Los acreedores de la Argentina esperaban del ministro de Economía en Wall Street la presentación de la senda intertemporal del déficit fiscal
Los acreedores de la Argentina esperaban del ministro de Economía en Wall Street la presentación de la senda intertemporal del déficit fiscal

Los acreedores de la Argentina esperaban del ministro de Economía en Wall Street la presentación de la senda intertemporal del déficit fiscal, es decir saber cuál es el plan de Hacienda de los próximos tres años, al menos para asegurarse que Argentina va a tener con qué pagar los vencimientos reprogramados más cercanos.

Los que piden un Plan Integral que sigan esperando, no lo hay ni lo habrá. Se va manejando la coyuntura como se puede. El ministro de Economía está manteniendo un diálogo con el FMI y es de esperar que así siga luego de la reunión que compartirá con la directora gerente en Roma.

La otra reunión en Roma con el Papa Francisco siendo está demasiado inflada: poco y nada puede cambiar el parecer de Wall Street. Joseph Stiglitz, por más que tenga una relación directa con Martín Guzmán, tampoco influye: de hecho, critica a los mercados y no a la Argentina por lo sucedido cuando en realidad el país fue presa nuevamente de sus propios errores fiscales heredados y desmanejos monetarios posteriores.

Joseph Stiglitz, por más que tenga una relación directa con Martín Guzmán, tampoco influye: de hecho, critica a los mercados y no a la Argentina por lo sucedido cuando en realidad el país fue presa nuevamente de sus propios errores fiscales

Próxima misión del FMI

Del 12 al 14 de febrero el Gobierno recibirá la Misión del FMI para Argentina en Buenos Aires, y se presentarán los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública de la República Argentina en el Congreso, en donde las proyecciones macroeconómicas servirán de base para analizar qué tiene en mente el gobierno hacia adelante, sobre todo en lo fiscal.

Del 12 al 14 de febrero el Gobierno recibirá la Misión del FMI para Argentina en Buenos Aires, encabezada Luis Cubeddu
Del 12 al 14 de febrero el Gobierno recibirá la Misión del FMI para Argentina en Buenos Aires, encabezada Luis Cubeddu

De ahí deberían surgir las primeras ideas sobre rebaja de cupones y posible recorte del capital de los bonos soberanos, así como el reperfilamiento en sí, que es la extensión de los plazos.

¿Se propondrá un tratamiento igualitario para la deuda en moneda extranjera como a la emitidad bajo ley extranjera? Es de esperar que sí, pero teniendo en cuenta siempre el impacto sobre el valor presente neto de los bonos, es decir teniendo en cuenta todas las variables técnicas que lo definen, por lo que podría haber diferencias por los plazos y los cupones, no por legislación.

Además, hay que tomar en cuenta que sin cláusulas de acción colectiva que marque un piso de aceptación, se espera que la oferta que reciban los tenedores de bonos con ley argentina dependa del resultado de la propuesta para los acreedores con ley extranjera.

Sin cláusulas de acción colectiva que marque un piso de aceptación, se espera que la oferta que reciban los tenedores de bonos con ley argentina dependa del resultado de la propuesta para los acreedores con ley extranjera

La reestructuración de los bonos Par y Discount juegan otro partido, ya que son títulos que ya fueron reestructurados y en donde las cláusulas de acción colectiva son más restrictivas (85% vs. 75% del resto de las emisiones ley extranjera post-2015).

Los pasos siguientes

A mediados de febrero habrá unos cuantos días de intercambio con tenedores de la deuda pública externa sobre la base de lo presentado antes a Diputados. El tiempo planteado (10 días) pareciera insuficiente. El diálogo con el FMI y su respaldo a la oferta será clave en esa etapa.

La oferta se centrará en el valor presente neto por la gran diferencia de duración y tasa del universo de bonos en dólares, con tratamientos diferenciales en base a esas variables, pero no en base a su jurisdicción.

Hay un claro compromiso de involucrar al FMI en este proceso y se sabe que el Fondo es partidario de un recorte de capital (y no precisamente de sus acreencias) para que la Argentina pueda salir adelante.

Hay un claro compromiso de involucrar al FMI en este proceso y se sabe que el organismo que encabeza Kristalina Gueorguieva es partidario de un recorte de capital (y no precisamente de sus acreencias) para que la Argentina pueda salir adelante (FMI)
Hay un claro compromiso de involucrar al FMI en este proceso y se sabe que el organismo que encabeza Kristalina Gueorguieva es partidario de un recorte de capital (y no precisamente de sus acreencias) para que la Argentina pueda salir adelante (FMI)

Pero serán pocos días para que se acepte sin un típico ida y vuelta, un calendario apretado que podría deberse a una estrategia de negociación más dura por parte del Gobierno. Si cuenta con el apoyo del Congreso (con seguridad) y del FMI (con una alta probabilidad si se logra acordar la deuda con el organismo multilateral), el peso será mayor para poder imponer la voluntad soberana.

Pero todo se resumirá a qué tanta buena voluntad exista del lado de los acreedores, que son grandes inversores institucionales (sobre todo en aquellas emisiones en dólares post-2015) mezclados con inversores individuales atomizados que intentan agruparse para hacer valer sus derechos.

Todo se resumirá a qué tanta buena voluntad exista del lado de los acreedores, que son grandes inversores institucionales (sobre todo en aquellas emisiones en dólares post-2015) mezclados con inversores individuales atomizados

En todo proceso de reestructuración de deudas existen objetivos opuestos que implican una negociación, pero también un objetivo en común que es evitar el default. Ese sigue siendo el escenario base con condiciones razonables para el emisor y el acreedor que es el tenedor de la deuda en cuestión, pero el riesgo de que falle dicho proceso no es cero y eso en parte se encuentra descontado en los precios.

La suerte y el éxito o fracaso de este proceso determinará una importante volatilidad de los precios de mercado durante marzo.

El autor es Socio y Director de Research for Traders, economista y Master en Dirección Bancaria

Seguí leyendo: