas, salidas; pero después te darás cuenta de que valió la pena luchar por tu sueño y por lo que te gusta hacer.

Rosario "Titi" Cleris

Titi Cleris
Titi Cleris


Es una de las maquilladoras más top, elegida por it girls como Cande Tinelli. Lejos de creérsela, es superhumilde y le encanta ayudar a las que recién están empezando.

¿Cuánto tardaste en elegir tu vocación?
No mucho. Desde chica, mi abuela y mi mamá me transmitieron la importancia de ser coqueta.  Además, tenía una gran atracción por las expresiones artísticas. Estudié psicología, pero viví una situación familiar dolorosa y me di cuenta de que maquillar me era sanador. Así que no dudé ni un segundo en recalcular y dedicarme a lo que verdaderamente me apasiona.

¿Cómo llegaste a ser quien sos?
Pierdo dimensión del camino recorrido. Soy una persona exigente. Amo KAHLE, es mi gran tesoro. Intento poner todo de mí para estar en tendencia e influenciar a las personas a las que les gusta lo mismo con la idea de poder vivir del maquillaje. Hago el ejercicio de conectarme con mi esencia, poniendo todo el amor y dedicación del mundo.

¿Cómo te preparaste?
Estudié en la escuela de Mabby Autino, con una profesora que jamás voy a olvidar: Natalia Braggio. Fue quien despertó mi ilusión. Siempre estimulándome y sosteniéndome en un momento muy difícil. También realicé Caracterización Teatral en el Colón. Más que recomendable.

“No dudé ni un segundo en recalcular y dedicarme a lo que verdaderamente me apasiona: el maquillaje”.
“No dudé ni un segundo en recalcular y dedicarme a lo que verdaderamente me apasiona: el maquillaje”.

¿Quién te inspira?
Mis papás son mis mayores referentes. Ellos me inculcaron el valor del estudio y sobre todo, la pasión por el trabajo. Son un gran ejemplo en mi vida. En cuanto a personas que se dedican al maquillaje podría nombrar a Pat McGrath. La amo, es habilidosa con sus manos, su técnica y es muy creativa.

¿Qué rol juegan las redes sociales en tu profesión?
Es mi canal para mostrarme. Allí intento ser genuina y poner corazón en lo que trasmito. Soy muy observadora, analítica de mis redes e intento brindar material interesante. Comparto distintos maquillajes como también algunos momentos de mi vida personal.

¿Por qué decidiste enseñar?
Es mi manera de devolver todo lo aprendido y darles herramientas útiles a las chicas que recién arrancan. Creo que un buen profesor puede marcar y determinar a los alumnos. Tengo dos estudios, uno en Recoleta y otro en Nordelta.

[Texto NOELIA GÓMEZ / Fotos Archivo Editorial Atlántida.]