El Club Americano de Buenos Aires, otra víctima de la pandemia

Luego de una trayectoria de 103 años y fuertemente golpeado por los efectos de la cuarentena, esta histórica institución se vio obligada a presentarse en quiebra y cerrar sus puertas definitivamente

Vistas desde el Club Americano al Teatro Colón y al Palacio de Justicia.
Vistas desde el Club Americano al Teatro Colón y al Palacio de Justicia.

A pesar de una larga y fructífera vida activa, el Club Americano de Buenos Aires aceptó calladamente un final de ciclo.

La sede que acogió a presidentes y jefes de Estado, juristas, embajadores, capitanes de la industria, autores, artistas y otros distinguidos oradores, se ha visto obligada a cerrar sus puertas sin dar a sus socios o a la comunidad estadounidense local una oportunidad para despedirse.

Desde 1954, el histórico Club Americano ha ofrecido a sus socios e invitados una plataforma con espacios de privilegio –con magníficas vistas al Teatro Colón y al Palacio de Justicia– para la realización de fiestas de casamiento, eventos benéficos, reuniones de antiguos alumnos de universidades norteamericanos y otras actividades.

Dirigido por el entonces presidente del Club, Lawrence Daniels (p), la construcción del  el edificio de 10 comenzó en 1951 en Viamonte 1133. En el año 1954, el Club se instala en su nueva sede ocupando los cuatro pisos superiores del nuevo edificio más un espacio adicional en la azotea.
Dirigido por el entonces presidente del Club, Lawrence Daniels (p), la construcción del el edificio de 10 comenzó en 1951 en Viamonte 1133. En el año 1954, el Club se instala en su nueva sede ocupando los cuatro pisos superiores del nuevo edificio más un espacio adicional en la azotea.

Entre las celebraciones más emblemáticas del Club, se destacan los festejos por las independencias tanto de los Estados Unidos como de Argentina, a principios de julio, así como el banquete especial a finales de noviembre en memoria del Día de Acción de Gracias.

Fundado en 1918 y durante más de 100 años, el Club ha prestado servicio a la comunidad estadounidense y ha sido un espacio de encuentro para todos aquellos con afán de promover y respaldar las relaciones bilaterales entre las dos naciones.

Fue reconocido y registrado oficialmente en 1918, cuando el entonces Club Comercial Americano dividió sus intereses entre la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y lo que pronto pasaría a llamarse el Club Americano de Buenos Aires (Foto de 1923)
Fue reconocido y registrado oficialmente en 1918, cuando el entonces Club Comercial Americano dividió sus intereses entre la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y lo que pronto pasaría a llamarse el Club Americano de Buenos Aires (Foto de 1923)

A pesar de lo expuesto, luego de una larga lucha por sobrevivir, el cierre operativo impuesto por la pandemia desde marzo de 2020 impidió proseguir con la acostumbrada atención personal de esta icónica e histórica institución, hasta que finalmente se vio obligada a presentarse en quiebra.

La desaparición del Club es una decepción particular para muchos de los socios, dado el reciente resurgimiento experimentado. En 2019, se eligió una nueva Junta de Gobierno que incluyó a siete ciudadanos estadounidenses y seis ciudadanos argentinos.

Por primera vez en casi 30 años, el Club volvió a contar con un presidente de origen norteamericano. Junto a la Comisión Directiva, se dedicó a promover una política de inclusión y diversidad, así como a la misión de restaurar la preeminencia del Club como un centro de interés político, histórico y cultural.

El presidente del Club Americano junto al presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Ángel Pesce, y a ejecutivos de empresas multinacionales de petróleo y gas en Argentina (Foto de diciembre de 2019)
El presidente del Club Americano junto al presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Ángel Pesce, y a ejecutivos de empresas multinacionales de petróleo y gas en Argentina (Foto de diciembre de 2019)

Conservando su postura no-partidaria, el Club recibió a los líderes de las más variadas corrientes de pensamiento político, en un esfuerzo por fomentar y propiciar diálogos que favorecieran el encuentro de opiniones y el desarrollo de debates productivos.

En 2019, tuvieron lugar una cantidad sin precedentes de eventos con destacados oradores, desayunos para socios, cocteles after-office, reuniones de la Embajada Americana, de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y otras actividades de la comunidad norteamericana. El número de socios se vio aumentado notablemente y los datos demográficos de edad y género cambiaron en la dirección deseada.

En 2019, el Club Americano de Buenos Aires comenzó a ofrecer nuevamente cócteles after-office.
En 2019, el Club Americano de Buenos Aires comenzó a ofrecer nuevamente cócteles after-office.

Durante un acalorado año electoral argentino, el Club convocó a prestigiosos oradores y analistas económicos y políticos en el contexto de una serie de cenas para socios que devolvieron al Club su elegante y tradicional esplendor.

Los problemas, sin embargo, salieron a la luz. La nueva Junta de Gobierno había heredado una estructura con altos costos, juicios que excedían la capacidad de pago del Club y significativos pasivos contingentes.

El presidente del Club Americano, recibiendo al embajador de los Estados Unidos, Edward Prado, el presidente del Senado argentino, Federico Pinedo, y otros distinguidos invitados en ocasión del almuerzo y festejo del “Día de las Independencias” en julio de 2019
El presidente del Club Americano, recibiendo al embajador de los Estados Unidos, Edward Prado, el presidente del Senado argentino, Federico Pinedo, y otros distinguidos invitados en ocasión del almuerzo y festejo del “Día de las Independencias” en julio de 2019

Las autoridades trabajaron arduamente para abordar estos problemas y generar un modelo sostenible que les permitiera operar, a pesar del fenómeno inflacionario y el deseo de muchos socios de mantener los precios por debajo de la tasa de inflación.

El directorio era consciente de los problemas económicos de los últimos años en el Club y de su anterior cierre (por unos meses), debido a su incapacidad de pago de salarios. A partir de la década de 1990, administraciones anteriores se vieron obligadas a vender, en distintos momentos, tres de los cuatro pisos del Club para cubrir las deudas con sus acreedores.

El Club Americano había retomado sus cenas privadas mensuales para socios (Foto de octubre de 2019).
El Club Americano había retomado sus cenas privadas mensuales para socios (Foto de octubre de 2019).

El Club Americano de Buenos Aires siempre había contado con el apoyo de las instituciones socias privadas de la comunidad estadounidense. Ese apoyo, por razones relacionadas con la economía, los cambios demográficos, los eventos socioeconómicos y la pandemia, fue desaparecido lentamente.

El 18 de marzo de 2020, un decreto del gobierno nacional obligó al Club a cerrar sus puertas como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y correspondiente cuarentena. A medida que la orden de cierre fue extendida por semanas y meses, el directorio debió hacer un gran esfuerzo para cumplir con el pago de los sueldos de sus empleados.

El embajador de los Estados Unidos, Robert Hill, junto con directivos del Club Americano así como de la Cámara de Comercio Estadounidense  (Foto de 1977)
El embajador de los Estados Unidos, Robert Hill, junto con directivos del Club Americano así como de la Cámara de Comercio Estadounidense (Foto de 1977)

Desafortunadamente, el diseño arquitectónico del Club no favoreció la continuidad de las actividades. Por no contar con suficientes espacios abiertos o acceso directo a la calle para despacho de comidas, sumado a una capacidad operativa limitada, para el momento en que el Gobierno de la Ciudad volvió a permitir la apertura de las instalaciones, ya resultó ser demasiado tarde.

Sin ingresos operativos durante más de un año y medio, y con los socios votando en contra de una cuota extraordinaria (considerada astronómica), el Club pronto dio su último aliento con el cierre definitivo el pasado mes de septiembre.

Buddy McCluskey, junto a otros estadounidenses, dirige la interpretación del himno “America the Beautiful”.  El nombre de Buddy se convirtió casi en sinónimo del Club Americano de Buenos Aires (Foto del almuerzo de Acción de Gracias, 2014)
Buddy McCluskey, junto a otros estadounidenses, dirige la interpretación del himno “America the Beautiful”. El nombre de Buddy se convirtió casi en sinónimo del Club Americano de Buenos Aires (Foto del almuerzo de Acción de Gracias, 2014)

Durante la última Asamblea de Socios del pasado 28 de septiembre, agotadas las opciones de continuidad, se compartió una emotiva despedida. En estos momentos, el Club Americano de Buenos Aires se encuentra en manos de los tribunales federales.

A pesar de este fin de ciclo del Club, siempre existirá la necesidad de contar con un espacio donde compartir y celebrar los lazos de entendimiento y amistad entre Argentina y los Estados Unidos. Es muy probable que algún día el Club resurja bajo otra forma y en otro lugar. Si bien desaparecieron los pisos, las paredes y el mobiliario, el espíritu del Club Americano de Buenos Aires sigue vivo.

*El autor es ex presidente del Club Americano de Buenos Aires

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Rusia agregó al hermano de Alexéi Navalni y otro colaboradores a la lista de prófugos y pidió su captura

La Fiscalía alega que promovió manifestaciones contra el gobierno de Vladimir Putin y con ese acto provocó a la gente a violar las normas sanitarias y epidemiológicas

Un estudio da pistas sobre quiénes corren riesgo de padecer COVID prolongado

Si se confirman, los hallazgos realizados en el Hospital Universitario de Zurich podrían permitir el desarrollo de una prueba para predecir qué pacientes están más expuestos

Carlos Melconian: “Una inflación del 65% al Gobierno lo sigue ayudando, pero guarda con creer que con tres dígitos dominás el problema”

El economista dijo que no hay espacio para que el Gobierno “duerma la siesta” y advirtió que, sin acuerdo con el FMI, la economía se “moverá más”

Un gesto político de Biden destrabó la negociación con el FMI aunque Alberto Fernández aún no descarta suspender el pago de enero

Si bien el Presidente y Kristalina Georgieva acercaron posiciones respecto al programa que permitiría refinanciar la deuda contraída por Macri, la posibilidad de una moratoria unilateral de la Argentina continúa vigente a dos días de un vencimiento por 731 millones de dólares

Un informe detalla las violaciones colectivas, palizas y expulsiones que sufre la comunidad LGBT en Afganistán por los talibanes

Human Rights Watch publicó un informe basado en entrevistas hechas a 60 personas identificadas como homosexuales, bisexuales o transgénero en el que denuncian haber sido víctimas de ataques del grupo extremista islámico
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR