Con el calor, las plantas suelen secarse fácilmente. Por eso es importante regarlas con más frecuencia, pero tomando ciertos recaudos:

x Regalas más seguido pero no abuses de la cantidad de agua ya que podrían pudrirse las raíces.

x Los mejores momentos para hacerlo son a la mañana temprano o al atardecer.

x Evitá mojar las flores, porque las gotas de agua más el efecto del sol que funciona como lupa podrían quemarlas.

x Siempre es conveniente regar la base de las plantas para que el agua penetre mejor en la tierra.

xPodés colocar corteza de pino sobre la tierra, eso permite mantener húmeda la tierra.

x Si te vas a ausentar varios días de tu casa y no tenés a nadie que pueda regarte las plantas, un truco es el método del cordón: colocá alrededor de la planta varias botellas de plástico llenas de agua, y dentro de cada uno un cordón de algodón de tal manera que toque el agua pero que el otro extremo caiga sobre la tierra. De esta manera, a través del cordón de algodón, le llegará agua a la maceta.

Redacción Para Ti. Foto: 123RF