“Yo creo que la vida muchas veces te lleva a encontrarte con personas que no esperabas conocer. De hecho, es exactamente lo que a mí me pasó con Miguel”
“Yo creo que la vida muchas veces te lleva a encontrarte con personas que no esperabas conocer. De hecho, es exactamente lo que a mí me pasó con Miguel”

Paula Cancio nació en Madrid hace 33 años, es actriz, psicóloga y, desde 2015, vive en la Argentina, pero confiesa que aún no ha tenido la oportunidad de recorrer nuestro país como le gustaría.

"Existe el proyecto de llevar Doble o nada –N. de la R.: la obra de teatro que protagonizó junto a su pareja, el actor Miguel Ángel Sola (67), hasta fines de octubre– de gira y ahí me sacaré el gusto de conocer todas las ciudades de vuestro país que tengo pendientes", confiesa la actriz que este año formó parte del elenco de El marginal y 100 días para enamorarse.

-Este año actuaste en televisión, teatro y cine… Supongo que cuando llegue la hora de hacer tu balance del 2018 será más que positivo.

-Positivo no, ¡óptimo! Además, el 29 de noviembre se estrena Eso que nos enamora, una comedia romántica que protagonizo junto a Benjamín Rojas (33) y estoy muy emocionada porque es un film que hicimos a pulmón. A veces uno dice: "bueno, es una peli de bajo presupuesto, tuvimos que remarla mucho" y en este caso te aseguro que el presupuesto que tenía el director, Federico Mordkowic, era la nada misma, de hecho el filmaba con cámara en mano y esa era la única cámara que teníamos. Pero a mí me gustó mucho la propuesta desde el día uno y estoy feliz con el resultado. Escuché que decías que era una película en la que ocurrían "sucesos inevitables"…

-¿Creés que eso suele ocurrir en la vida real?, ¿te pasó alguna vez?

-Sí, claro. Yo creo que la vida muchas veces te lleva a encontrarte con personas que no esperabas conocer. De hecho, es exactamente lo que a mí me pasó con Miguel. Yo bromeo mucho con una palabra muy rara que es serendipia, pero considero que es exactamente lo que me ocurrió con él: Miguel fue para mí un hallazgo muy afortunado, valioso e inesperado que se produjo de forma casual o por el destino cuando no lo estaba buscando.

-¿Es verdad que el romance entre ustedes comenzó por mail?

-Sí, claro, se podría decir que lo nuestro comenzó como una relación epistolar. Un amigo mío me invitó a ver a Miguel al teatro y luego, cuando terminó la obra, lo fuimos a saludar al camarín. Esa misma noche Miguel le pidió mi mail a este amigo y me escribió. Imaginate que para mí fue un shock recibir su mensaje, no lo esperaba.

“Nunca me planteé su edad como un impedimiento para amarlo. Ese es un simple dato anecdótico. Yo me enamoré de él con su personalidad, su estructura familiar, su estilo de vida”.
“Nunca me planteé su edad como un impedimiento para amarlo. Ese es un simple dato anecdótico. Yo me enamoré de él con su personalidad, su estructura familiar, su estilo de vida”.

-¿Con qué excusa te escribió?

-Pues con ninguna, fue directo al grano: "Hola Paula, quiero conocerte porque me gustaste". Nada de sutilezas. (Se ríe).

-Tenía un objetivo muy claro, ¿le contestaste de inmediato?

-¡No, que va! ¡Tardé muchísimo en responderle! Pero no porque él no me gustara, ¿eh? Vamos, es que me sentí como muy halagada y pensé: "es Miguel Ángel Solá, debo escribirle a su altura, con un mail que lo impacte y lo cautive por completo". Estuve horas pensando cada palabra para sonar interesante, inteligente… Y cuando le respondí, su respuesta me bajó rápido a la realidad porque fue: "Dejémonos de formalidades y hablemos como si nos conociéramos de siempre". Creo que notó de inmediato que yo la estaba careteando (suelta una carcajada).

-¿Y tardaron mucho en tener su primera cita?

-Fui yo la que terminé apurando el trámite porque veníamos mail va, mail viene y un día le dije: "Bueno, hombre, creo que deberíamos charlar este tema en persona". Y desde ese día algo mágico pasó entre nosotros y ya nunca más pudimos separarnos.

-Miguel Ángel tiene 34 años más que vos, ¿eso no te generaba dudas ni prejuicios?

-Nada de nada. Nunca me planteé su edad como un impedimiento para amarlo. Ese es un simple dato anecdótico. Yo me enamoré de él con su personalidad, su estructura familiar, su estilo de vida. Me enamoré de Miguel como persona. Es que esa es mi manera de pensar la vida, en general: yo me enamoro de la persona, más allá de su condición. Llegado el caso, creo que hasta podría enamorarme de una mujer.

“La experiencia de grabar en la cárcel de Caseros para El Marginal será inolvidable para mí: ese ambiente opresivo se siente en cada rincón y sales con una angustia infinita que te lastima el pecho”
“La experiencia de grabar en la cárcel de Caseros para El Marginal será inolvidable para mí: ese ambiente opresivo se siente en cada rincón y sales con una angustia infinita que te lastima el pecho”

-¿Ya habías estado en pareja con alguien mucho mayor que vos?

-Sí, había estado con un hombre más grande, pero nunca con alguien que me llevara tantos años.

-¿Y por qué tomaron la decisión de venir a vivir a la Argentina?

-Bueno, nos llegó la propuesta de hacer La leona –N. de la R.: la tira que protagonizaron Nancy Dupláa y Pablo Echarri en el 2016– a ambos y nos entusiasmó la idea. Yo sentí que era un momento en que a Miguel, anímicamente, le vendría muy bien estar en su país, así que en pocas semanas armamos nuestras maletas y nos vinimos a la Argentina por seis meses. Ese era el plan inicial. Pero cuando estábamos grabando la tira nos llegó el proyecto de hacer en teatro Doble o nada y decidimos quedarnos.

-En La leona eras la amante de Miguel Ángel… ¿Te sentías cómoda en ese rol?

-Es un rol al que estoy acostumbrada porque me lo han pedido mucho a lo largo de estos años: ser la chica sexy del programa. Así que lo tengo como muy incorporado, no me cuesta nada. En cuanto a trabajar con Miguel, para mí siempre es muy placentero, es parte de nuestra rutina porque hemos hecho televisión y teatro juntos, así que lo tomamos con total naturalidad.

Una imagen del Instagram personal de Paula junto a Miguel Ángel y la pequeña Adriana
Una imagen del Instagram personal de Paula junto a Miguel Ángel y la pequeña Adriana

-Este año participaste de dos ficciones muy exitosas: El marginal y 100 días para enamorarse, con dos personajes muy diferentes, ¿qué rescatás de cada uno de ellos?

-Bueno, la experiencia de grabar en la cárcel de Caseros será inolvidable para mí: ese ambiente opresivo se siente en cada rincón y sales con una angustia infinita que te lastima el pecho. En el caso de 100 años para enamorarse tuve que interpretar a Clara, una astróloga que llega para enamorar a Diego (Luciano Castro). Puedo asegurarte que de esa tira me llevo muchos insultos de las fans de la pareja de Antonia (Nancy Dupláa) y Diego (se ríe).

-¿En serio te insultaban en la calle o en las redes?

-Especialmente en las redes, ¡me odiaban por interponerme entre ellos! Y claro, las entiendo: yo también espero que terminen juntos.

La obra Todo o nada que protagoniza junto a Miguel Ángel Solá ya planea iniciar una gira por el interior del país.
La obra Todo o nada que protagoniza junto a Miguel Ángel Solá ya planea iniciar una gira por el interior del país.

-Tuviste varias escenas de sexo con Luciano Castro, muchas también te habrán envidiado.

-(Suelta una carcajada) ¡Pero claro! ¡Muchísimas! ¿Y te cuento algo muy gracioso? Llegué el primer día de grabación y tenía diez escenas que filmar, pero ¿sabés cuál era la primera? ¡La que estábamos ambos desnudos en la cama! Así que Luciano –a quien había conocido hacía sólo una hora– me miró y me dijo: "¿vamos?" Y allí marché, a quitarme la ropa para meterme en la cama con él.

-¿Salió bien la escena o te pusiste nerviosa?

-Salió todo perfecto. Luciano es un hombre amoroso, cuidadoso y respetuoso: un caballero con todas las letras. Y algo que no todos saben: es divertidísimo.

-Tenés una hija (Adriana, de 5 años), ¿te gustaría volver a ser mamá?

-No, no está en nuestros planes tener más hijos. Adriana ya tiene a sus hermanas en España, a las que adora – N. de la R.: Cayetana y María, hijas de la anterior pareja de Miguel Ángel, la actriz Blanca Oteyza– y creo que con esta familia así conformada estamos todos muy felices.

Paula está por estrenar la película Eso que nos enamora, junto a Benjamín Roja
Paula está por estrenar la película Eso que nos enamora, junto a Benjamín Roja

-¿Cómo definirías a tu hija?

-Adriana es una niña empoderada. Creo que esa es la mejor forma de describirla. Tiene mucha personalidad.

-¿Y a Miguel lo considerás un hombre feminista?

-No sé si tanto como para decir que es feminista. Miguel es un hombre muy respetuoso de las mujeres, pero pertenece a la generación que considera que el hombre debe ser el cazador, el proveedor, el protector de la familia. Y yo lo entiendo perfecto, pero muchas veces, cuando evalúo un proyecto y él duda porque supondrá muchas horas fuera de casa para mí y se preocupa porque la niña me eche de menos, yo le explico: "ella lo entenderá y podremos arreglarnos perfecto".

-¿Y lo acepta bien? 

-Pero claro! Porque él trata de no coartar mi libertad de elección; sus dudas sólo tienen que ver con nuestra hija y su bienestar. Miguel es el mejor padre del mundo.

-¿Y a vos te genera culpa dejarla para ir a trabajar?

-No, nada. Porque yo amo mi trabajo, se lo transmito y sabe que el tiempo libre que tengo se lo dedico por entero a ella.

-¿Extrañás tu país, te gustaría volver?

-Extraño, claro, ¡especialmente el jamón de Jabugo! Pero ahora nos vamos a pasar las fiestas a Madrid con mi familia y eso me da mucha ilusión.

textos JULIANA FERRINI producción PAOLA REYES ANDAUR fotos MARCELLO MOLINARI

Maquilló y peinó: Kennys Palacios. Agradecemos a: Mancini y Saverio Di Ricci