Cómo incrementar la rentabilidad a través de los datos y prepararse para el próximo Hot Sale

En 2021, la jornada nacional de ventas online representó casi el 3% sobre el total de los ingresos del ecommerce anual en Argentina y se espera que en 2022 el comercio electrónico total crezca más del 19%

El BCRA autorizó a las entidades la venta de dólares en horario extendido. (IStock)
El BCRA autorizó a las entidades la venta de dólares en horario extendido. (IStock)

El comercio electrónico y la industria del retail son dos áreas que atravesaron cambios importantes durante los últimos dos años. Algunos sectores todavía continúan viviendo un proceso de adaptación y reconversión en torno a los nuevos y cambiantes hábitos de compra. Pero este no es el único desafío: hoy las empresas tienen que ser capaces de transformar su estructura y sus estrategias de venta y promoción hacia modelos más flexibles que se amolden a estos cambios cada vez más dinámicos.

En este sentido, los eventos de descuentos como el próximo Hot Sale, que tendrá lugar del 30 de mayo al 1° de junio, plantean una gran oportunidad. En 2021, Hot Sale representó casi el 3% sobre el total del revenue del ecommerce anual en Argentina y se espera que en 2022 el comercio electrónico total crezca más del 19%. Y el financiamiento, además de las ofertas, será un factor clave: un 45% de quienes planean comprar durante el evento afirma que las cuotas sin interés o el financiamiento disponible serán la principal motivación para realizar su compra.

Aumentar la rentabilidad a través de datos

En un contexto donde coexisten múltiples canales de compra, alcanzar a los consumidores con los métodos tradicionales puede volverse complejo. Para que las empresas puedan seguir creciendo y atraer más y nuevos clientes, es importante que tengan la capacidad de acceder a los datos en tiempo real a lo largo del recorrido de compra. El aprendizaje automático o machine learning se ha convertido en una herramienta clave para optimizar la publicidad en cada uno de los canales. Por ejemplo, una de las herramientas con las que trabajamos en Google es Performance Max, la nueva generación de Smart Shopping campaigns, que utiliza la automatización para llegar a potenciales clientes mientras buscan productos, tanto en línea como en las tiendas, desbloqueando el máximo rendimiento.

Hoy las empresas tienen que ser capaces de transformar su estructura y sus estrategias de venta y promoción hacia modelos más flexibles que se amolden a estos cambios cada vez más dinámicos

Por otro lado, contar con datos confiables y actualizados permite tomar decisiones inteligentes a la hora de definir estrategias futuras de negocio. En particular, junto a nuestros clientes trabajamos con el Merchant Center, que permite revisar el reporte de competitividad y el de precios para comprender, en tiempo real, cómo optimizar el rendimiento de las ofertas y promociones.

Además, realizar estimaciones futuras para que las marcas se puedan anticipar y conocer de antemano lo que buscan los consumidores, también es un factor clave y que puede implementarse desde Google Ads. Por ejemplo, la funcionalidad de previsiones de demanda muestra los intereses de búsqueda que se prevé que aumenten en relación con los productos que están disponibles. Esto es clave, entre otras cosas, para preparar con antelación los presupuestos de marketing y ventas y estar listos para los momentos de mayor demanda.

La omnicanalidad y el video online como puertas de entrada

Durante el último tiempo, el concepto de “omnicanalidad” se ha instalado como una de las características centrales que define al consumidor. Por ejemplo, las búsquedas en Google Maps de “compras cerca de mí” han crecido fuertemente año a año. Según una investigación que publicamos en 2021 sobre “El Futuro del Retail”, se estima que las tiendas físicas cumplirán nuevos roles como puntos de experiencias, centros de distribución, de venta y de pick up. Las mismas, seguirán representando el 67% del crecimiento de las ventas totales en Argentina hacia 2025, y un 57% en la región.

Por otro lado, desde hace un tiempo que YouTube juega un rol importante en el recorrido de los consumidores hacia la compra. Hoy en día, son muchas las personas que miran reseñas de productos en video, conocen nuevas marcas y se inspiran para sus próximas compras en esta plataforma. Por ejemplo, las campañas de acción de vídeo funcionan muy bien como “vidrieras” que, a su vez, traen resultados de negocio, con un 60% más de conversiones a un costo menor. De hecho, para el último Hot Sale, el 33% del público afirma haberse enterado del evento a través de YouTube.

En definitiva, el consumidor se inclinará cada vez más por los canales que mejor le funcionen y más lo beneficien en el momento de compra, con un especial foco en la investigación previa y la posterior compra sin fricción. Después de dos años de cambios radicales para la industria, es posible que el 2022 sea más esclarecedor en cuanto al crecimiento del ecommerce en fechas claves como la del Hot Sale. Conocer a nuestro potencial consumidor y tener información actualizada sobre sus necesidades, al igual que desarrollar modelos flexibles y de rápida adaptación, serán dos factores clave a tener en cuenta en el diseño de la estrategia de negocio.

TE PUEDE INTERESAR