Cómo prepara las ropa del bebé recién nacido.  (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)
Cómo prepara las ropa del bebé recién nacido.  (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

Cuando nace un bebé, una de las primeras cosas que podemos observar es que su piel es súper suave, fina y extremadamente sensible. "Por eso, para salir de la sala de partos, se lo viste con una batita y un gorro de algodón, un pañal y se los envuelve en una sábana de algodón y una manta polar, siempre de colores claros, porque los oscuros contienen anilinas, que pueden ser toxicas", cuenta la enfermera Nora Carril, y aclara que las mismas características deberá tener la ropita para ir de la clínica a casa.

Además, que es muy importante prestarle atención a la tela de la vestimenta: la ropa de algodón es la mejor elección, ya que absorbe la humedad y no produce irritaciones ni alergias, por eso es bueno evitar todas aquellas telas que en su composición contengan fibras sintéticas o lana. Y agrega que para el recién nacido lo ideal son aquellas prendas que sean de fácil postura, con broches de arriba hacia abajo, para no tener que sacárselas por la cabeza. "Los enteritos, por ejemplo, suelen tener broches en la entrepierna para cambiarles el pañal sin necesidad de desvestirlos", señala la asesora.

Lavar antes de usar

Es importante saber que antes de estrenar la ropita que le compramos, tenemos que lavarla, para eliminar restos de químicos de la fabricación, polvo o suciedad adquirida en los traslados, en los depósitos, e inclusive por el manoseo al haber estado colgada en una percha en el local donde se compró. ¿Cómo lo hacemos? La profesional nos recomienda antes que todo, no mezclarla con la nuestra, ya que el lavado debe hacerse con productos neutros, sin suavizante ni detergentes fuertes. "Una buena opción es el jabón blanco en pan", afirma. Es por esto, que el lavado a mano es la única y mejor opción. Otro consejos que nos da la asesora, es plancharla, para darle mayor suavidad, evitar los pliegues o arrugas que lo puedan incomodar, y principalmente para eliminar microorganismos.

Prestá atención

A veces compramos ropa para nuestro bebé que nos encanta y no nos damos cuenta de que puede dañar su piel. La especialista nos cuenta lo que debemos tener en cuenta:

*Acordate siempre de retirar las etiquetas de las prendas ya que pueden raspar al bebé.

*Evitá ropas que tengan cierres metálicos, apliques grandes o duros, elásticos muy finitos o ajustados, tiras o cordones que estén en contacto con la piel, ya que también podrían rasparla.

*Evitá los botones pequeños o aseguralos bien, para impedir que se los lleve a la boca del bebé.

*No le pongas prendas con brochecitos de níquel, ya que es un material que puede provocar alergias.

Por Paula Germino / Asesoró: Nora Carril, enfermera neonatal del Hospital Universitario Austral.

LEA MÁS: