Ahora sí sabemos para qué servía blockchain

Las finanzas desentralizadas están cambiando el mundo de los servicios financieros porque profundiza aún más la posibilidad de incluir a personas no bancarizadas por la fácil interoperabilidad entre diferentes aplicaciones y las pocas barreras de entrada que tiene

Blockchain, clave para la banca online descentralizada
Blockchain, clave para la banca online descentralizada

Internet, o al menos su primera versión, nació hacia fines de los 60s, pero no fue sino hasta 1985 que se creó el primer dominio, y recién en 1991 surgió el primer navegador. Finalmente tuvimos que esperar hasta 1994, con el nacimiento de Netscape, para que empezara a darse la adopción global de Internet. Como se ve, su utilidad masiva tardó unos cuantos años en llegar.

En 2008, luego de una crisis económica mundial, se publicó el whitepaper de Bitcoin. Nacía la criptomoneda. No solo era una nueva forma de transferir valor entre personas, sino que también se estrenó una de las tecnologías más disruptivas del siglo XXI: la blockchain. Esta “moneda digital” tiene un verdadero potencial junto con la tecnología que está cambiando paradigmas a nivel mundial.

Las blockchain están diseñadas como bases de datos descentralizadas, lo cual significa que los datos que almacena se distribuyen entre miles de dispositivos alrededor del mundo

¿Por qué es tan importante la blockchain?

Porque están diseñadas como bases de datos descentralizadas, lo cual significa que los datos que almacena se distribuyen entre miles de dispositivos alrededor del mundo. Esto generó un sistema altamente resistente a fallos y ataques maliciosos, logrando un libro contable digital asegurado por criptografía.

En los primeros años, diferentes industrias fueron adoptando la tecnología blockchain a sus operaciones, sobre todo para registrar la trazabilidad de los datos. Pero todavía faltaba una muy importante, la industria financiera.

La llegada de Ethereum en 2015 le sumó la posibilidad de crear diferentes tipos de aplicaciones dentro de él, una característica muy importante a este libro contable digital. Luego llegaron los “smart contracts”, una herramienta que marcó el principio de un concepto que creció muchísimo durante este año: las finanzas descentralizadas o también llamadas “DeFi”.

Diferentes industrias fueron adoptando la tecnología blockchain a sus operaciones, sobre todo para registrar la trazabilidad de los datos. Pero todavía faltaba una, la industria financiera

Hoy, “DeFi” está cambiando el mundo de los servicios financieros porque profundiza aún más la posibilidad de incluir a personas no bancarizadas por la fácil interoperabilidad entre diferentes aplicaciones y las pocas barreras que tiene para entrar. Todo esto creado sobre la tecnología blockchain, que en su momento solo se pensaba como un medio para transferir valor de manera segura. Hoy sabemos que se está creando un verdadero ecosistema financiero descentralizado con plataformas de préstamos sin la intervención de un banco que encarezca las tasas o mercados abiertos sin la necesidad de una contraparte para vender. Junto con la liquidez continua –algo impensado en las finanzas tradicionales– está teniendo un crecimiento exponencial.

Pero, ¿por qué crecen tanto las empresas “DeFI”? El crecimiento se debe al incremento total de los activos dentro de estas aplicaciones (los famosos activos tradeables) que al momento de escribir estas líneas ya superan los 7,8 mil millones de dólares. Durante 2020 se multiplicó más de 6 veces su valor y por lo tanto los tokens que acompañan el desarrollo de estos proyectos se dispararon también, con récords de aceleración en las últimas semanas.

Los avances sobre “DeFi” no se detienen. Todas las semanas hay novedades. Las innovaciones son cada vez más veloces y los desafíos son enormes, pero el potencial es aún mayor.

El autor es CEO de SeSocio

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos