Cuando no hay plata se buscan enemigos: el Gobierno quiere un rival extranjero y por eso Latam se va

El ex viceministro de Economía se refirió a la decisión de la empresa chilena de presentar un proceso preventivo de crisis y cerrar su filial en Argentina

El presidente Alberto Fernández (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
El presidente Alberto Fernández (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, pide que no se le permita a la empresa Latam retirar los aviones de Argentina. Eso da cuenta del ambiente que existe en la República Argentina en ciertos lugares relevantes con respecto a la inversión financiera.

Si el sindicato pide que no se lleven los aviones ya debía haber un mar de fondo espantoso entre los propietarios de Latam y sus pilotos.

<b>En política, cuando un partido gobernante se ve acorralado, sobre todo cuando es populista, recurre a otros elementos. Cuando no hay plata se buscan enemigos</b>

Además la compañía pidió limitar con los sindicatos una licencia a cambio de reducir el sueldo en este marco de la pandemia y el Gobierno no lo permitió. Como resultado de esto Latam dijo me voy del país. Es una empresa extranjera a la que no la dejan negociar cuestiones que otras empresas han negociado.

Con Vicentin se viene algo que no es bueno. El peronismo kirchenrista está muy acorralado. Se ha quedado sin sus medios tradicionales que son las marchas populistas y los actos en Plaza de Mayo con concurrencia a través de ómnibus, choripanes, llevando gente de diferentes puntos del conurbano y barrios de emergencia y pagando por esas presencias. Algo que ya bien conocemos porque es lo mismo viene sucediendo a lo largo de las décadas, una y otra vez. El peronismo ha pedido esos elementos tradicionales y ahora está en busca de otras, en medio de la cuarentena y la nueva normalidad.

<b>Latan es una empresa extranjera a la que no la dejan negociar cuestiones que otras empresas sí han negociado</b>

En política, cuando un partido gobernante se ve acorralado, sobre todo cuando es populista, recurre a otros elementos. Cuando no hay plata se buscan enemigos. En la historia está claro que ese tipo de enemigos, en general, son externos. Podría ser una guerra, pero como nosotros somos tan pobres, no tenemos ni para comprar cartuchos. Entonces van a hacer expropiaciones como la de Vicentin y van a cansar a otra como Latam para que termine tomando la decisión de irse.

Me preocupa el devenir histórico porque uno está acostumbrado a buscar señales en el pasado. ¿Qué puede hacer esta gente cuando se siente acorralada? No le queda otra cosa que buscar enemigos.

Pablo Biró (Adrián Escándar)
Pablo Biró (Adrián Escándar)

Una alternativa podría ser organizar un especia de Plan Marshall local, haciendo ciudades en el interior del país, movilizando gente y creando industrias. Obviamente que no son capaces de tamaña proeza. Y tampoco veo un partido opositor que sea capaz, para ser sinceros.

Este Gobierno quiere su propia historia, escribir su propio relato. Ya lo vimos, también. Mirando la historia de este partido uno puede inferir que no van a buscar una guerra, pero si un enemigo. Buscarán culpables. Se tiran el virus entre ellos mismos por la cabeza. La lógica dice que van a buscar un enemigo extranjero. Y eso lleva a que Latam decida irse, en medio de una situación que no es buena para ninguna empresa y menos para las aerolíneas, a las que muchos países tuvieron que rescatar.

<b>Mirando la historia de este partido uno puede inferir que no van a buscar una guerra, pero si un enemigo. Buscarán culpables</b>

¿Para que quiere el Gobierno inversiones si el presidente Alberto Fernández dice que no quiere empresas extranjeras? Por un lado dicen que quieren inversiones, pero parece despreciar el capital extranjero. Y lo culpan a Mauricio Macri por
haber tomado deuda.

Entonces, ¿qué quiere el Presidente, que le regalen los dólares?

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS