Una nueva conquista para la mujer trabajadora

La Argentina es el tercer país en el mundo en ratificar el convenio que aprobó en el mes de junio de 2019 la Organización Internacional del Trabajo

El convenio se ratificó en el Congreso de la Nación
El convenio se ratificó en el Congreso de la Nación

En la apertura de Sesiones Ordinarias del año 2020, el presidente de la Nación Alberto Fernández expresó: “Enviaremos el proyecto de Ley para la ratificación del Convenio N ° 190 sobre Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo. Es una expresión unánime de la comunidad internacional contra la violencia de género y el acoso en el mundo del trabajo”. El 11 de noviembre del mismo año se ratificó por el Congreso de la Nación dicho convenio, con 241 votos a favor, uno negativo y dos abstenciones.

La Argentina es el tercer país en el mundo en ratificar el convenio que aprobó en el mes de junio de 2019 la Organización Internacional del Trabajo. Se trata de la primera norma internacional que aborda la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, reconociendo el derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, dejando de manifiesto que tanto la violencia como el acoso pueden constituir una violación o un abuso de los Derechos Humanos.

Recomienda adoptar tres enfoques absolutamente novedosos: el enfoque inclusivo, abarcando todos los sectores en la economía formal e informal en áreas urbanas y rurales; integrado con la legislación relativa al trabajo y el empleo, la seguridad y salud, la igualdad y la no discriminación y en el derecho penal, y por último con perspectiva de género, abordando la discriminación, el abuso en las relaciones de poder y las formas de actuar que fomentan la violencia y el acoso.

Se define a la violencia y acoso en el mundo del trabajo como "un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género”.

Ninguna conquista se consigue de un día para el otro. Es por ello que para hablar del Convenio 190 de la Organización Internacional del trabajo y su reciente ratificación por parte del Congreso Nacional es necesario recorrer un poco nuestra historia. Corría el año 2006 y la Comisión Tripartita de Igualdad de Oportunidades y Trato (CTIO) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que integran representantes del sector sindical, empresarial y gubernamental, era presidida por Olga Hammar. Esta comisión comenzaba a preguntarse por las causas del ausentismo en el mundo del trabajo y sus consecuencias en la vida de las/los trabajadoras/es.

Del diálogo tripartito nació un consenso sobre la violencia laboral. Ese proceso tuvo como resultado la creación en el ámbito del Ministerio de trabajo en el año 2007, la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL), con la finalidad de promover políticas públicas orientadas a la prevención, la difusión de la problemática e intervención ante situaciones de violencia laboral, tanto en el ámbito público como privado, en todo el territorio nacional. En 2015, la oficina fue elegida como ejemplo de Buenas Prácticas por la OIT, al punto de llevar una representante como redactora del primer escrito del convenio 190, quien hoy es directora nacional de Protección e Igualdad Laboral, Patricia Sáenz.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández tiene un firme compromiso con los y las trabajadoras, desde el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que dirige Claudio Moroni. Sabemos que la lucha de los hombres y mujeres de Argentina tienen que ser respaldadas por el gobierno nacional, trabajando juntos por un mundo laboral justo, equitativo y libre de violencias.

Hace exactamente 69 años, un día como hoy en el año 1951 por primera vez en nuestro país votábamos las mujeres, accedíamos a un derecho fundamental con compromiso y vocación; también pudimos ser elegidas y representar los intereses del pueblo. Hoy celebramos una conquista de las mujeres trabajadoras. Tenemos mucho camino por recorrer y batallas que dar; sin dudas este es el camino.

La autora es subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación


MAS NOTICIAS