Festejos inolvidables: te enseñamos a hacer el souvenir más original para tus 15

Para que brilles en tu noche, Fleuri accesorios te enseña a hacer tu propia corona para una celebración con todos los detalles. ¡Manos a la obra!

Los materiales que vas a necesitar:

PASO 1: Elegí y separá las flores que vas a querer usar. Cuanta más variedad de flores, colores y texturas, mejor
PASO 1: Elegí y separá las flores que vas a querer usar. Cuanta más variedad de flores, colores y texturas, mejor
PASO 2: Armá “minirramitos” con las flores que hayas elegido. No hace falta que sean todos iguales. Para asegurarte de que queden bien firmes, sujetá cada ramo con alambre finito
PASO 2: Armá “minirramitos” con las flores que hayas elegido. No hace falta que sean todos iguales. Para asegurarte de que queden bien firmes, sujetá cada ramo con alambre finito
PASO 3: Elegí un soporte donde armar la corona. En este caso usá alambre grueso forrado en verde. Doblá el extremo formando una orejita
PASO 3: Elegí un soporte donde armar la corona. En este caso usá alambre grueso forrado en verde. Doblá el extremo formando una orejita
PASO 4: Pegá los ramitos ya armados con la cinta floral tape. Hay que ir enroscando la cinta alrededor de los ramos y el alambre. Repetí este paso con todos los ramos
PASO 4: Pegá los ramitos ya armados con la cinta floral tape. Hay que ir enroscando la cinta alrededor de los ramos y el alambre. Repetí este paso con todos los ramos
PASO 5: Una vez que completaste la corona, cerrá con otra orejita el extremo. Pasá una cinta del color que elijas para atarla y empezá a disfrutarla
PASO 5: Una vez que completaste la corona, cerrá con otra orejita el extremo. Pasá una cinta del color que elijas para atarla y empezá a disfrutarla

[Texto y producción JULITA ASTELARRA / Fotos YEYO BALERDI / Agradecemos a Fleuri Accesorios por su colaboración en la nota.]

SEGUÍ LEYENDO:
3 looks increíbles para combinar un short negro
¡Te mostramos todas las tendencias de invierno que se vienen!
Lali Espósito & Tini Stoessel, mucho más parecidas de lo que creíamos