El teorema de la tela de araña

Describe un proceso de convergencia en los precios. Por extensión se podría aplicar ese modelo al escenario de negociaciones entre distintas perspectivas de las políticas, siempre que estén encaminadas al mismo fin

La agenda del presidente Alberto Fernández cambió sustancialmente tras la reacción de la líder de la coalición gobernantes luego del resultado de las PASO 2021 (Adrián Escandar)
La agenda del presidente Alberto Fernández cambió sustancialmente tras la reacción de la líder de la coalición gobernantes luego del resultado de las PASO 2021 (Adrián Escandar)

La crisis institucional del presente, un Presidente desafiado públicamente por su Vice, no sugiere un verdadero ánimo de convergencia. Es una situación paralizante. Atrapados en una “tela de araña” del oficialismo que el presente exhibe pero que se tejió desde que nació.

La coalición gobernante, más allá de tener un presidente sin votos, sin liderazgo ni programa, es la suma de sectores con objetivos contradictorios en lo económico, institucional, internacional y cultural. Todos tienen declarados propósitos de construir una sociedad igualitaria.

La intensidad de la idea motora de la sociedad igualitaria es la caracterización del Frente de Todos el que incluye vestigios del peronismo, los leales y también a los “estúpidos imberbes” o a los que los reivindican, y del PC (Partido Comunista). Vestigios de ambos.

La coalición gobernante, más allá de tener un presidente sin votos, sin liderazgo ni programa, es la suma de sectores con objetivos contradictorios en lo económico, institucional, internacional y cultural

Vale recordar que el Coronel Juan Domingo Perón explicó que el golpe de 1943, que nunca dejó de reivindicar, se gestó ante el riesgo de una revuelta comunista de los sindicalistas del PC que entonces controlaban la CGT.

El Coronel Juan Domingo Perón explicó que el golpe de 1943, que nunca dejó de reivindicar, se gestó ante el riesgo de una revuelta comunista de los sindicalistas del PC que entonces controlaban la CGT (Télam)
El Coronel Juan Domingo Perón explicó que el golpe de 1943, que nunca dejó de reivindicar, se gestó ante el riesgo de una revuelta comunista de los sindicalistas del PC que entonces controlaban la CGT (Télam)

Lo cierto es que el motor de la igualdad los une y les permite sumar votos. Es difícil encontrar otro valor democrático compartido en esa coalición.

La “fraternidad” no sólo no es practicada entre ellos, como bien lo expone esta situación, sino que de las entrañas de algunos miembros del oficialismo nació la grieta: dos clases de ciudadanos, nosotros, los nobles; y ellos, los siniestros.

Nada de convivencia con los “otros” y poca entre nosotros. Lo dice el monólogo de Fernanda Vallejos que anticipa la carta de Cristina.

La libertad, el tercer valor democrático, tampoco es compartido en el Frente.

La libertad, el tercer valor democrático, tampoco es compartido en el Frente

Los duros del kirchnerismo procuran imponer el silencio. No lo han logrado porque, los duros en la coalición, todavía son minoría. Pero las palabras de Fernanda Vallejos y la carta de Cristina Fernández de Kirchner tienen el tono de “purga” stalinista.

Brechas también en el flanco económico

Además, hay distancias enormes en lo metodológico, la intensidad de los controles (Español/Kulfas) o de la participación del Estado (Guzmán/Martínez -renuncia de Javier Papa).

En la coalición hay partidarios del “socialismo débil” que implica no sólo sumar actividades al campo de lo estatal y ponerlas fuera del mercado (por ejemplo salud) sino un incremento de la apropiación del Estado de actividades existentes (como el caso de la. hidrovía).

Hay distancias enormes en lo metodológico, la intensidad de los controles (Español/Kulfas) o de la participación del Estado (Guzmán/Martínez)
Hay distancias enormes en lo metodológico, la intensidad de los controles (Español/Kulfas) o de la participación del Estado (Guzmán/Martínez)

En esto, entre otras vertientes, está La Cámpora y, la vocera económica de Cristina. Alberto Fernández no impulsa ese modelo. Pero no tiene capacidad de resistir si la presión incluye a CFK (Vicentin/Sagasti/Martínez)

En lo institucional La Cámpora, aunque no todos en ella, postula una derogación de la autonomía judicial, elección popular de los magistrados, control político de la procuración y mayor control partidario de la Magistratura; cultura judicial zafaroniana en lo penal, hiper pro abogacía en lo laboral y mirar para otro lado en los temas de corrupción, entre otras. No todos están de acuerdo y Alberto ha resistido. El fracaso electoral pondrá este tema en el primer plano aunque las voces y las cartas no lo digan.

En lo internacional hay en el Frente de Todos quienes no ven razonable ni el alineamiento con China, ni la vía Néstor en Latinoamérica. Pero son los menos

En lo internacional hay en el Frente de Todos quienes no ven razonable ni el alineamiento con China, ni la vía Néstor en Latinoamérica. Pero son los menos.

Mientras tanto la fuerza de los hechos, en los que invirtieron Cristina y Macri, más la del comercio exportador, dificulta una línea soberanista que requiere otro balance estratégico: ya lo dijo Aldo Ferrer “tendremos la China que nos merezcamos”. Es decir, tanto va el cántaro a la fuente que, al final, nos seguimos primarizando, trabando el desarrollo.

Ya lo dijo Aldo Ferrer “tendremos la China que nos merezcamos”. Es decir, tanto va el cántaro a la fuente que, al final, nos seguimos primarizando, trabando el desarrollo (Reuters)
Ya lo dijo Aldo Ferrer “tendremos la China que nos merezcamos”. Es decir, tanto va el cántaro a la fuente que, al final, nos seguimos primarizando, trabando el desarrollo (Reuters)

La ausencia de programa del Presidente hace inevitable el curso de esta corriente profunda que es “estructurante”.

Finalmente, lo “cultural”. Lo expresó brillantemente Claudia Peiró, en Infobae y lo reiteró Monseñor Víctor Fernández, Alberto sufre del síndrome del socialismo español que, con Rodríguez Zapatero, sólo pudo reivindicar de su gobierno el matrimonio igualitario y ni siquiera una política keynesiana.

La gestión de Alberto Fernández trascenderá por legislar a favor de las minorías activas: lenguaje inclusivo, marihuana, aborto al extremo como instaló Vilma Ibarra conteste con su origen militante de la “Fede”. Lamentablemente el Presidente no trascenderá por haber combatido las causas de la pobreza que sería el mayor aporte a la igualdad. En el tema cultural Alberto es la cabeza de la minoría “progre” dentro del Frente.

Lamentablemente el Presidente no trascenderá por haber combatido las causas de la pobreza que sería el mayor aporte a la igualdad

El “liderazgo” dentro del Frente de Todos (Cristina), no tiene los votos para gobernar. La administración de Fernández (Alberto), sin votos, tampoco tiene programa para gobernar.

Aquello en lo que coinciden los miembros de la coalición, el tránsito a “la igualdad”, es inviable sin un programa coherente y un liderazgo sólido. Las fuerzas que lo integran están enfrentadas por esas diferencias que traban la acción y todas las fuerzas tienen más pasado que futuro.

Esa telaraña los tiene y nos tiene atrapados a todos.

Sin liderazgo, Alberto Fernández para salir tenía que tener un Programa. Hasta ahora no supo ni pudo. Tal vez no quiso. ¿Y ahora? Esa es la pregunta de quienes están atrapado en una telaraña que ha quedado al descubierto.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR