Continuarán las presiones sobre el tipo de cambio Bolsa y el Contado con Liquidación

Dentro de la incertidumbre reinante, lo que sí sabemos es que el nivel de reservas cae día a día, mientras que los pasivos monetarios del Banco Central, en el mejor de los casos, se mantiene constante, aunque en realidad siguen creciendo, y esa es la referencia referencia que tomarán los mercados

Las compras de dólares se limitó a USD 200 con depósitos en cuenta bancaria y a USD 100 en efectivo (Adrián Escandar)
Las compras de dólares se limitó a USD 200 con depósitos en cuenta bancaria y a USD 100 en efectivo (Adrián Escandar)

Si el BCRA sigue vendiendo reservas, sumado a todos los compromisos de deuda que tiene que afrontar el Tesoro Nacional, no cabe duda que el CCL seguirá aumentado, así como también la brecha con respecto al dólar oficial.

Por lo tanto, ¿cómo se hace para disminuir la presión sobre el dólar y al mismo tiempo, evitar seguir gastando reservas con el objetivo de intervenir en el mercado cambiario? La respuesta es simple, pero extremadamente antipática, es inevitable fortalecer al cepo. Eso fue lo que anunció anoche el directorio del Banco Central. Por lo tanto, la evolución de corto plazo del dólar oficial, del CCL y de la brecha entre ambos, dependerá de las futuras medidas que adopte el BCRA.

Con respecto a los precios de los bonos y acciones, será crucial en primera instancia la actitud del presidente en ejercicio a convocar al inicio de una transición lo más ordenada posible. En ese sentido, ha sido una excelente noticia que Mauricio Macri invite a Alberto Fernández a un desayuno para comenzar a coordinar la transición.

En segundo lugar, es fundamental que Alberto Fernández comience a dar señales más claras de cuál sería su equipo económico y de los lineamientos de su futuro plan económico.

<b>Es fundamental que Alberto Fernández comience a dar señales más claras de cuál sería su equipo económico y de los lineamientos de su futuro plan económico</b>

Hasta ahora, ha sido muy componedor al anunciar que su intención es avanzar emulando al modelo uruguayo para reestructurar la deuda. Sin embargo, el mercado sabe que ese escenario pudo realizarse en 2003 con un superávit primario del 3% del PBI. ¿Cómo puede lograr Argentina en 2020 un superávit fiscal de tal magnitud? Por otro lado, es probable que tengamos que comenzar a ser más ácidos y comenzar a asumir que el escenario se podría aproximar más al modelo de Ucrania que al de Uruguay, pero también en 2015 dicho país contaba con un superávit primario similar al de Uruguay en 2003.

Por lo tanto, estimo que el mercado comenzará a asumir que el escenario futuro de la reestructuración será más ácido que el de Uruguay y Ucrania. En el primer caso, la extensión de plazos fue de 5 años, el tiempo de negociación de tres meses y la quita en términos de valor presente neto (VPN) del 10%. En el segundo caso, la extensión de plazos fue de 4 años, el tiempo de negociación de 7 meses y la quita en valor presente neto del 36%. En la medida que no se disipe incertidumbre en este terreno, es difícil esperar una recuperar sostenible del precio de los bonos y por ende una reducción del riesgo país.

Obviamente, este escenario tampoco luce muy constructivo para una recuperación sostenible en el precio de las acciones.

Más rápido comience una efectiva transición, menor será el deterioro adicional de la situación patrimonial del BCRA y más constructivos podremos ser con el futuro escenario económico-financiero.

El autor es director de IEB Invertir en Bolsa


Seguí leyendo:


TE PUEDE INTERESAR