Nicole Kidman, Jane Fonda y Cate Blanchett son algunas de las actrices que @georg.martin convirtió en maravillosas ilustraciones.
Nicole Kidman, Jane Fonda y Cate Blanchett son algunas de las actrices que @georg.martin convirtió en maravillosas ilustraciones.

La primera vez que Martín Georg (25) recibió un pedido de un famoso fue para Jane Fonda. Siendo argentino –nació en La Plata– lo más lógico habría sido que la China Suárez, Celeste Cid o Zaira Nara lo contactaran, pero no. Fue la estrella de Hollywood quien después de ver su ilustración vistiendo un diseño de Balmain le pidió a su asistente que se la consiguiera.

"Es increíble lo que logran las redes sociales: pensá que subiendo una foto y etiquetándolos, llegás a gente que en otro momento no hubieras alcanzado de ningún modo", dice el ilustrador.

Sarah Jessica Parker, Celine Dion, Karlie Kloss, Naomi Campbell, Vanessa Hudgens y Zendaya son algunas de las muchas celebrities internacionales que lo llamaron desde entonces para pedirle sus ilustraciones, agradecerle o felicitarlo por su trabajo.

Uno de los separadores que hizo para la revista Para Ti Colecciones.
Uno de los separadores que hizo para la revista Para Ti Colecciones.

Fanático de la moda y del Hollywood de los '50, su amor por el diseño y las alfombras rojas data de mucho antes que su carrera en la ilustración de moda, que tuvo un fuerte impulso después de un viaje a Los Angeles en 2017. "Todo comenzó con aquel viaje. Yo ya sabía que me encantaba la ilustración de moda y hacía algunas, pero no sabía cómo se podía trabajar de eso", cuenta Martín.

Otro de los separadores que hizo para la revista Para Ti Colecciones.
Otro de los separadores que hizo para la revista Para Ti Colecciones.

Hasta ese momento dibujaba, pero hacía más ilustración infantil, algo que había empezado cuando estudiaba Diseño en comunicación visual en la Universidad Nacional de La Plata. Conocer a un par de ilustradores dedicados a la moda y ver lo que ellos hacían para distintas marcas le sirvió para entender mejor adónde quería ir. La siguiente entrega de premios estaba haciendo su primera selección y poniéndolas a circular por Instagram (@georg.martin).

-¿Cómo elegís a quiénes dibujar en cada red carpet?

-Las elijo más por los diseños que usan que por los nombres. De cada premio o alfombra roja de fiesta sólo hago dos o tres ilustraciones en función de lo icónicos que me parezcan sus vestidos y looks.

Martín Georg dibuja en lápiz, luego suma color con acuarelas y finalmente traslada los diseños a digital y termina los detalles.
Martín Georg dibuja en lápiz, luego suma color con acuarelas y finalmente traslada los diseños a digital y termina los detalles.

-¿Siempre te interesó la moda?

-Sí, ¡siempre! Toda la vida fui fanático de esos programas de E! Entertainment en los que Johanne Rivers se sentaba en un living a criticar los looks de las famosas. Creo que también tiene que ver con que yo soy muy fan del Hollywood de los años '50, con esas actrices como Grace Kelly o Audrey Hepburn. Hoy, en tiempos donde la moda tiende más a enfocarse en la ropa de todos los días, las red carpets son el único lugar en el que todavía vemos esos vestidos y diseños increíbles que te hacen recordar aquella época dorada. Ahí fue que se me ocurrió que un buen modo de empezar era elegir looks, subirlos a las redes y etiquetar a las actrices y sus diseñadores.

-¿Vos venías de trabajar en ilustración infantil?

-Sí, mis primeros trabajos fueron para chicos, cuando todavía estaba en la facultad. A mí los dibujos y la animación me encantan: soy muy fan de Disney y de los primeros dibujos animados que se hacían a mano. Cuando estaba estudiando había unos convenios y empecé a hacer eso. De hecho, cuando fui a Los Angeles iba a hacer un curso de animación e ir a varios estudios, pero estando allá empecé a trabajar en lo que ahora hago: mi primer cliente fue una marca de perfumes artesanales.

El primer contacto fue el día que subí el dibujo de Jane Fonda en el vestido de Balmain que usó para los Oscar. Me llegó un mail en el que decía que había visto mi dibujo y le había encantado, si podía mandárselo”.
El primer contacto fue el día que subí el dibujo de Jane Fonda en el vestido de Balmain que usó para los Oscar. Me llegó un mail en el que decía que había visto mi dibujo y le había encantado, si podía mandárselo”.

-¿Cómo te empezaron a contactar las celebrities a las que dibujás?

-El primer contacto fue el día que subí el dibujo de Jane Fonda en el vestido de Balmain que usó para los Oscar. Me llegó un mail en el que decía que había visto mi dibujo y le había encantado, si podía mandárselo. ¡Yo no lo podía creer! Obvio que se lo mandé sin cobrarle nada. Uno no se imagina que van a verlo siquiera, pero de ahí en más me pasó con un montón de famosas. En general el contacto es por Instagram o por mail, hay veces que me piden los dibujos y otras que me los agradecen en las redes y los postean en las suyas. Naomi Campbell, ponele, siempre me escribe y me comenta las fotos. Yo jodo con que somos re amigos porque es un amor ella.

¡Sos muy chico para todo lo que te pasó!

-Sí, pero fue un boom que se dio gracias a las redes sociales, que de un minuto a otro te ponen en el ojo de todo el mundo.

El artista con sus obras enmarcadas.
El artista con sus obras enmarcadas.

-¿Las actrices argentinas también te contactan?

-Es raro porque uno se imaginaría que es más difícil contactarse con actrices de Hollywood que con las nacionales, pero no. Lo que yo veo es que acá tenés mil intermediarios, marcas y gente entre medio, y allá no. De las celebritries que hice acá no hay ninguna a la que conozca o con la que tenga contacto. Sí me han regrammeado o comentado algunas como Luz Cipriota, la China Suárez o Celeste Cid. Igualmente, tampoco es que yo pretenda tener una gran relación, pero sí me gustaría hacerles llegar los cuadros porque me parece mucho más lindo que verlos en Instagram.

Texto: Lucía Benegas (lbenegas@atlantida.com.ar) Fotos: Axel Indik/ Revista Para Ti