2021: el storydoing será cooperativo o no será

Solo un marco colaborativo, en el que diversidad y sustentabilidad sean el marco de referencia para la acción, nos permitirá crear los horizontes que deseamos

En el mundo de la comunicación corporativa hace ya varios años que se habla en pos del valor de las historias “vividas” más que de las “contadas”
En el mundo de la comunicación corporativa hace ya varios años que se habla en pos del valor de las historias “vividas” más que de las “contadas”

Enero 2021: estrategia, pilares, objetivos, retos y desafíos. Así iniciaba el plan estratégico y táctico de comunicación corporativa para este año. Pensé en el contexto y en este nuevo año: tan desafiante a nivel global. Incorporé la variable incertidumbre, realidad que nos viene acompañando muy de cerca desde marzo del 2020. Me centré en los mensajes, tracé los actuales y futuros públicos, esbocé los canales de comunicación, pero, sin lugar a dudas, el “doble clic” lo hice cuando abordé el plan de acción, revisé la agenda de temas públicos en los que incidir de manera activa y puse en escena al storydoing.

Desde mi rol de comunicadora dentro de una compañía –y lo extiendo a las funciones de los profesionales de marketing, relaciones públicas, asuntos públicos, comunicación política y todas las ciencias sociales afines–, hace ya varios años que venimos levantando una fuerte bandera en pos del valor de las historias “vividas” más que “contadas”. Alentamos y ejecutamos cada vez con más énfasis el paso del stoytelling al storydoing. “La historia de valor, el relato, se construye; sin embargo es mucho más rica la acción y la experiencia,” sostenemos. Y complementamos estas afirmaciones con la tan trillada frase publicitaria: “¡Que no te la cuenten, vivila!”. Para los más académicos: “dato, mata relato” y, para los marketineros: “Una experiencia vale más que mil palabras”.

¿Qué urgente, eficaz y aliviador sería que ciudadanos, empresas, gobiernos, asociaciones e instituciones estemos dispuestos a conformar un<i> </i>storydoing cooperativo en el que todos seamos protagonistas?

El storydoing no es otra cosa que pasar de las palabras a la acción. Es generar vivencias reales y tangibles en nuestros públicos de interés, es crear experiencias que muestren a las marcas haciendo lo que predica.

El storydoing provoca que las historias se traduzcan en verdaderas acciones con sentido. El propósito y los valores se hacen tangibles, el vínculo con la empresa y marca es más potente, más auténtico, más real y, por consiguiente, más compartido.

A todas las afirmaciones antes citadas podemos añadir que las acciones dotan de significado al discurso y que nuestras audiencias pasan a ser protagonistas.

¿Qué urgente, eficaz y aliviador sería que ciudadanos, empresas, gobiernos, asociaciones e instituciones estemos dispuestos a conformar un storydoing cooperativo en el que todos seamos protagonistas, compartamos el propósito y asumamos un rol central para diseñar el hoy y el futuro?

Veamos al 2021 como un nuevo inicio y, trabajemos juntos para que ante cada “luz, cámara, acción” actuemos de manera cooperativa en pos de un mundo más justo y más humano

Un verdadero disruptor co-construido, co-accionado, co-creado por cada uno de nosotros y, en el que cada organismo coopere para lograr la historia deseada. Una historia que persiga mejorar la vida de todos los habitantes del planeta.

En un mundo tan desafiante, en los que temas tales como la salud, la alimentación y la educación presentan una complejidad nunca antes imaginada, sólo un stoydoing colaborativo, en el que diversidad y sustentabilidad sean el marco de referencia para la acción, nos permitirá crear los horizontes que deseamos.

Veamos al 2021 como un nuevo inicio y, trabajemos juntos para que ante cada “luz, cámara, acción” actuemos de manera cooperativa en pos de un mundo más justo y más humano.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS