Julieta Novarro y Mey Scápola: "Nos hicimos amigas trabajando juntas"

Se conocieron hace un año, cuando el proyecto del Microteatro recién arrancaba. Exigentes, comprometidas y apasionadas, ambas aseguran que la convivencia laboral es tan fluida que les permite disfrutar a pleno de su amistad
“Fuimos conociéndonos y descubrimos que tenemos un gusto muy parecido, una mirada similar. Así nació nuestra amistad” -Mey Scápola-

Están de festejo. Este mes el Microteatro (que en un mismo lugar propone 18 obras de 15 minutos que se desarrollan en simultáneo) cumple un año y sus fundadoras, Julieta Novarro (39) y Mey Scápola (43) celebran el mismo tiempo de amistad.

"Nunca imaginé que íbamos a tener tanto éxito. Pablo Bossi (55), mi socio, y yo empezamos a trabajar varios meses antes de inaugurar porque no fue simple encontrar la casa adecuada para instalarnos. Pero una vez que la tuvimos, nos enfocamos en formar un buen equipo y ahí entró Mey", cuenta Julieta sobre el inicio del emprendimiento que las convirtió en amigas y socias.

¿Ustedes eran amigas antes de empezar a trabajar juntas?

-Julieta: No, para nada: la amistad entre nosotras nació a partir de la convivencia laboral. Cuando Mey se sumó al equipo empezamos a enviarnos mensajes de WhatsApp y noté que ella tenía mucha curiosidad por todo lo que hacíamos, que no se limitaba a preguntar por lo suyo –su trabajo de directora– y cuando arrancó como curadora todo se intensificó, los mensajes eran a cualquier hora y ahí dije "¡epa!, esta chica es tan obse como yo" (Se ríe). Así que nos hicimos amigas trabajando.

“La amistad entre nosotras nació a partir de la convivencia laboral”

 -Supongo que este trabajo muchas veces es nocturno y las dos tienen hijos chiquitos, Julieta tiene a Lola (9) y Bruno (6) y vos, Mey, a León (4), ¿cómo se organizan con los chicos? ¿Los padres colaboran?

-M: Yo me separé hace dos años –N. de la R.: de Mariano Castro, periodista y hermano de Juan Castro–, así que tengo organizado que León duerma con su papá todos los miércoles porque es el día en que se estrenan las obras y me gusta estar en el Microteatro, pasar a ver a los actores antes del debut, saludarlos, preguntarles si necesitan algo.

Mey con su hijo León (4).

-Mey, vos además estás grabando Simona y eso debe implicar muchas horas de grabación.

-M: Sí, arranco muy temprano. Por eso, si a la noche vengo al Microteatro, paso sí o sí a la tarde a merendar con León para verlo un rato. Es increíble cómo tenemos que lidiar las mujeres con esta culpa de no estar en casa a la noche. Seguramente si el Microteatro estuviera dirigido por hombres a ellos no les hubiera preguntado cómo se organizan con los chicos porque daría por sentado que quedan a cargo de sus mamás.

J: Es así, tal cual. Yo estoy casada desde hace 10 años –N. de la R.: con Mariano Jinkis, empresario– y mi marido es el que se queda con los chicos a la noche. Pero es como dice Mey: si alguna tiene que llegar más tarde porque quiere pasar un rato con sus hijos, la otra lo entiende y acepta sin ningún problema.

Mey Scápola.

-¿Entonces tienen apoyo total de marido y exmarido?

-M: Yo me apoyo sola y mejor dejémoslo ahí.

-J: El mío es muy colaborador, le pone el hombro a este proyecto. Al principio, tal vez, miraba como un poco de afuera, pero ahora se involucra cada vez más y a mí me encanta.

-Vi que tu mamá (Cristina Alessandro) está en la boletería (en Serrano 1139), Julieta. ¡Sólo falta que sumes a Chico Novarro (83)!

J: (Suelta una carcajada) ¡Y no lo descarto! Papá viene muy seguido, se acoda en la barra a tomarse sus traguitos y más ahora que mi mamá se ocupa de la boletería. Ella sabe mucho de este rubro porque fue la dueña del teatro Picadilly y, desde que volvió a trabajar, la noto cambiada: rejuveneció diez años mínimo.

Con su mamá, Mercedes Morán.

-¿Tu mamá, Mey –Mercedes Morán–, también suele venir?

-M: Sí, claro, viene siempre y mis hermanas también. Cuando podemos nos juntamos todas acá: es nuestro lugar de encuentro.

-J: El otro día nos reíamos con Mey porque disfrutamos de un evento único que jamás pensamos que podía ocurrir: fuimos juntas, y con nuestros padres, al estreno de El amor menos pensado, la película que protagoniza Mercedes (61, Morán) y en la que mi papá hace una pequeña participación.

Julieta con su papá, Chico Novarro.

-¿Y se ven afuera del Microteatro o todos sus encuentros transcurren aquí?

-M: ¡Nos encanta vernos afuera y nos exigimos hablar de otros temas! Pero igual, y no quiero que suene a promoción, el Microteatro tiene algo especial, un clima amigable que hace que vengas y no te quieras ir! Eso hace que muchos amigos nos digan "paso y comemos algo ahí".

Con sus hijos Lola (9) y Bruno (6) en una fotografía tomada por Gonzalo Romero.

-¿Y ustedes cuando están acá tienen tiempo para charlar con ellos o van y vienen sin parar?

-J: Y, algunos se nos quejan de eso. Nos dicen "El sábado voy al Microteatro… ¡Bah! Igual seguro que vas a estar a mil y no vamos a poder charlar tranquilos". Y tienen razón, ¡pero vienen igual! Así que tan mal no la pasan (se ríe).

-M: Mirá, a mí me pasa algo muy especial: yo soy una persona que no va a ningún lado sola. ¿Viste que hay mujeres que aman viajar solas y hasta pueden ir muy tranquilas a tomar un trago o a bailar sin compañía? Bueno, yo soy lo opuesto: me deprime mal cualquiera de esos planes. Al único lugar que vengo sola y feliz es acá.

-J: ¡Es porque te sentís como en tu casa! Nosotras hablamos mucho con Mey de que hemos pasado cosas muy duras en nuestras vidas y logramos salir adelante. Es más, te diría que ese sufrimiento nos ha hermanado. Por eso nos une un lema: "Lo que no te mata, te fortalece".

Agradecemos a: Carolina Marafioti, Adrián Brown y Cher. Maquilló: Dúo Studio make up.

Textos: Juliana Ferrini. Fotos: Maia Croizet

Últimas noticias

Mas Noticias