Greta Gerwig, la nueva cara del poder femenino en Hollywood.
Greta Gerwig, la nueva cara del poder femenino en Hollywood.

Y los nominados (hombres) son… Así presentó Natalie Portman el Globo de Oro a Mejor Dirección hace unas semanas. Pero ya llegan los Oscar y las cosas cambiaron. ¿La razón? Su nombre es Greta Gerwig, tiene 34 años y su film Lady Bird arrasa en alabanzas.

Ninguneada en los Globos de Oro, Gerwig acaba de ser nominada al Oscar por Mejor Dirección. Se convierte así en la quinta mujer en la historia de los premios en lograrlo. Solo otras cuatro colegas tuvieron ese reconocimiento: Lina Wertmüller (por Siete bellezas), Jane Campion (El piano), Sofia Coppola (Perdidos en Tokio) y Kathryn Bigelow (Vivir al límite, la única ganadora) forman parte de esta lista. Lady Bird no es su debut como directora (codirigió en Nights and Weekends junto a Joe Swanberg), pero sí es su ópera prima, su primer trabajo en solitario. Y no es un boom ni de un golpe de suerte. Greta lleva una década labrando una carrera en Hollywood.

Frances Ha, película que protagonizó y coescribió, la consagró como ícono de actriz indie y diferente
Frances Ha, película que protagonizó y coescribió, la consagró como ícono de actriz indie y diferente
Con Natalie Portman en Jackie. Interpretó a la asistente de la Primera Dama.
Con Natalie Portman en Jackie. Interpretó a la asistente de la Primera Dama.

Tiene obras en su haber como Hannah Takes the Stairs, Mistress America, Maggie´s Plan o Frances Ha (cuyo guión escribió) y, si prestás atención, seguro la ubicás como actriz en Arturo, Millonario Irresistible, con Helen Mirren; Sin compromiso, con Natalie Portman y Ashton Kutcher; Lola Versus; A Roma con Amor de Woody Allen o en Jackie, donde volvió a trabajar junto a Portman interpretando a la asistente de Jacqueline Kennedy. "Siento que trabajar como actor es un entrenamiento muy bueno para dirigir –declaró Greta en pleno New York Film Festival–. La mayoría de los directores sólo están en sus propios escenarios. En realidad, no saben cómo lo hace nadie más. Yo he estado en muchos sets, he visto muchas formas diferentes de trabajar y muchas formas diferentes de relacionarse con los actores y el equipo técnico. He visto lo que funciona y lo que no".

“Muchas mujeres esperan el permiso. Esperan que alguien diga ‘es el momento’ y ‘adelante’. ¡Nadie lo hará nunca! Así que ocupa espacio, pon tu nombre en una película”.
“Muchas mujeres esperan el permiso. Esperan que alguien diga ‘es el momento’ y ‘adelante’. ¡Nadie lo hará nunca! Así que ocupa espacio, pon tu nombre en una película”.

La blonda directora, guionista (Lady Bird es obra 100% suya) y actriz multitasking aseguró "hoy mi mayor alegría es trabajar con actores y verlos dar vida a estas cosas que he puesto en el papel, que están esencialmente muertas hasta que ellos traen su espíritu y su arte. Los adoro y creo que ellos lo saben. Y tengo mucha empatía por lo que les pido, porque he estado allí. Y sé que es difícil. Así que trato de ponerle sensibilidad". Así eligió a la joven Saoirse Ronan para darle vida a su historia sobre una joven que intenta salir de los suburbios y encaminar su vida. Un guion que le llevó dos años de trabajo. Al terminar de escribir, Greta lo pensó: "'Conozco a muchos grandes directores, podría darles el guion y listo'. Pero sabía que si yo no la dirigía, me arrepentiría por el resto de mi vida. Aunque mi película no fuera la mejor, ¡tenía que hacerla!". Así, Lady Bird se llevó el Globo de Oro a Mejor Película en Musical o Comedia bajo su dirección; Ronan se llevó la estatuilla a Mejor Actriz; Laurie Metcalf su nominación a actriz secundaria y la misma Greta una por su guion.

Fresca y con un toque de extravagancia.
Fresca y con un toque de extravagancia.

CLAROSCUROS DE UNA ESTRELLA. En tiempos de Time's Up! (donde Hollywood mira detenidamente que haya igualdad a nivel laboral y lucha contra los abusos) Greta Gerwig y su trabajo se convierten en aire fresco. Su nominación la puso en la mira de millones de mujeres que esperan un cambio. "No sientas que nadie te va a dar permiso para hacer nada, creo que muchas mujeres esperan el permiso. Esperan que alguien diga 'es el momento' y 'adelante'. ¡Y nadie lo hará nunca! Simplemente nunca sucede", declaró Greta. Y aconsejó: "Ocupa espacio. Pon tu nombre en una película. Hazlo en cada crédito". En una entrevista a Script compartió cómo ella se encargó de sumar cada trabajo en su CV. "Me formé en muchas áreas. He tenido la suerte de trabajar como actriz con directores maravillosos, pero también coescribí y codirigí y me vestí y maquillé, fui asistente de producción, básicamente todo lo que puedes hacer en un set de filmación. Aunque éste es mi primer proyecto como guionista y directora, también es una acumulación de todo lo que aprendí en los últimos diez años". Hoy que mira al Oscar de reojo, Greta no olvida el pasado. Y si, como muchos en la industria, su sueño durante muchos años fue trabajar con Woody Allen, las cosas están cambiando.

A Greta Gerwig la red carpet no le quita el sueño, pero ya es una celebrity de Hollywood.
A Greta Gerwig la red carpet no le quita el sueño, pero ya es una celebrity de Hollywood.

La actriz y directora habló sobre las acusaciones de abuso que pesan contra el director (ya presentes en 2012 cuando trabajaron juntos) y se mostró arrepentida: "He llegado a la conclusión de que si hubiera sabido lo que sé ahora, no habría actuado en la película", declaró en una entrevista con The New York Times. Los dos artículos de Dylan Farrow –hija adoptiva de Allen, que lo denuncia por abuso sexual– me hicieron dar cuenta de que aumentaba el dolor de otra mujer y me sentí desconsolada por ese hecho". Greta aseguró que creció con sus películas, "que me instruyeron como artista, y eso es un hecho que no puedo cambiar ahora, pero sí puedo tomar decisiones diferentes de aquí en adelante". En la gala Nº 1 de Hollywood –el 4 de marzo próximo– la esperan pesos pesados como Guillermo del Toro (nominado por La forma del agua, la gran favorita), Christopher Nolan (Dunkerque), Paul Thomas Anderson (El hilo invisible) y Jordan Peele (Déjame salir). "El coraje no crece de la noche a la mañana. Puede ser un proceso largo. Ahora siento que esa primera montaña es probablemente la más difícil, pero definitivamente debe cruzarse". Greta ya ganó.

Textos PAULA IKEDA (pikeda@atlantida.com.ar) Fotos: FOTONOTICIAS/ A. ATLÁNTIDA

LEA MÁS: