Camila Cavallo: "Voy a darle la teta a Alma hasta los dos años"

Con Alma de un año en brazos, la mujer de Mariano Martinez habla del famoso colecho, la metodología Montessori y la lactancia hasta los dos años de vida.
Hermosas Camila Cavallo y su hijita Alma en plena sesión de fotos. Foto: Maxi Didari.

La llegada de un hijo revoluciona la vida de los papás y de la pareja, sobre todo en épocas de colecho. De eso también hablamos con Camila Cavallo, protagonista de la tapa del último número de PARA TI MAMÁ junto a su Alma, la hija que tiene con su pareja, Mariano Martínez.

–Alma acaba de cumplir un año… ¿qué análisis hacés de estos doce meses como mamá primeriza?
–Siendo mamá aprendés constantemente cosas nuevas y en el camino te vas haciendo. No hay un libro, cada hijo es diferente, cada persona en su momento lo vive distinto, y yo personalmente como mamá lo viví con mucho placer y mucho disfrute. Se me hizo muy fácil por suerte. Alma es una bebé súper buena. Me acompaña, la llevo, se siente bien, es muy sociable, entonces a mí se me hizo muy fácil.

–¿Se te hace fácil también a la noche?

–Sí, es fácil a la noche. Cenamos, toma su teta y ya se duerme a upa mío. Después pasa a la cama, en medio de mamá y papá, jajaja.

–Aaaahhh, seguimos con el colecho…

–Seguimos con el colecho y, de hecho, fue todo un tema, porque antes de tenerla dije: "Yo no voy a hacer colecho".

–O sea que eras anticolecho y ahora sos procolecho.

–Nació y fue como natural, como que lo necesité. Tengo la cunita para colecho, la que va al lado de la cama y nunca la estrené. Ella siempre en el medio.

–Siempre en el medio… ¿y hasta cuándo?

–Mi idea era hasta el año y ya pasó, pero bueno (risas). Entre el año y los dos estaría bueno armarle su cuartito. Lo que pasa es que también me metí mucho con lo que es la metodología Montessori y me di cuenta de que armé un cuarto con cuna que no es lo ideal para un bebé, porque ponerle barrotes es coartarle su libertad en cierto punto. En Montessori se usa como un colchoncito, para que te pueda ir a buscar a tu pieza. Y prepararle un ambiente en el que no haya riesgos para el bebé.

-¿Cómo llegaste a Montessori?

–Estaba estudiando Profesorado de Nivel Inicial antes de quedar embarazada. Averiguando qué educación quería para mi hija, llegué a esto.

–¿Quieren llevarla a un Jardín con esa metodología también?

–Sí, ya hicimos un taller. Todavía no sabemos cuándo la vamos a mandar; íbamos a averiguar para salita de 2, pero a lo mejor la empezamos a adaptar este año. Cerquita de donde vivimos tenemos una escuela y está bueno porque tiene todo el mobiliario a su medida. El docente tiene un rol de observador que les presenta los elementos cuando los chicos los necesitan y ellos agarran los elementos que les son significativos y que les sirven para el aprendizaje. Esto dura desde que tienen 1 año hasta que tienen 5. El chico desarrolla las habilidades que quiere.

–¿Qué más considera la metodología Montessori?

–Que con el uso del chupete es como que no aprenden a frustrarse. Si cuando llora vos le metés un chupete, como que lo calmás todo el tiempo y no lo dejás pasar por la frustración, que es necesaria también para un chico, para la formación de su personalidad.

–¿Entonces no le das chupete?

–No, no. Igualmente ella lo agarró muy poquito y no se lo quise imponer yo. Si ella ya no lo agarró, ya está. Y después encima supe esto así que me puse contenta de no habérselo dado.

Súper sano

–¿Cuidás su alimentación de alguna manera en especial?

–Sí, trato de darle comida saludable. Uso mucho esto del finger food, de darle que pruebe distintas cosas, o con las frutas le pongo pedacitos de cada una y que ella elija y coma con la mano.

–Hay un método, el BLW, que aplica esa práctica.

–Yo no sabía, lo empecé a hacer naturalmente y después vi que me lo comentó una chica, lo googleé y vi que era un método. Lo hice sin saberlo.

–Además de eso le das la teta, ¿tenés pensado hasta cuándo?

–Cuando empezó a tomar teta me costó un montón, estuve como un mes con pezonera, me dolía, y una vez que la pude disfrutar, empecé a informarme más sobre el tema. Vi que la Organización Mundial de la Salud recomienda hasta los dos años y yo quiero eso. Quiero lo mejor para ella. Si es lo que se recomienda, es lo que quiero. Por ahora pienso hasta los dos, seguro. Nos sentimos muy cómodas las dos. Después veré.

Por Paula Labonia / Producción: Paula Germino / Fotos: Maxi Didari.

SEGUÍ LEYENDO

Últimas noticias

Mas Noticias