A punto de embarcarse en su nuevo desafío laboral que lanzó a la fama a Mirtha Legrand: Los martes, orquídeas, Cande Vetrano habla de todo
A punto de embarcarse en su nuevo desafío laboral que lanzó a la fama a Mirtha Legrand: Los martes, orquídeas, Cande Vetrano habla de todo

Candela Vetrano (26) comenzó su carrera como actriz a los 11 años en Rincón de luz y siguió en el team de Cris Morena durante 7 años más con Chiquititas, Floricienta y Casi ángeles. Y aunque hasta hace poco la seguían convocando para tiras adolescentes, hoy la actriz elige salir de su zona de confort y aceptar nuevos proyectos.

-Estás a punto de debutar en teatro con la historia que lanzó a la fama a Mirtha Legrand: Los martes, orquídeas. Y, como si esto fuera poco, vas a interpretar a Elenita, el personaje que encarnó ella, ¿cómo vivís este desafío?

¡Muy feliz! Siento que Elenita tiene mucho que ver conmigo porque es una chica soñadora, romántica, que vive como en una nube de fantasía y yo también tengo algo de todo eso. Nuestra versión, igual, tiene sus matices porque no es una película, es una obra de teatro y eso, claro, hace que el lenguaje sea diferente. Pero la historia es la misma.

-¿Tenés miedo de que te comparen con Mirtha?

-Sé que va a pasar, lo tengo clarísimo. Es inevitable que me comparen con ella y no me molesta. Creo que mi Elenita será distinta –Mirtha tenía 14 años cuando hizo ese papel y yo tengo 26– porque tendrá mi impronta. ¡Ojalá les guste!

-¿Te gustaría que Mirtha vaya a verte al teatro?

-¡Me encantaría! ¡Sería un privilegio! Es más, deseo mucho escuchar su devolución sobre la obra, así que será nuestra invitada de honor al estreno.

Cande Vetrano caracterizada como Mirtha en la película Los martes, orquideas
Cande Vetrano caracterizada como Mirtha en la película Los martes, orquideas

-Supongo que viste la película.

-¡Obvio! A mí la propuesta me llegó cuando estaba en Londres, a punto de regresar a Buenos Aires, después de tres meses de estar estudiando allá. Me escribió el productor para avisarme que estaban empezando a audicionar para los personajes y lo primero que hice fue ir a una feria vintage a comprarme un vestidito de los años '40 y luego vi la película. Esa misma noche viajé a Buenos Aires, llegué a las 8 y a las 15 estaba en la audición… Imaginate: reeee pasada de energía, pero muy enfocada. Por suerte, al otro día me confirmaron que había sido elegida.

-Decís que tenés mucho de Elenita, pero ella es súper tímida y a vos se te ve muy extrovertida.

-No creas que tanto. Me fui poniendo tímida con el tiempo. De chiquita, antes de empezar a actuar, era muy histriónica y súper desenvuelta pero después, cuando comencé a trabajar en tevé y a hacerme conocida, paradójicamente, fui bajando el perfil. Ahora no me definiría como extrovertida.

-¿Tenés pensado hacer televisión este año?

-Por ahora no. El año pasado hice Cuéntame cómo pasó y fue genial, pero este año estoy a full con el teatro: el miércoles 2 de mayo estrené Ramona en el Microteatro, que es una experiencia lindísima pero intensa porque hacemos cuatro funciones por noche. Cuando termina Ramona, debutamos con Los martes, orquídeas.

-¿Qué fuiste a estudiar a Londres?

-Teatro. Elegí hacerlo en Londres porque es una ciudad que me fascina, la conocí por trabajo y siempre tuve ganas de vivir un tiempo allí, así que el año pasado apliqué para una escuela de arte dramático y entré. Me fui en enero y me instalé hasta marzo y fue alucinante. Además, aproveché para conocer Cambridge y después viajé a Amsterdam y Madrid.

 

-En tu Instagram hay muchas fotos de viajes, se nota que es una de tus actividades favoritas.

-Siento que viajando es cuando más plena estoy. Es el momento en que me descubro súper creativa y abierta a aprender. No sé, ¿viste cuando la gente dice que viajar te abre la cabeza y uno lo siente medio a frase hecha? Bueno, es una gran verdad.

-¿Vivís sola o con tu novio (Andrés Gil, 28, actor)?

-Vivo sola, Andrés tiene su casa y vamos y venimos de una a otra. Pero está bueno eso de tener el espacio propio. A mí, al menos, me hace muy bien. Porque además mi casa es como un gran laboratorio en el que tengo un piano, una guitarra, un atril para pintar. A lo mejor si viviera con él tendría que guardar algunas cosas (se ríe).

-¿Disfrutás de estar en tu casa o sos de las que van sólo a dormir?

-Amo estar en casa pero, últimamente, estoy poco porque tengo mucho trabajo y no paro en todo el día. Si tuviera más tiempo libre lo dedicaría a cocinar, por ejemplo, que es una actividad que me gusta. Invitaría amigos a comer un buen risotto o unas ricas pastas, que son mis especialidades. El tema es que cocinar apurada es malísimo, las cosas no salen bien.

-Hablando de comida, ¿te cuidás mucho o sos de las afortunadas que comen de todo y nunca suben de peso?

-Soy de esas afortunadas de las que hablás: puedo comer lo que quiero y no engordo. Lo digo con un poco de culpa, ¿eh? (se ríe). Ojo, te aclaro, a mí me gusta la comida sana. No es que vivo a hamburguesas y papas fritas todo el día. ¡Tampoco la pavada!

-Con Andrés tuvieron una relación a distancia durante casi un año, él vivía en Italia y vos en Buenos Aires. ¿Fue difícil de sobrellevar?

-No, cero. Fue divino. Bueno, no sé: a nosotros nos funcionó. Lo mío con Andrés fue un amor medio de película: yo viajé a Roma tres días por trabajo, lo conocí y nos súper enganchamos. Onda flechazo total. ¡Pero tenía que volver a la Argentina! Por suerte, él venía de visita por un mes, así que pudimos conocernos mejor acá. Pasado ese mes volvió a Italia, así que el resto del tiempo fuimos y vinimos los dos hasta que él se instaló en la Argentina definitivamente.

-¿Te gustaría ser mamá algún día?

-¡Obvio! No ahora, pero tampoco en veinte años porque me gustaría ser una mamá joven. ¿Sabés cuál es el único problema? Que tengo una mamá muy genial, una mamá 10 puntos, entonces pienso, ¿cómo voy a lograr ser como ella? Pero bueno, llegado el momento no me quedará otro remedio que intentar seguir su ejemplo y que me salga de la mejor manera posible.

-Comenzaste tu carrera con Lali Espósito, ¿siguen siendo amigas?

-Sí, ¡súper! No sólo con ella, también con Manu Viale, Mery del Cerro, Olivia Viggiano y Katja Martínez. Siempre que podemos armamos alguna reunión y nos juntamos. Soy súper amiguera. El tema es que a veces encontrar día y horario no es fácil, ¡por suerte todas estamos con mucho trabajo!
-Lali se pronunció hace poco a favor de la despenalización del aborto, ¿vos tenés una posición tomada sobre el tema?

Sí. Es un tema súper delicado, así que leí bastante antes de opinar públicamente y hoy puedo decir que estoy a favor de la despenalización del aborto. Creo, básicamente, que las mujeres tenemos que poder decidir sobre nuestro cuerpo.

Textos: Juliana Ferrini. Producción: Julieta Cuevas. Fotos: Maxi Didari/ Gentileza: Fuentes2Fernández

Peinó: Juan Manuel Cativa para Mala peluquería. Maquilló: Luli de la Vega para de la Vega make up con productos Revlon. Agradecemos a: Las Nereidas, Complot, AY Not Dead, Aldo para Grimoldi, Mila Kartei, adidas, Las Pepas y Casa Sur.