El Presidente debería cuidar la seguridad y el federalismo

Alberto Fernández no tienen ninguna facultad para sacar recursos a una provincia, porque las facultades de las provincias son ajenas a la Nación. Precisamente en eso consiste el sistema federal

Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta
Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta

Hay dos alternativas, siempre: resolver los problemas o echarle la culpa a otro. No hacerse cargo de todo lo que han hecho para aumentar la pobreza y la inseguridad en el conurbano bonaerense y pasarle la cuenta al adversario político de la Ciudad de Buenos Aires no habla de la primera opción, sino de la segunda.

En absoluta soledad, siendo diputado por la Ciudad, cuestioné a los silenciosos diputados kirchneristas que no defendieran la coparticipación de la Provincia de Buenos Aires, que en 2015 recibió los menores ingresos desde que hay coparticipación, cuando el actual gobernador era el ministro de economía de la Nación. Los diputados de la provincia no la defendían, porque querían controlar al gobernador de su propio partido. Mauricio Macri aumentó los recursos de la provincia y los defendió en el Pacto Fiscal que el Congreso aprobó en 2017. En esa misma ley el Congreso reconoció y votó los ingresos de la Ciudad de Buenos Aires, que ahora se le quieren quitar por decreto.

La pobreza promedio en democracia es más del 30% y hay que hacerse cargo, creando previsibilidad, estado de derecho, respeto de las reglas, estabilizando la economía y recreando una moneda, para generar reactivación económica, producción y empleo, como le propone al gobierno la oposición, en su oferta de diálogo, que ya fue rechazada.

La seguridad en el conurbano hay que afrontarla como lo hizo nuestro gobierno, respaldando a los policías en su combate contra el delito, profesionalizándolos, dándoles equipamiento, no metiendo la política y aumentando sus ingresos, como hicimos con la Policía Metropolitana de la Ciudad. No fomentando la ilegalidad y las tomas de terrenos, en una competencia entre bandas políticas y narcos, como sucede.

Dicho esto, ¿un presidente puede sacarle a una provincia para darle a otra? La respuesta es no y la Corte Suprema ha puesto a la Ciudad de Buenos Aires en la misma jerarquía que cualquier provincia en materia de coparticipación. También ha dicho la Corte que no se pueden quitar recursos a una provincia, cuando esos recursos ya estaban computados en su presupuesto, con lo cuál este año, mientras se discute el tema, tampoco se podría disminuir la coparticipación de la Ciudad. Si fuera al revés, para pagar sueldos de la Provincia de Buenos Aires la Ciudad tendría que bajarle el sueldo a sus policías a la mitad o echar a la mitad de ellos. No resiste el análisis.

Los presidentes administran los recursos de la Nación, no los gastos (por ejemplo para policías) de las provincias. No tienen ninguna facultad para sacar recursos a una provincia, porque las facultades de las provincias son ajenas a la Nación. Precisamente en eso consiste el sistema federal.

El argumento de que como la Nación le dio recursos a la Ciudad por decreto, se los puede sacar por decreto, es absurdo. La Constitución obliga a la Nación a que si transfiere una función (competencias judiciales penales o parte de la Policía Federal), debe transferir los recursos que usaba para pagarla. El Presidente toma esas decisiones por decreto y autorizado por ley, pero una vez que traspasa derechos a una provincia cumpliendo con la Constitución, ya no puede quitárselos, porque salen de la órbita nacional y pasan a la provincial. En este caso, además, la coparticipación de la Ciudad fue ratificada por ley del Congreso, en el Pacto Fiscal de 2017. La Corte ha reconocido estos derechos de las provincias y de la Ciudad, de modo que el planteo que hizo el presidente o será resuelto por la misma Corte o será materia de una negociación, que anticipo dura, entre la Nación y la Ciudad. Para resolverlo hay que tener claro que no se habla de derechos de los políticos, sino de derechos de los pueblos y del principio democrático y federal.

El autor fue presidente provisional del Senado (2015/2019)


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos