Muebles y objetos con historia familiar a cuestas y algunos hallazgos de anticuarios se fusionan con elementos contemporáneos para darle carácter y un sello personal a este living. Como el dúo de sillones americanos comprados en un anticuario en la ruta, que fueron retapizados en pana color visón y llevan almohadones (John Lewis y Gutiérrez Deco). Interactúan con un sofá y un sillón Eames Lounge Chair tapizado en cuero (Manifesto) con su otomana, bajo la luz de una lámpara Tolomeo de pie (Griscan). Una mesa baja redonda, con patas de madera de incienso natural y tapa de mármol, ocupa el centro de la escena.

Living Foto: G. Bosco/ Para Ti
Living Foto: G. Bosco/ Para Ti

El sofá que domina el living es un diseño de Fasci. Tiene funda y almohadones traídos de diferentes viajes, todos en géneros de algodón. De un lado lleva una mesa auxiliar con una lámpara retro de acero (Paul French Gallery) y está coronado por un cuadro de la artista Nina Nolte.

El sofá. Foto: G. Bosco/ Para Ti
El sofá. Foto: G. Bosco/ Para Ti

Junto al sofá, una mesa auxiliar de chapa da lugar a una casita de cerámica comprada en Amsterdam, resguardada bajo una campana de vidrio (Falabella) y una mano de madera.

Mesa auxiliar de chapa. Foto: G. Bosco/ Para Ti
Mesa auxiliar de chapa. Foto: G. Bosco/ Para Ti

La cocina tiene una pared revestida en Paneling blanco (Masisa) para acompañar la alzada y mesada de granito negro Tezal. Los bajomesada llevan puertas enchapadas en nogal y se combinaron con estantes laqueados. El comedor diario combina una mesa Tulip con tapa de mármol con sillas Ant (todo de Manifesto).

La cocina. Foto: G. Bosco/ Para Ti
La cocina. Foto: G. Bosco/ Para Ti

Con mesada y alzada de mármol de Carrara, la zona de tocador del baño lleva una bacha circular (Deca) y grifería de pared. A un lado la colección de perfumeros antiguos de la abuela de la familia se exhibe sobre una bandeja de cerámica (Falabella) junto a otros elementos heredados.

El baño. Foto: G. Bosco/ Para Ti
El baño. Foto: G. Bosco/ Para Ti

En el dormitorio principal la cama lleva un respaldo de mimbre hecho a medida. Vestida con una manta de algodón (Anthropologie) y almohadones de puro algodón, está escoltada por dos mesas de luz heredadas: una antigua y otra plegable, sobre la que descansa una lámpara Tolomeo de escritorio (Griscan). Un sillón americano vintage (Mercado de Pulgas de Dorrego), retapizado con terciopelo (De Levie), se planta debajo de una pared decorada con cuadritos de flores y espejos varios.

El dormitorio principal. Foto: G. Bosco/ Para Ti
El dormitorio principal. Foto: G. Bosco/ Para Ti

En detalle, la mesa de luz antigua exhibe una lámpara de acero (Paul French Gallery). En el piso, cuenco y pantuflas de fibras naturales (Sentido, Punta del Este).

Mesa de luz con lámpara retro. Foto: G. Bosco/ Para Ti
Mesa de luz con lámpara retro. Foto: G. Bosco/ Para Ti

El dormitorio del hijo adolescente tiene un placard con puertas de espejo que desdibuja los límites del espacio. La cama antigua de hierro se vistió con cubrecama y almohadones de algodón (Zara Home), mientras la mesa de luz (Mercado de Pulgas), un escritorio de madera laqueada e incienso (Sequoia) y una silla vintage (Ejército de Salvación) completan la escena.

Cuarto adolescente. Foto: G. Bosco/ Para Ti
Cuarto adolescente. Foto: G. Bosco/ Para Ti

En este dormitorio de nena, la cama de madera laqueada (El Corral) lleva un cubrecama de algodón (Ramos Generales) y una manta tejida (Zara Home). La zona de juego se armó con una mesita y sillas en madera laqueada (Maderera Córdoba) y una mini Jacobsen (Manifesto).

Cuarto infantil. Foto: G. Bosco/ Para Ti
Cuarto infantil. Foto: G. Bosco/ Para Ti

La mesa de luz antigua (Mercado de pulgas) se pintó de rosa y lleva una lámpara dorada (Falabella).

Mesita de luz vintage en rosa. Foto: G. Bosco/ Para Ti
Mesita de luz vintage en rosa. Foto: G. Bosco/ Para Ti
 

Textos: M. Denoy. Producción: N. Vázquez

LEA MÁS: