No es fácil pero es posible desenchufarse y disfrutar de unas mini vacaciones cuando son pocos los días que nos podemos tomar para viajar.
No es fácil pero es posible desenchufarse y disfrutar de unas mini vacaciones cuando son pocos los días que nos podemos tomar para viajar.

Jueves, viernes, sábado y domingo… Un fin de semana XL ideal para tomarse unas merecidas vacaciones. Pero no son tantos días como para poder desenchufarse y relajar de manera fácil. Si sos de las que ya tiene las valijas preparadas y estás pronta a viajar, te pasamos unos tips para que puedas aprovechar estas mini vacaciones y disfrutarlas a pleno.

ORGANIZARSE PARA RELAJAR. Desde el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), elaboraron un informe sobre cómo encarar los viajes realizados durante los días feriados y cómo organizarse para lograr concebir el descanso necesario durante los fines de semana largos, a pesar del corto tiempo de desconexión.

La Licenciada Gabriela Martínez Castro, directora del CEETA (Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad) advierte que "es productivo hacer una escapada, a los fines del descanso, pero hay que tener cuidado con las expectativas: no vamos a lograr el descanso que logramos en vacaciones cuando se trata de pocos días".

Muchos son los que previendo los atascos de tráfico y los accidentes que se dan en la ruta en estos días, prefieren quedarse y disfrutar el fin de semana largo en casa. La realidad es que la ruta –si elegís irte estos días a la Costa Atlántica, por ejemplo- es un foco de estrés, tanto de ida como de vuelta.

Así y todo, Martínez Castro hace una aclaración al respecto: "Los preparativos y las congestiones vehiculares pueden ser graves causantes de estrés en una pequeña escapada. Aunque cierto descanso se va a lograr, por el cambio de ambiente, eso refresca la rutina".

Muchas personas se estresan desde el momento que empiezan a armar la valija.
Muchas personas se estresan desde el momento que empiezan a armar la valija.

¿ME QUEDO EN CASA O VIAJO? Según la especialista, la cantidad de días necesarios para poder concebir un buen descanso, "son al menos quince días. Ese es el tiempo ideal para lograr desconectarse: la primera semana aún se continúa con la inercia de la sensación de obligaciones y preocupaciones, y la segunda, se logra el verdadero descanso. Hay personas ansiosas o preocupadizas, que frente a las preparaciones previas, consideran más relajante quedarse en casa, lo cual de cierta forma, es verdadero".

El estrés que genera la previa –la organización del viaje y la preparación de los bolsos y valijas- muchas veces juega en contra. "La preocupación de no olvidar nada, y la anticipación mental de algún inconveniente/accidente durante el traslado o viaje nos estresa por anticipado", comenta Martínez Castro.

Otro inconveniente puede llegar a ser la cantidad de familiares o participantes del viaje: "cuando la escapada incluye familia numerosa (cinco o más personas), resulta más estresante por la cantidad de cosas a llevar, a no olvidar, y por la sensación de necesitar satisfacer a tantas personas a la vez, en un corto período de tiempo".

Disfrutar del tiempo libre en casa y en familia, es una opción válida para relajarse.
Disfrutar del tiempo libre en casa y en familia, es una opción válida para relajarse.

Estará en uno evaluar y poner en la balanza los pro y contra de salir de viaje en fines de semana como éste. Y si al final pesa más la decisión de quedarse en casa, tomarse el finde como si estuvieras de vacaciones y convertirte en una turista en tu ciudad. Esa es también otra manera de relajar y desconectar.

TIPS DE VIAJERA. La Licenciada Gabriela Martínez Castro ofrece una serie de recomendaciones para lograr desconectarse y aprovechar los viajes realizados durante estos cortos períodos de tiempo:

-Preparar las valijas con bastante anticipación, para lograr el descanso desde antes de salir de mini-vacaciones.

-Ser realista: pueden ocurrir cuestiones que hagan que no todo sea perfecto, no poseer buen tiempo, no cumplir con todas las actividades deseadas, no anticiparse negativamente a hechos por suceder, como accidentes, peleas, etc.

-Considerar que se dispone de pocos días, con lo cual, el descanso también será limitado.

-No viajar de noche, como prevención de tensión nerviosa y accidentes.

-Consumir pequeñas dosis de carbohidratos para disminuir la ansiedad de llegar, durante el viaje, que debiera ser parte del descanso.

Texto: Daniela Fajardo.

Fotos: 123RF

SEGUÍ LEYENDO: