Una casa de estructura racionalista con toques cálidos

De espacio definidos y a la vez integrados ,esta casa diseñada por el estudio Trivelloni y decorada por Maru Ibarra, logra un equilibrio perfecto.

En el living se combinan textiles naturales con algunos detalles más sofisticados: lino, piel y tejidos naturales conviven con terciopelo y mármol.

Un sillón de tussor con almohadones de lino, terciopelo y piel (todo de Maru Ibarra) se acompañó de un juego de mesas ratonas modelo Gervasoni de madera de petiribí y tapa de mármol (Maru Ibarra), una alfombra de corderito y cortinas de gasa de bambula. Sobre la mesa y de fondo, el verde que suma frescura.

Living. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

El living, el comedor y la cocina están integrados en una planta abierta. Sin embargo, la cocina tiene su comedor diario para desayunar y comer al paso resuelto en la isla central. Sencilla y bien lograda, es blanca y muy luminosa.

El diseño suma personalidad en los detalles como las lámparas tipo ferroviarias con tulipas de vidrio y cobre (Mister Luz) del comedor o las banquetas de hierro y cuero (Santo Deco).

Living, comedor y cocina integrados. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)
La pared de pizarrón es un detalle cálido y familiar y fue pintada por Juana Deheza. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

Una chaise longue diseñada por la interiorista, tapizada en tussor con almohadones de lino crudo, terciopelo y crochet y una manta de lana (Manos del Uruguay), da carácter al ambiente.

Chaise longue (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

En el comedor tiene una impronta más clásica con un vajillero antiguo heredado y actualizado con madera patinada que dialoga con la mesa. Las sillas y banquetas en las cabeceras en madera y cuero crudo son diseño de Ibarra. Muy en línea con la idea de la simpleza y calidez en el centro de mesa vive una suculenta.

Las lámparas son una réplica de las ferroviarias, con sus tulipas de vidrio. Se pueden conseguir originales en mercados de pulgas, o esta versión en Mister Luz. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

El exterior de la casa está revestido con Tarquini gris oscuro. En la pileta se eligió salir del diseño clásico con un muro de cemento color hormigón con una raja por la que sale el agua en forma de cascada y un solarium de madera de guayubira. En vez del beige o el celeste, se la pintó de negro para que sea más escenográfica y actúe como espejo reflejando las plantas del jardín. En la galería se colocaron dos sillones y una mesa de lapacho con almohadones en tussor y una lámpara de hierro y gasa (Maru Ibarra).

Pileta pintada de negro. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

En el descanso de la escalera se improvisó un pequeño escritorio. Una silla de hierro y mimbre es la protagonista del rincón. Acompaña a un escritorio de corte industrial.

(Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

El escritorio consiste en una lonja de tronco de madera de guayubira con patas de hierro (Maru Ibarra) combinado con una silla de mimbre y hierro (Santo Deco) y un almohadón de piel. La lámpara negra de hierro con pantalla bronce fue traída de un viaje.

Escritorio. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

En el baño se sigue la estética de los espacios sociales: paleta neutra y detalles de madera. La mesada de mármol de Carrara con bacha de apoyo se acompaña de un estante de madera laqueada y lámparas colgantes (Santo Deco). Enfrente se colocó una mesa hecha con lonja de tronco y patas de hierro laqueadas (Maru Ibarra) con una silla Eames en lo que parece un moderno dressoire.

Baño (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

En el cuarto de la hija se colocó una cama tapizada en rafia con cubreedredón de tussor y almohadones de lino y terciopelo. La lámpara de gasa con aplicaciones de crochet (Maru Ibarra) da un toque femenino, mientras que la manta tejida (Crate & Barrel) y la mesa de luz antigua patinada (Mercado de Pulgas) suman calidez.

Cuarto infantil. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

En el dormitorio principal se eligió una cama con respaldo de tussor y detalles de sufilado y un cubreedredón a tono. Los almohadones con estampado y aplicaciones de crochet y el almohadón de tejido de yute (Maru Ibarra) y el pie de cama de llama (Mantas de llama) completan la propuesta en este ambiente que sigue la línea de la casa aunque en una versión más sofisticada. Las mesas de luz escandinavas fueron intervenidas con espejo tallado a mano por la decoradora y acompañadas de dos lámparas cromadas (Mister luz).

Cuarto principal (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

Para el cuarto del varón el respaldo es en arpillera y se acompaña con una lámpara de hierro con alambre de gallinero y arpillera (La Pantalla).

Cuarto de varón. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

El toilette se pintó de negro y se lo acompañó de una iluminación tenue de una lámpara de caireles (Mercado de Pulgas). El espejo de mesada a techo biselado iluminado por detrás también da un aspecto escenográfico.

Toilette. (Foto: Ariel Gutraich/ Para Ti)

Producción: Valeria Crida.

SEGUÍ LEYENDO:
Una casa con aires de campo