Embarazo bien cuidado: semana a semana cuáles son los controles a realizar

Una vez que confirmaste el embarazo, lo primero que tenés que hacer es pedir hora con un obstetra y empezar con la batería de análisis que te va a pedir, para empezar atender la gestación.
Una vez confirmado el embarazo, es hora de elegir obstetra y empezar con los controles médicos. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

Apenas tenemos un atraso, estamos ante la posibilidad de un embarazo. Lo primero que hay que hacer es ver al obstetra, que es el especialista en embarazo y el que va a ir controlando que el bebé vaya creciendo bien y la gestación llegue a término. Es tu persona de consulta permanente, quien te va a sacar toda duda que vaya surgiendo y quien define los pasos a dar (alimentación, estudios, medicación, vacunas, lugar y momento de internación).

Si hablamos de un embarazo sano, la visita al obstetra para control se realiza mensualmente hasta la semana 36. Desde la semana 37, ese control se hace semanalmente, hasta el parto. De todos modos, se puede concurrir a la consulta o comunicarse por teléfono con el especialista ante cualquier síntoma que nos genere una duda.

Análisis y estudios

En la consulta, el obstetra toma nota de la evolución clínica del embarazo: te toma la presión, te mide la panza, escucha el latido del corazón del bebé… Pero para saber cómo va creciendo, es fundamental realizar rutinas de laboratorio y estudios específicos, como las ecografías.

Son de rutina:

-Ecografía de la semana 7. Sirve para confirmar la edad gestacional. Es la que menor error tiene respecto a las fechas, por eso es la más fidedigna para confirmar o corroborar la fecha probable de parto.

-Traslucencia nucal. Es una sombra ecográfica altamente sugestiva de síndrome de Down, y se recomienda su realización en embarazadas mayores de 40 años entre las 11 a 13 semanas de gestación, ya que es una posibilidad cuya incidencia es directamente proporcional al aumento de la edad de la madre.

-Scan fetal. Se realiza rutinariamente entre las 22 a 28 semanas y permite diagnosticar malformaciones congénitas.

Ecocardiograma de la semana 30: Sirve para descartar malformaciones cardíacas fetales.

-Ecografía 3 o 4D de la semana 30. Son muy útiles porque brindan una gran contención psicológica al tener data actualizada sobre cómo está el bebé; ¡incluso ya se le ven los rasgos!

-La última ecografía se realiza en la semana 36. Le da al médico una idea del peso aproximado que tendrá el bebé al nacer.

Análisis de laboratorio

En cuanto a los análisis de laboratorio, las rutinas de sangre suelen ser 3, a razón de una por trimestre.

En el primer trimestre se solicitan hemograma, hepatograma, glucemia, orina completo, grupo y Rh, determinaciones para Chagas, sífilis, toxoplasmosis, Hepatitis B y C y un test de HIV, a fines de pesquisar estas patologías durante el embarazo para evitar la transmisión vertical al recién nacido.

En el segundo trimestre, glucemia pre y postprandial entre las 24 y las 28 semanas, con el fin de descartar diabetes gestacional. Como explica el Dr. Poli, "consiste en una extracción de sangre en ayuno, una ingesta de azúcar en una cantidad predeterminada, y otra extracción de sangre a las 2 horas para ver cómo el cuerpo `maneja´ la glucemia".

Agrega la Dra. Cora Eliseht: "El embarazo es una situación fisiológica de resistencia a la insulina, como consecuencia de numerosas hormonas secretadas por la placenta que, si bien son indispensables para el crecimiento, desarrollo y vitalidad fetales, provocan resistencia a la insulina y, por ende, la probabilidad de desarrollar una diabetes gestacional es mayor. Por eso se la pesquisa de rutina en ese lapso".

También se debe solicitar un urocultivo entre las 12 a 16 semanas de gestación, con el objetivo de pesquisar bacteriuria asintomática (presencia de bacterias en orina, pero que no desarrolla síntomas). Esto es muy importante, porque el 80% de las infecciones urinarias altas van precedidas de esta condición clínica.

En el tercer trimestre, además de actualizarse la rutina del primer trimestre (hemograma, glucemia, VDRL) se realiza sistemáticamente – acorde a la Ley Nacional 26.369- el cultivo de hisopado perianal y vulvar para Estreptococo beta-hemolítico del Grupo B (SGB) entre las 35 a 37 semanas de gestación.

"Este germen coloniza los sitios anatómicos anteriormente descriptos y, por lo tanto, no da síntomas. Por eso la pesquisa debe ser sistemática y debe suministrarse profilaxis antibiótica intraparto en caso de cultivos positivos para este germen, porque el pasaje del feto a través de un canal de parto contaminado con este germen puede provocar sepsis neonatal", afirma la Dra. Cora Eliseht,

-Lo último en diagnóstico prenatal es la búsqueda de ADN fetal en sangre materna, para realizar el diagnóstico de cromosomopatías y enfermedades de transmisión genética.

Es fundamental aclarar que todos estos exámenes que mencionamos carecen de riesgo para el bebé.

Por Florencia Romeo / Asesoraron: Dr. Guillermo Poli, ginecólogo y obstetra del Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento (IADT), M.N. 82.660 y Dra. Martha Cora Eliseht, ginecóloga y obstetra, encargada de la Sección Tracto Genital Inferior de la División Obstetricia del Hospital de Clínicas, M. N. 70.044.

SEGUÍ LEYENDO

Últimas noticias

Mas Noticias