El Gobierno, ante una nueva oportunidad de dar un shock de expectativas

El mercado recibió con buenos ojos la noticia de que Alberto Fernández sumó el apoyo de Angela Merkel para las negociaciones por la reestructuración de la deuda del Estado Nacional con el FMI y el Club de París

El aval de Alemania a las negociaciones por la reestructuración de la deuda con el Club de París es de mayor relevancia a los anteriores, dado que es el principal acreedor entre ese grupo de países
El aval de Alemania a las negociaciones por la reestructuración de la deuda con el Club de París es de mayor relevancia a los anteriores, dado que es el principal acreedor entre ese grupo de países

El aval de Alemania a las negociaciones por la reestructuración de la deuda con el Club de París es de mayor relevancia a los anteriores, dado que es el principal acreedor entre ese grupo de países, con 37,4% del total. Se suma al visto bueno expresado por España, Portugal, Italia y Francia durante el viaje del Presidente junto a su Ministro de Economía por Europa.

Los bonos en dólares ley extranjera saltaron hasta 1,6% el miércoles y acumulan rendimientos positivos de entre 3,5% y 5,2% en el mes. De hecho, el precio promedio de los bonos globales alcanzó un máximo de tres meses.

Las acciones argentinas también tuvieron una buena performance en la plaza local y externa, y el índice Merval medido en dólares al contado con liquidación registró una suba del 11,6% en mayo.

Los bonos en dólares ley extranjera saltaron hasta 1,6% el miércoles y acumulan rendimientos positivos de entre 3,5% y 5,2% en el mes

Evitar un default con el Club de París es de crucial importancia. En caso de no subsanarse el incumplimiento antes del vencimiento de los 60 días de gracia, el Estado Nacional entraría en una nueva cesación de pagos. Desde el equipo de PPI, estimamos que los cargos punitorios ascenderían a USD 235 millones, aunque el mayor costo a afrontar sería el reputacional para el país.

Sin embargo, sellar un acuerdo con el FMI y con el Club de París es condición necesaria, pero no suficiente, para una recuperación sostenida en la cotización de los activos financieros. Tampoco garantiza el repunte de la economía real.

Fuente: Secretaría de Finanzas
Fuente: Secretaría de Finanzas

El Gobierno ya desperdició en 2020 la posibilidad de generar un shock en las expectativas que construya la confianza necesaria para apuntalar la inversión y el crecimiento. La efectividad en la renegociación de la deuda con el FMI y el Club de París debe ser medida en función de la estabilidad macroeconómica que ésta genere y la reapertura de los mercados de deuda que pueda conseguir.

La potencial extensión de plazos para el repago de la deuda, así como reducciones en las tasas de interés, carecen de importancia si no logran estabilizar la macroeconomía. Para ello, es también necesario contar con un programa macroeconómico robusto como hoja de ruta para reducir el nivel de incertidumbre.

El Gobierno ya desperdició en 2020 la posibilidad de generar un shock en las expectativas que construya la confianza necesaria para apuntalar la inversión y el crecimiento

Actualmente, la coalición de gobierno ni siquiera cuenta con un interlocutor confiable y las contradicciones internas son cada vez más evidentes. La confrontación mediática por las tarifas eléctricas entre Martín Guzmán y Federico Basualdo es uno de los ejemplos más claros. El Subsecretario de Energía pulverizó los esfuerzos de su ministro por mantener estables los subsidios en términos del PBI.

El Subsecretario de Energía, Federico Basualdo, pulverizó los esfuerzos de su ministro de Economía, por mantener estables los subsidios en términos del PBI
El Subsecretario de Energía, Federico Basualdo, pulverizó los esfuerzos de su ministro de Economía, por mantener estables los subsidios en términos del PBI

Los aumentos tarifarios para Edenor y Edesur de solo 9% se ubicaron bien por debajo de la inflación esperada para 2021 y esmeriló la capacidad de toma de decisión del ministro de Economía, quien tiene a su cargo la renegociación de la deuda.

Igual de sorprendente es que referentes del oficialismo hayan salido a levantar una proclama de suspensión al pago de deuda externa el 25 de mayo, el día anterior al programado anuncio para sellar el apoyo de Alemania para las negociaciones con el Club de París y el FMI.

El lema “Primero la salud y la vida, después la deuda” sostiene que es prioritario suspender los pagos de deuda externa para para combatir la pandemia, mejorar la salud, reducir la pobreza y aumentar el empleo.

Efecto sobre el riesgo país

Sin embargo, si la suspensión no es acordada con los acreedores, un nuevo default generaría objetivos contrarios a los planteados. Mejorar las relaciones internacionales debería ser una prioridad nacional en momentos de escasez de divisas y vacunas en el país.

Mejorar las relaciones internacionales debería ser una prioridad nacional en momentos de escasez de divisas y vacunas en el país

Políticas tendientes a reducir el riesgo argentino, como arreglar una reestructuración amigable con los acreedores, fomentan la inversión privada. La suba de los precios de los bonos de empresas argentinas reduce el costo de la deuda de estas y logra que más proyectos de inversión en el país sean rentables.

A su vez, mayor inversión repercute en mayor empleo y una disminución de la pobreza. El consecuente aumento de la producción mejora la recaudación fiscal, recursos que pueden ser destinados a robustecer el sistema de salud o brindar subsidios a quienes verdaderamente lo necesitan.

Para concluir, el impacto del covid-19 favorece la generación de un clima más condescendiente para la renegociación de deuda en países emergentes. Bajo la coyuntura actual, Argentina podría alcanzar acuerdos laxos con sus acreedores.

El impacto del covid-19 favorece la generación de un clima más condescendiente para la renegociación de deuda en países emergentes

Además, el contexto internacional con fuertes suba de los precios de las materias primas y una tasa de interés norteamericana que no termina de despegar favorece a la apreciación de los activos de mercados emergentes.

Sin embargo, si no se aprovecha la oportunidad para sentar las bases de un programa macro sostenible de mediano plazo, las urgencias electorales no harán más que deteriorar las perspectivas de recuperación económica. En definitiva, el rally de los activos financieros argentinos evidenciados en los últimos meses se evaporará y la trasmisión entre el mercado financiero a la economía real no tendrá lugar.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR