Entre los objetivos de esta ciencia está el de potenciar la confianza de base y la independencia de los recién nacidos.
Entre los objetivos de esta ciencia está el de potenciar la confianza de base y la independencia de los recién nacidos.

Si bien en Francia, Holanda y Alemania existen obstetras, parteras, kinesiólogos y psicólogos formados en la ciencia de la haptonomía y hasta obras sociales que la incluyen dentro de sus prestaciones, en nuestro país sus alcances y beneficios casi no se conocen.

Por un lado, porque es un abordaje relativamente nuevo –no tiene más de sesenta años–, por otro, en Latinoamérica sólo cuatro haptoterapeutas están formadas y autorizadas para ejercerla: Vivian Hayd (kinesióloga) y las psicólogas Magdalena Cadot, Eugenia Camuña y Jaqui Zieler (quien además es directora de Creavida, la fundación referente en el país).

Sin embargo, hay tres libros publicados en español y la pediatra francesa Catherine Dolto, líder a nivel mundial, impartió por estos lares dos seminarios. Pero ¿de qué se trata este conjunto de teorías y prácticas creadas por un médico holandés (Frans Veldman) a mediados de 1920?

EL PRIMER ESLABÓN. Quienes la promueven la llaman la ciencia de la afectividad porque abarca todo el espectro de la vida (desde la concepción, e incluso antes, hasta la muerte) y se enfoca en la evolución de las cualidades afectivas humanas para potenciarlas y fortalecerlas.

La haptonomía perinatal (una de las especialidades más conocidas) se ocupa del acompañamiento del bebé quien, de a poco, se siente confirmado afectivamente en el vínculo con sus padres y a partir de eso edifica una seguridad que le permitirá contar con más recursos para llevar adelante su vida.

Se trata de ayudar a los padres y a sus hijos a construir ese vínculo tan delicado, complejo y único y que impacta, sin duda, en el desarrollo emocional futuro .(Istock)
Se trata de ayudar a los padres y a sus hijos a construir ese vínculo tan delicado, complejo y único y que impacta, sin duda, en el desarrollo emocional futuro .(Istock)

Por eso entre los objetivos de esta ciencia está el de potenciar la confianza de base y la independencia de los recién nacidos. Como explica Zieler, se trata de ayudar a los padres y a sus hijos a construir ese vínculo tan delicado, complejo y único y que impacta, sin duda, en el desarrollo emocional futuro.

El apoyo de los profesionales puede iniciarse antes de la gestación o desde el embarazo y continúa hasta que el chico empieza a caminar solo (señal de autonomía). En la dinámica concreta la haptonomía se apoya tanto en un tipo de contacto específico y personal como en la palabra, y tiene lugar en un ambiente activo y tierno.

"Se basa en lo sensorial y se aplica con creatividad en cada individuo y vínculo en particular. Tratamos de estar disponibles a los movimientos sutiles de la afectividad porque se sabe muy poco sobre el inicio de la vida y qué pasa mientras el bebé está en la panza de la mamá", esclarece Zieler, esquiva a dar recetas y ejercicios generales.

Así, cada encuentro o sesión intenta enfocarse en los deseos y necesidades de cada tríada: bebé, padre y madre. Si por algún motivo el varón no está presente, se le aconseja a la mujer que elija un acompañante de su entorno para que asista. Y en cada caso se organiza una entrevista previa en la que se fija la cantidad de sesiones y los costos. Se suelen sugerir un mínimo de siete reuniones que duran entre cuarenta y cinco minutos y una hora y cuarto.

Después del nacimiento los profesionales tratan de que el bebé redescubra los aprendizajes de su vida intrauterina, muy importantes para el sostén, el sentir y el desarrollo de su autonomía durante el primer año. Estas primeras sesiones postparto son, además, muy valiosas: el lazo que formen y enriquezcan en esta etapa inicial redunda en la calidad de una relación que seguirá desarrollándose a lo largo de la vida.

¿Dónde consultar?
La fundación Creavida es un espacio abierto y colectivo que, desde diferentes áreas, propone y articula actividades relacionadas con el primer año de vida y la haptonomía. www.fundacioncreavida.org.ar

Textos: MARA DERNI (mderni@atlantida.com.ar) Fotos LATINSTOCK

SEGUÍ LEYENDO: