“Lo que siempre supe es que quería hacer algo con el cuerpo: podía ser danza clásica o hip hop, pero algo de eso era seguro”
“Lo que siempre supe es que quería hacer algo con el cuerpo: podía ser danza clásica o hip hop, pero algo de eso era seguro”

Mientras se prueba la ropa que usará en la producción, Azul Fernández (21) intenta recordar cuándo fue el momento exacto en que descubrió su vocación por la actuación y, si bien no lo sabe con exactitud, confiesa: "Lo que siempre supe es que quería hacer algo con el cuerpo: podía ser danza clásica o hip hop, pero algo de eso era seguro".

Creció en Vicente López, donde su mamá la llevaba al club del barrio para que realizara diferentes actividades y hoy forma parte de Campanas en la noche, la tira de Telefe en la que interpreta a Bruna, la hija de Luis (Federico Amador, 43).

-¿Cómo llegaste a Campanas en la noche?

-Todo empezó con mi participación en La leona. Ahí me contactó Tommy Pashkus (representante de artistas) y se convirtió en mi mánager. Empecé a ir a muchos castings hasta que llegó el de Campanas… ¡y aquí estamos! Fue un desafío gigante para mí por la cantidad de escenas y horas de grabación, pero también un aprendizaje hermoso. La tira se grabó entera el año pasado y lo positivo de eso es que la historia se mantiene fiel al guion original, no hay posibilidad de hacer cambios sobre la marcha.

-¿Qué expectativas tenés? ¿Creés que la novela será un éxito?

-Campanas en la noche es una historia distinta, un policial en el que pasan muchas cosas, se tocan temas como la violencia de género, lo que es la adolescencia para una chica con una historia fuerte y cómo es la relación con su padre… Espero que la gente esté abierta a ver algo diferente, poco convencional.

“Me parece que en Argentina es todo River-Boca, es decir, si no estás en un extremo, estás en el otro”
“Me parece que en Argentina es todo River-Boca, es decir, si no estás en un extremo, estás en el otro”

DE AQUÍ Y DE ALLÁ. Azul creció entre Buenos Aires y San Luis, provincia donde aún vive parte de su familia materna y a la que sigue viajando una o dos veces al año para reencontrarse con sus afectos y con las montañas.

-¿Qué te gusta hacer cuando estás allí?

-Hacemos trekking en La Moneda o Los Molles, vamos al río… ¡Yo prefiero mil veces más la montaña que la playa! Es como mi segunda casa porque voy desde bebé y en Potrero de los Funes viven muchos de mis amigos.

-¿Cómo fue tu niñez?

-Iba a un colegio católico tradicional –con mucha carga horaria– y por la tarde practicaba diferentes disciplinas: desde danza clásica y árabe, pasando por patín artístico, hasta hip hop. ¡Un poco de todo! Un día mi mamá me preguntó si quería estudiar con Julio Bocca… ¡yo tenía diez años y no sabía quién era! (suelta una carcajada). Meses después empecé en su escuela y ahí me surgió la gran duda: ¿danza o comedia musical? Terminé optando por la segunda porque había estudiado canto, actuación y baile.

“Me pareció un poco cruel e irrespetuoso que usaran el hashtag #MiraComoNoTeMiro para boicotear Campanas en la noche”.
“Me pareció un poco cruel e irrespetuoso que usaran el hashtag #MiraComoNoTeMiro para boicotear Campanas en la noche”.

-¿Eras buena alumna?

-La verdad que no me gustaba el colegio al que iba, no me sentía motivada. Hoy puedo decirte que no creo en ese tipo de educación tradicional. Por suerte, cuando estaba en cuarto año me pasé a una escuela menos convencional y mi vida resurgió.

-¿Cómo fue ese cambio?

-Yo sabía que existían los colegios Waldorf y me interesaba estudiar en un lugar de ese estilo, hasta que me crucé con unas chicas en una fiesta y me hablaron de la escuela Perito Moreno, a la que ellas iban. Me entusiasmó el enfoque artístico que tenían y la libertad con la que se manejaban. Así que me inscribí allí y fue increíble: me sentí abrazada por ese grupo de chicos. Cada uno llegaba con su historia y la compartía, charlábamos mucho y nos conteníamos. Hice grandes amigos ahí y son los que conservo hasta el día de hoy.

-¿Cómo es tu familia?

-Muy pequeña. Mi mamá falleció hace algunos años, estamos mi papá y yo. Mis abuelos paternos, Marta y Tito, y del otro lado mi hermosa abuela Juana Dolores. También tengo varios primos y una prima, pero como soy la más chica de las mujeres, soy la princesa de la familia (dice riendo).

-Tuviste la oportunidad de hacer cine en la película Atrevidas, ¿cómo fue esa experiencia?

-¡Estuvo buenísimo! Matías Tapia, el director, me eligió para encarnar a una de las tres protagonistas, Roxi: una chica con gran personalidad y un look muy particular. Fue una gran, gran experiencia.

La actriz interpreta a Bruna, una adolescente con una infancia muy difícil, en la telenovela Campanas en la noche.
La actriz interpreta a Bruna, una adolescente con una infancia muy difícil, en la telenovela Campanas en la noche.

-¿La televisión te gusta tanto como el cine?

-Sí, todo es interesante y forma parte de un aprendizaje constante. Siento que me nutro de todos los que me rodean en el set, aprendo mucho de cada profesional con el que me toca trabajar y sigo formándome como persona. Aunque ya tengo 21 años, considero que me queda mucho por descubrir y creo que es importante vivir con los pies sobre la tierra –especialmente cuando estás haciendo televisión– para no confundirte. Hay que estar con los ojos bien abiertos, siempre atenta, para que no te pasen por encima por ser "la nueva" o "la chiquita". Es difícil encontrar el equilibrio, pero hay que saber plantarse y ser buena onda al mismo tiempo.

LA OTRA GRIETA. A principios de enero, cuando Campanas en la noche aún no estaba al aire, un grupo de fans de Juan Darthés comenzó una campaña en las redes para boicotear la telenovela bajo el hashtag #MiraComoNoTeMiro. La idea era vengarse de Calu Rivero –por la denuncia que había hecho contra el galán de Dulce amor– y que el público adhiriera a la propuesta de no mirar la tira.

Azul tiene un perro weimaraner que se llama El Flaco, a quien ama locamente.
Azul tiene un perro weimaraner que se llama El Flaco, a quien ama locamente.

-¿Qué pensás cuando ves este tipo de movidas?

-Me parece que en Argentina es todo River-Boca, es decir, si no estás en un extremo, estás en el otro. Se te critica y se te hace una cruz porque dijiste tal cosa, y la realidad es que hay que mirar un poco más allá de eso.
No me gusta que se polarice todo, no puede ser todo tan extremo.

-¿Cómo lo tomaron en el elenco?, ¿lo charlaron?

-No, para nada. Creo que nadie quiso darle importancia a esa movida. No desmerezco la opinión de nadie, está perfecto que todos opinemos diferente, pero el uso de ese hashtag me pareció un poco irrespetuoso y cruel. Lo que más bronca me da es que sean mujeres las que lanzan una campaña así. Es muy triste. Por suerte, estoy segura que el boicot no va a funcionar porque del otro lado hay un proyecto muy grande y sólido y un elenco que lo acompaña a full.

Textos M. FLORENCIA BOCALANDRO Producción PAOLA REYES Fotos DIEGO SOLDINI

Maquilló y peinó: Carina Fabiani con productos Cher Beauty. Ropa: Mishka y AY not dead. Agradecemos a: El Patio.