Dicen las malas lenguas que Meghan Markle tiene mal carácter y lo hace notar con sus empleados. Desde que desembarcó en el Palacio de Kensington ha tenido problemas con su personal, tanto su asistente personal, Melissa Touabti ha renunciado. Además, la duquesa de Sussex prefiere tener trato directo con cada uno de los empleados.

Ahora, el diario Daily Mail la fotografió almorzando con el flamante secretario de prensa del palacio: Christian Jones. Con un abrigo negro, jeans y zapatos de taco, se encontró con él en un restaurante italiano del barrio londinense de Notting Hill.

Llamaron la atención no solo por lo que significa la presencia de Meghan en un lugar público sino por el atractivo de Jones. Dicen que viene del ambiente de la política y que trabajó en el departamento de prensa del negociador del Brexit en Reino Unido, Michel Barnier. Como ella está cursando la recta final de su embarazo seguramente han pautado cómo será la comunicación cuando nazca el bebé.

Redacción Para Ti

SEGUÍ LEYENDO: