Nicole Kidman en la inaguración de NoÎl du Printemps Haussman
Nicole Kidman en la inaguración de NoÎl du Printemps Haussman

La carrera de Nicole Kidman se extiende a lo largo de más de tres décadas y, a pesar de la facilidad con la que Hollywood suele olvidarse de algunas de sus figuras, su prestigio y vigencia no se han resentido en lo más mínimo. Es que Nicole (51) se atreve a tomar papeles que uno nunca imaginaría.

Ahora se la puede ver en el film Destrucción, donde interpreta a una detective de la policía de Los Ángeles en decadencia que debe ir a su pasado para resolver un caso. ¡Está irreconocible! Demacrada, desarreglada, con el pelo sucio y la mirada perdida.

Pero no es la primera vez que se transforma para componer un personaje: en 2002 portó una prótesis nasal para interpretar a la escritora Virginia Woolf en Las horas, y resultó ganadora al Oscar como mejor actriz.

Sobre la red carpet, Nicole Kidman apuesta a un look elegante
Sobre la red carpet, Nicole Kidman apuesta a un look elegante

LUCES Y SOMBRAS. Kidman jamás pasó desapercibida durante su camino a la fama. Vivimos pensando que se llamaba Nicole y que era australiana hasta que en 2014 confesó que su nombre real es Hokulani (significa "estrella celestial") y que nació en la isla hawaiana de Oahu. Su debut actoral fue a los 16 años, pero su reconocimiento mundial se dio en 1990 con la película Días de trueno, donde conoció a Tom Cruise.

¡Fue amor a primera vista! Ese mismo año se casaron en una ceremonia secreta y más tarde adoptaron a Isabella (25) y Connor (23). Durante una década fueron una de las parejas más envidiadas de Hollywood, pero en 2001 pusieron fin a su matrimonio.
El divorcio no influyó en la carrera de la actriz, todo lo contrario: realizó numerosos proyectos, consiguió una estrella en el famoso Paseo de la Fama de Hollywood y en 2006 se convirtió en "la actriz mejor paga".

También se ha vuelto a enamorar. Desde hace 12 años Nicole desfila sobre la red carpet en compañía del cantante Keith Urban (51). La pareja sigue tan unida como en marzo de 2006 cuando formalizaron la relación. Dicen que en aquel momento Ella le contó a una amiga que había conocido a un hombre sensible y sexy. Tal vez por eso no dudó en casarse con él tres meses después.

"Soy espontánea. Me arriesgo. Me gusta casarme y luego empezar a conocer más profundamente a mi pareja. Suena extraño, pero para mí es un proceso más natural", explicó por aquel entonces.

Sin embargo, no todas son rosas en la historia de amor. A cuatro meses de dar el sí, el músico decidió ingresar en un centro de desintoxicación por su problema con las drogas y el alcohol. Allí pasó tres meses incomunicado, cerrando heridas, y la actriz se mantuvo siempre firme a su lado.

Cuando terminó el tratamiento, el cantante confesó a la revista Rolling Stone: "Cuando conocí a Nicole volví a nacer. Por primera vez en mi vida sentí que de verdad podía deshacerme de los grilletes de la adicción sin recaer constantemente".

Ella, por su parte, invitada al programa de Oprah Winfrey, dijo: "Los problemas de Keith me quedaron muy grandes. Es difícil aceptar que no podés cuidar a alguien que querés, que sólo él puede salvarse".

El matrimonio tiene dos hijas: Sunday (10) y Faith (8), que fue gestada por el sistema de alquiler de vientre.
¿Y su relación con Cruise, Isabella y Connor? Kidman siempre prefirió no hablar, pero el año pasado sorprendió con algunas declaraciones. "Me casé por amor y también fue una protección ya que al estar acompañada por un hombre extremadamente poderoso impidió que fuera acosada", se sinceró en una entrevista con la revista NY Magazine. Y respecto a sus hijos adoptivos, Isabella y Connor, dijo: "Ellos eligieron creer en la cienciología. Como madre, es mi trabajo quererlos".

EMPODERADA Y TRANSFORMADA. El año pasado Kidman brilló en la pantalla chica de la mano de Big Little Lies de HBO junto a Reese Witherspoon, ambas productoras de la serie. Su excelente actuación le valió varios premios.

"Recibir la estatuilla en esta etapa de mi vida y en este momento de la industria, con todo lo que está pasando, es muy importante", aseguró Kidman durante los SAG Awards 2018 y en referencia al movimiento Time´s Up que este año cumple un año.

Y destacó: "Qué maravilloso es que nuestras carreras hoy en día puedan superar los 40 años. Hemos demostrado –y estamos demostrando– que somos potentes, poderosas y viables. Hace 20 años, a esta altura muchas estaríamos acabadas".

Nicole Kidman en Las Horas
Nicole Kidman en Las Horas

Mientras se espera la segunda temporada de Big Little Lies, Kidman se destaca en el film Destrucción bajo la dirección de Karyn Kusama, apostando por una mayor presencia de las mujeres en la industria del cine.

La película cuenta la historia de una mujer que se infiltró como agente encubierto en una pandilla criminal en el desierto de California y quedó traumatizada. Cuando el jefe de la banda sale en libertad años después, el personaje de Nicole deberá enfrentar los demonios personales que han atormentado su vida por la situación que atravesó. La actriz se muestra con ojeras, arrugas y desarreglada.

"Quería que se viera como una mujer real de mediana edad con un pasado que se refleja en la cara. Con daño por el sol, falta de sueño, estrés y furia en su cuerpo", explicó Kusama. Acostumbrada a tomar riesgos, la actriz depositó toda su confianza en la directora y aceptó la idea de borrar prácticamente por completo su bello rostro y enfocarse en el interior, sin importar cómo iba a lucir.

Según sus propias palabras: "Tuve que desaparecer en el papel y esencialmente convertirme en el personaje".

 

En su vasta carrera pocas veces debió sufrir transformaciones drásticas: en 2002, en el film Las horas, para dar vida a Virginia Woolf, papel que le valió un Oscar.

Luego, en 2014 se puso en la piel de Grace Kelly, en la biopic Grace of Monaco, y el año pasado fue madre de un superhéroe, una reina alien parecida a David Bowie, en Aquaman.
Su interpretación en Destrucción tuvo excelentes críticas y seguramente será favorita en los Oscars. Así es Nicole: audaz, arriesgada, le gusta ir contra la corriente, y siempre acierta.

textos VALERIA MARIÑO (vmarino@atlantida.com.ar) fotos FOTONOTICIAS/ GENTILEZA DIAMOND FILMS

SEGUÍ LEYENDO: