El papa Francisco y la vacuna contra el coronavirus

En sus homilías, discursos y diálogos recientes el Papa Francisco viene afirmando: “La pandemia está cambiando el mundo. Más aún nos está haciendo bailar y nos puso en crisis. ¿Hacía qué tipo de sociedad estamos caminando? No lo sabemos. Puede ser mejor o peor”

El papa Francisco (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)
El papa Francisco (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

“Porque hay un principio claro: de una crisis, no se sale igual. O salimos mejores o salimos peores. Y el modo en que salgamos depende de las decisiones que tomemos durante la crisis. Y son decisiones no solo morales, sino humanas, que tocan a lo humano, que tocan al futuro de la humanidad, que tocan a los que van a venir después de nosotros. Hay una frase de Bonhoeffer, el mártir, protestante, gran teólogo, que dice más o menos así: el problema es no cómo me las arreglo para salir de este problema, el problema es cuál será el modo de vida de la generación futura. Si nosotros en este momento solamente pensamos en cómo arreglar nuestra situación y, como decimos en Argentina, zafar, somos personas centradas en nosotros mismos, humanamente infecundas, porque no miramos la fecundidad del futuro, no nos interesa el futuro, ‘que se arreglen’, ¿no?".

“O sea, la grandeza de un alma en responder al problema es qué herencia les vamos a dejar a ellos. Y esta es la cultura que tenemos que elaborar en la pandemia según este gran principio, que de una crisis no se sale igual. Salimos peor o mejor”.

Las decisiones de hoy son fundantes de la humanidad que viene

Y afirmó Francisco: "El modo en que salgamos depende de las decisiones que tomemos durante la crisis (que) no son sólo morales, son humanas, tocan al futuro de la humanidad….tocan a los que van a venir después de nosotros”. ¿Cómo actuar?

Frente al duelo de los que se van por la pandemia nuestra cercanía

“El dolor, la carencia a veces de hospitales, duelos sin funerales, la soledad de las familias, sin poder hablar con los que ‘se estaban yendo’, es algo muy cruel que la única manera de afrontarlo es ‘con la cercanía’ con los familiares que sufren”.

Frente a los “santos humanos” que arriesgan y ofrendan su vida nuestra admiración y reconocimiento

“Son tantos -dijo Francisco, reiteradamente- los profesionales de la salud, médicos y médicas, enfermeras, enfermeros, voluntarios, voluntarias, que han muerto prestando servicio, y los trabajadores que prestan los servicios sociales, y tanta gente que vivió y vive el servicio en esta sociedad que se paralizó de golpe por la pandemia. Me di cuenta -añade -que la humanidad tiene reservas. Son los ‘santos humanos’ quizás alguno de ellos, no tiene mucha fe o son agnósticos pero son personas. Se comportan o comportaron como auténticos seres humanos”.

Frente a los descartados, la empatía y la fraternidad

“El gran desafío social. Si nosotros en este momento, salimos peores, es decir, que rearmamos el sistema económico social con una buena pincelada de barniz, pero sigue siendo el mismo, que es injusto, y aumentamos la gente de la periferia, la cantidad de chicos que no tienen que comer, la cantidad de chicos que no tienen escuela, la cantidad de gente que vive prácticamente a la intemperie, la miseria, pues la gran parte del dinero del mundo está en manos de pocos, y la mayoría de la gente vive en la miseria. Basta ir a las periferias y ver gente de periferias, y junto con eso las situaciones de esclavitud. Y eso es descarte. Pero claro, si los descartamos, el descarte de los viejos, el descarte de los pobres, el descarte de los chicos, de los chicos no nacidos…”.

“Hoy día más que nunca se nos pide fraternidad. Y este es el momento de hacer opciones, salir mejores de la crisis, cambiando todo lo que sea descarte por fraternidad, por inclusión".

La pandemia terminará

“Y entonces recordaremos

Todo aquello que perdimos

y de una vez aprenderemos

todo lo que no aprendimos.”

Acaso en la pospandemia podamos ver más claro la fragilidad de la vida y lo importante de estar vivos y valorar a los otros:

“Entenderemos lo frágil

que significa estar vivos

Sudaremos empatía

por quien está y quien se ha ido.”

La salida va “por el lado de la inclusión, del cambio de paradigma socio económico, de empezar por las periferias (y) la dignidad de la gente”.

Una muestra de fraternidad universal hoy está en reconocer que “la vacuna es patrimonio de la humanidad”.

"La vacuna contra el coronavirus -concluye diciendo el Santo Padre- tiene que ser universal. La vacuna no puede ser propiedad del país, del laboratorio que la encontró o de un grupo de países que se alían para esto. La vacuna es patrimonio de la humanidad, de toda la humanidad, es universal. Y ese debe ser el criterio”. Entonces:

“Cuando la tormenta pase

Y se amansen los caminos,

y seamos sobrevivientes

de un naufragio colectivo”.

“Con el corazón lloroso

y el destino bendecido

nos sentiremos dichosos

tan sólo por estar vivos.”

“Y le daremos un abrazo

al primer desconocido

y alabaremos la suerte

de conservar un amigo.”

……………………………

……………………………

“Cuando la tormenta pase

te pido Dios, apenado

que nos devuelvas mejores,

como nos habías soñado...!”.

(Los versos transcriptos en esta nota son fragmentos del poema Esperanza, de Alexis Valdés)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos