El Gobierno relanzará el programa de
El Gobierno relanzará el programa de "Precios Cuidados"

Finalizo el programa de quita de IVA sobre los siguientes productos de canasta básica: pan, leche fluida y UAT, aceite girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures, huevos y azúcar.

El resultado fue que en un contexto de caída del consumo de la canasta básica del 2% en términos interanuales estas categorías de quita de IVA tuvieron un crecimiento en las ventas. La medida logro su objetivo. El canal más beneficiado fue el mayorista. Los argentinos a principios de cada mes de los cuatro que estuvo aplicada la medida fueron a stockearse con el cobro del salario o incluso con tarjeta de crédito para aprovechar la quita del 21% de IVA con fecha de vencimiento el 31 de diciembre de 2019.

La mesa de negociación entre supermercados, industria y el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación implicó el pedido de que parte del IVA quede a cargo la cadena de producción y comercialización para evitar un impacto fuerte en el aumento de precios. En los meses previos se habló de un “colchón de precios” ante el anuncio de Alberto Fernández de generar un acuerdo de precios y salarios y reasignar la quita de IVA a los sectores sociales más necesitados.

El ministro Matías Kulfas con los empresarios supermercadistas
El ministro Matías Kulfas con los empresarios supermercadistas

De acuerdo a un seguimiento permanente de evolución de precios en las categorías incluidas en el programa de quita de IVA en 915 puntos de venta con Focus Market vía Scanntech (lector de escáner en punto de venta) en el período acumulado de implementación de la medida entre mediados de agosto y diciembre de 2019 los aumentos promedio ponderado de cada caso fue: arroz, 34,9%; azúcar, 18,3%; té, 18%; aceite, 15,3%; harina, 15%; huevos, 12,9%, yogur, 38,2%; pastas secas, 14%; yerba mate, 12,3%; y leche -5%. En este último caso, dejar una segunda marca de a $38,50 dentro de Precios Esenciales exigió tirar para abajo el precio de las primeras marcas de esta categoría.

Si se toma el precio promedio ponderado (primeras 10 marcas más vendidas) de cada categoría dentro del programa de “Quita del IVA” al 31 de diciembre de 2019 y se le suma el 7% o el 9% acordado para cada caso: así quedaría hipotéticamente el precio final y cuánto del precio se haría cargo por unidad vendida el supermercado y la industria.

Fuente: Focus Market
Fuente: Focus Market

¿Es posible este proyecto hipotético de precios? De ninguna manera.

Seis consideraciones al respecto

1 - En principio no hay posibilidad que comercio e industria se hagan cargo en forma equilibrada del IVA restante que deberán pagar al Estado para cada caso. Lo más factible es que las grandes cadenas consigan en parte algún tipo de bonificación por parte de la industria y el resto lo terminen distribuyendo sobre los más de 60.000 productos que pueden llegar a ofrecer un hipermercado. Es decir, el arroz será más barato, pero se pagará en la mayonesa o en la aceituna para hacer un plato de comida de verano 2020.

2 - La negociación se aplica en grandes cadenas de supermercados lo cual equivale a unos 2.700 puntos de venta. Sin embargo los puntos donde se expenden estos productos en Argentina, tomando en consideración autoservicio oriental, autoservicio nacional, almacenes, despensas y kioscos, entre otros, superan los 150.000 comercios.

En países desarrollados e incluso emergentes hay varios tipos de IVA y los productos de la canasta básica tienen el IVA más bajo. En España, por ejemplo, el IVA general es igual al nuestro de 21% pero los lácteos pagan 4%

3 - Por su parte, estos puntos de venta no tienen posibilidad alguna de hacerse cargo del IVA ni tiene poder de negociación con la industria por lo cual verán aplicado el 21% de impuesto en forma inmediata. La categoría “canasta básica” en una boca de hasta 500 metros cuadrados tiene una participación total en la facturación del 24,83% así que las pérdidas de venta no serán menores. Las ventas minoristas en comercio tradicional de enero a diciembre de 2019 de acuerdo a la CAME cayeron 7,1%.

