Blockchain vs Adfraud: la siguiente batalla en la publicidad

Existe un clamor global que reclama transparencia y confianza y del que ahora más que nunca no está exento un negocio tan importante como el publicitario

La blockchain o cadena de bloque es la tecnología detrás de bitcoin y otras criptomonedas
La blockchain o cadena de bloque es la tecnología detrás de bitcoin y otras criptomonedas

Que blockchain es una de esas tecnologías exponenciales que va a revolucionar el mundo tal y como lo conocemos no cabe ninguna duda. Esta tecnología empieza a ser una realidad en algunos sectores. Pasamos del caso de estudio del Bitcoin como primer aplicativo práctico que ha dado pie a un boom especulativo de las criptomonedas, a tomar consciencia de que esta tendencia permite hacer muchísimas otras cosas. Blockchain aporta inmutabilidad, trazabilidad y seguridad, herramientas de las que muchas industrias se pueden beneficiar. Ya hemos visto, por ejemplo, proyectos en el ámbito de logística para la trazabilidad de mercancías de todo tipo al ámbito legal para la validación y registro de documentos. Tambien en industrias como la alimenticia, con la trazabilidad de alimentos, energía, banca, administración pública y ONGs, entre muchas otras, una infinidad de sectores se van a beneficiar de las bondades de la tecnología o incluso la venta reciente de activos digitales (NFT).

Blockchain nos aporta inmutabilidad, trazabilidad y seguridad, herramientas de las que muchas industrias se pueden beneficiar

Ahora mismo vivimos en un mundo en el que cualquier cosa que sea susceptible de ser un activo digital puede ser falsificable o no confiable. Un ejemplo serían las famosas fake news y la manipulación de la opinión pública que pueden llegar a cambiar el signo de unas elecciones, como se ha demostrado tanto en el Brexit o las elecciones en EEUU. El escándalo de Cambridge Analytica y el uso de la información recogida en plataformas como Facebook lo hicieron posible. La reflexión aquí es que si el principal negocio de empresas como Facebook o Google es la publicidad y a esa data se le puede dar un uso fraudulento por terceros, posiblemente sea sólo la punta del iceberg de lo que viene en un entorno tan complejo y cambiante como la publicidad digital. Su rentabilidad a todos los niveles es evidente, pero precisamente por eso el fraude en publicidad digital se incrementa proporcionalmente. En el 2019, según Juniper Research, se estima que el fraude en la publicidad a nivel mundial alcanzó los 42.000 millones de dólares, y en 2023 alcanzará unas cifras por encima de los 100.000 millones de dólares.

Blockchain permite validar y certificar que todo ese gigantesco inventario online sale del sitio adecuado y se sirve en los lugares correspondientes eliminando la posibilidad de alterar las métricas artificialmente

Mitigar todo ese tráfico fraudulento que implica pérdidas millonarias en muchos anunciantes a nivel global hace que tecnologías como blockchain tengan mucho sentido. Blockchain permite validar y certificar que todo ese gigantesco inventario online sale del sitio adecuado y se sirve en los lugares correspondientes eliminando la posibilidad de alterar las métricas artificialmente a través de complejos mecanismos automatizados que no corresponden a visiones reales de personas sino de máquinas programadas para eso.

Este año la inversión digital en medios en Latinoamérica será del 14% y a nivel global hay mercados como el americano que se acercan ya al 50 por ciento. Por eso, justamente, se va a exigir un monitoreo cada vez más exigente de este entorno tan susceptible del fraude. Hoy existe un clamor global que reclama transparencia y confianza y del que ahora más que nunca no está exento un negocio como el de la publicidad.

SEGUIR LEYENDO: