Courtney Cox y su hija Coco. Foto IG
Courtney Cox y su hija Coco. Foto IG

Si sos de las que estás buscando argumentos para no tirar la mitad de tu armario como recomienda Marie KondoCourtney Cox te puede ayudar. Es que la actriz subió a su cuenta de Instagram una foto de su hija con un vestido que lleva colgado en su placard ¡21 años!

El collage lo dice todo. Coco Arquette, de 14 años,  luce el mismo vestido que su mamá llevó para la premier de la película Snake Eyes protagonizada por Nicolas Cage.

Se trata de un vestido superpuesto de líneas simples y es evidentemente de muy buena calidad ya que permanece inalterable a pesar de los 21 años que pasaron desde que la actriz de Friends lo usó a hoy.

Courtney Cox en una red carpet hace 21 años y su hija Coco hoy con el mismo vestido. Foto IG
Courtney Cox en una red carpet hace 21 años y su hija Coco hoy con el mismo vestido. Foto IG

"No soy de las que se aferra al pasado, pero esta fue una magnífica compra… 21 años pasaron", escribió Courtney junto a las fotos. El posteo estalló en la cuenta de IG de la actriz y muchos coincidieron en  que sólo "Mónica" podría haber guardar una prenda por tanto tiempo, en referencia al personaje de Courtney en la exitosa serie Friends.

El debate en las redes se generó entre quienes optan por guardar todo bajo el argumento de que en la moda todo vuelve y quienes apuestan a vivir con poco y desprenderse de aquellas cosas que ya no los "hacen felices" como recomienda la gurú del orden, Marie Kondo.

Coco Arquette junto a sus padres Courtney Cox y David Arquette. Foto: IG
Coco Arquette junto a sus padres Courtney Cox y David Arquette. Foto: IG

Coco es fruto de la relación de Courtney con David Arquette, de quien se separó luego de 11 años de matrimonio (1999-2010). La adolescente se perfila como toda una it girl y es habitual verla por las calles de Los Angeles compartiendo salidas con su mamá.

El parecido físico de Coco y Courtney es notable y ellos confiesan que su relación no escapa a las discusiones típicas entre madre e hija."Discutimos, seamos sinceros, pero nos queremos mucho. Y no reímos mucho, por supuesto", le dijo la actriz a People hace unos meses.