4 - El gobierno nacional le pide a la industria y cadenas de supermercados que se hagan cargo del impuesto que les cobra el propio Estado. Es decir, el 21% sobre el eslabón final de la venta. El impuesto que el propio Estado sacó y benefició en la desaceleración de caída de ventas en grandes cadenas de supermercados y canal mayorista afectando al minorista tradicional y ahora en la nueva resolución con nuevo gobierno también se intenta beneficiar a las grandes cadenas de supermercados que también tendrán un costo. Igual, el mayor lo tendrá el minorista tradicional sin poder de negociación alguno y mayor caída de ventas.

5 - El IVA es un impuesto que fue creciendo en las últimas décadas a tal punto que nos fuimos del mapa tributario mundial. ¿Por qué? En países desarrollados e incluso emergentes hay varios tipos de IVA y los productos de la canasta básica tienen el IVA más bajo. En España, por ejemplo, el IVA general es igual nuestro de 21%, pero los lácteos pagan 4 por ciento.

Luego del Reyes comenzará el relanzamiento del programa de Precios Cuidados que tendría 300 productos con aumento promedio de 5 por ciento

6 - IVA y Ganancias son dos de los impuestos de mayor recaudación, junto con impuesto al cheque. La medida de quita de IVA hundió aún más la recaudación. Caído el Pacto Fiscal y el juicio de las provincias hacia el Estado por este impuesto coparticipable, su reincorporación en un contexto de déficit sin financiamiento sería restituido más temprano que tarde. Fue inmediato.

Luego del Reyes comenzará el relanzamiento del programa de Precios Cuidados que tendría 300 productos con aumento promedio de 5 por ciento. Este programa pasó por diferentes versiones. “Congelamiento y control de precios”, con Guillermo Moreno como secretario de Comercio; la nueva marca “Precios Cuidados”, a partir de 2014 –con 196 en su puntapié inicial con Augusto Costa como titular de Comercio–, y en la era Macri hubo una etapa de desestimulación del programa (Miguel Braun) y otra segunda de relanzamiento con fuerza (Ignacio Werner) por la necesidad electoral, pero sin convicción del resultado y efectos sobre la baja de la inflación.

“Precios Cuidados” es la marca oficial de gobierno, sea cual sea el partido al mando, que tiene mayor aceptación por parte del público en su participación de ventas que cualquier programa de ventas con ofertas, promoción y descuentos de todo el sector privado en conjunto en el sector de consumo masivo. En la última etapa la búsqueda fue que sean las “segundas marcas” la que le pongan un techo al precio de las “primeras marcas”. Para la etapa del nuevo Gobierno, con Paula Español en Comercio Interior, se regresará a la método “Costa” con regreso a las primeras marcas que sean una suerte de techo para las propios jugadores en ese segmento para cada categoría ofrecida. Por su parte, se espera que algunos de los productos que quedaron fuera del programa de Quita de IVA ingresen dentro de “Precios Cuidados”. Es el caso del café y té en saquitos, yogur saborizado, conservas de frutas, yerba mate saborizada y aceite de maíz, entre otros.

‘Precios Cuidados’ es la marca oficial de gobierno, sea cual sea el partido al mando, que tiene mayor aceptación por parte del público en su participación de ventas que cualquier programa de ventas con ofertas, promoción y descuentos de todo el sector privado en conjunto en el sector de consumo masivo

De acuerdo al REM del Banco Central, el mercado proyecta una inflación de 4,1 para diciembre de 2019 y de 3,8% para enero con un piso de 3% mensual hasta mayo. Entre el cierre de la gestión Macri y el comienzo de Alberto Fernández se estaría generando transferencias del Banco Central al Tesoro en los últimos 3 meses de unos $ 400.000 millones de los cuales $ 190.000 millones correspondieron al anterior gobierno. En un contexto donde Argentina no puede endeudarse recuperar la demanda del peso argentino sobre esta emisión será clave. Por su parte, se da en un contexto de congelamiento de muchas variables de la economía: dólar, tarifas de servicios públicos (gas, luz, agua, transporte), congelamiento de nafta, entre otras medidas que buscan desindexar la economía desde la oferta e indexarla en la demanda con mejora del poder adquisitivo de jubilados, pensionados, asignación universal por hijo y trabajadores sector privado. Hasta ahora los datos muestran que sembrar congelamientos en el primer semestre implico cosechar mayor inflación en el segundo. El mercado proyecta inflación de 42,2% y caída de 1,6% del PBI para 2020.

El autor es analista económico y director de Focus Market