Mix & match: una casa ecléctica con terraza propia

Muebles y objetos con historia (piezas heredadas o compradas en mercados de pulgas), algunos ítems de diseño clásico y un puñado cosas nuevas elegidas con ojo clínico para darle un refresh a la deco. Con esos ingredientes en diferentes dosis se arma la cautivadora escena de esta casa ambientada por su dueña.

Con doble altura y bañado de luz natural gracias a una lucarna, el estar junto a la escalera es el punto de encuentro de esta casa. Un sofá circular tapizado en tusor blanco y un bargueño español antiguo (herencia familiar) dominan la escena en la que también actúan una lámpara de pie de metal y un dressoire de bronce. Como telón de fondo, un sol peruano –un espejo antiguo con marco de bronce–, dos abanicos en cajas de acrílico, un desnudo pintado al óleo por Luis Centurión, un tapiz bordado en lana por Rodolfo Miguens y una obra de Eduardo de Oliveira Cézar.

(Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

El comedor tiene una fuerte presencia gracias a los muebles con historia y a las obras de arte. La mesa rectangular de pino encerado (Lo de Bernie) se rodeó de sillones Thonet (Mercado de Pulgas) y en la cabecera, una clásica Mackintosh, uno de los primeros diseños del movimiento moderno creado por Charles Rennie Mackintosh en 1897.

Una lámpara arco de bronce de los años '60 (Mercado de Pulgas) ilumina los jarrones de porcelana china sobre la mesa, mientras sobre la pared destacan dos paisajes del artista José Pereyra Lucena. Junto a las cortinas de lino camel se planta una hoja de metal del artista Ariel Villarreal.

Comedor (Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

Dos mesitas Thonet compradas en un remate llevan respectivamente un escultura de madera, metal y cerámica del artista rosarino Leo Tavella y otra metálica –una obra llamada Sisidor–, creada por Julio Pérez Sanz.

Mesitas (Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)
La escultórica silla Mackintosh(Manifesto) se planta antes del ingreso al living. (Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

De punta en blanco, la cocina tiene muebles de melamina y alacenas que se extienden hasta el techo. Junto a la bacha de acero, la mesada de granito gris Mara con diseño en "U" da lugar a la batidora (KitchenAid) y una balanza de cocina. De fondo, un barral cuelga los utensilios sobre la mesada junto a la campana blanca. Y del otro lado, un horno eléctrico, la pava y la cafetera (Dolce Gusto) se alinean hasta una mesa auxiliar.

Cocina blanca con apliques de acero (Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

La claraboya está ubicada sobre la escalera, una decisión estratégica que permite que todos los niveles de la casa reciban luz natural a toda hora. Una hoja del árbol Ginkgo biloba realizada en metal amarillo por el artista Ariel Villarreal le pone color a las paredes, junto al acceso al primer piso.

Claraboya fuente de luz(Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

En el dormitorio, la cama tamaño king tiene un respaldo capitoné de tela estampada con marco de caña malaca. Sobre las sábanas color cemento se extiende una manta de lana de llama amarilla. Acompañan dos sillitas francesas tapizadas en un género estampado verde, una banqueta con tapizado de piel y una mesa de luz de rattan.

Dormitorio. (Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

Sobre esta última, una lámpara de metal y vidrio con pantalla de rafia se para junto a un cofre de madera y nácar y un tazón enlozado. Cerca de un cuadro antiguo, del respaldo de la cama cuelgan carteritas tejidas traídas de distintos puntos del norte argentino, Perú y Guatemala.

(Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

La terraza está dominada por una mesa circular de pino decapado, con diferentes macetas con hierbas y suculentas. El piso de deck de madera desgastada da lugar a un cantero con plantas: ficus, jazmines, buxus y eugenias, entre otras especies. De fondo, un sillón de hierro negro con almohadones impermeables en blanco y negro arma un estar monocromático junto a una mesa de hierro negra y dos butacas del mismo metal.

(Foto: Ariel Gutraich/Para Ti)

Producción: Carina Moore. Fotos: Ariel Gutraich.

Mas Noticias