A dos semanas de las PASO, pareciese que el duelo entre los dos candidatos principales se resume en sacrificio vs esperanza, comenzando a desandar tibiamente el camino de los miedos planteado hasta aquí. En realidad ambos dicen buscar por caminos antagónicos el bienestar final.

El Presidente y candidato está convencido de que los argentinos pueden soportar más sacrificio para contribuir al despegue que algún día ocurrirá en Argentina. Mauricio Macri cree que los precios no están distorsionados. Que la inflación es un problema del Banco Central y que, con la caída de la demanda, la baja de la inflación está asegurada. También ha dicho que los presupuestos de su gobierno son y serán equilibrados. Recuerdo que ninguno de los presupuestos –guía madre de toda proyección política-, tuvo un diagnóstico inflacionario acorde con la realidad: el cálculo fue absolutamente erróneo. Asegura además que su gobierno ha bajado 2% los impuestos, pero las estadísticas no lo reconocen. Con respecto a que de ser reelecto no necesita renegociar con el FMI, suena inverosímil: todos los candidatos, inclusive cerca del Presidente, sostienen que será imprescindible hacerlo.

Alberto Fernández cree que se equivoca el economista Guillermo Calvo, cuando vaticina que, en caso de ganar, el candidato del Frente de Todos haría el ajuste que va a realizar Macri, pero con apoyo popular. Al consultarlo, me dijo: "No voy a ajustar. Ya no hay dónde ajustar. El ajuste de Macri llevó a 4 millones de argentinos bajo la línea de pobreza. Sí rescato de Guillermo Calvo que con claridad menciona que el mundo le ha perdido la confianza a Macri, por eso los bonos tienen precio de default". Si bien Fernández se abraza al círculo virtuoso de la producción para poner fin a las Leliqs, no queda claro en el mientras tanto qué pasará.

En su estadía prolongada por el centro norte santafesino, Fernández se reunió con sectores industriales, comerciales y con los ruralistas. Fue un mano a mano donde el postulante manifestó su vocación de acortar la distancia post 125, además de comprometerse a facilitarle a la pymes su pervivencia y crecimiento. Se llevó un borrador que será firmado a manera de compromiso, cuando en la última semana previa a las PASO -la fecha aún no está confirmada- visite Rosario. Figurará su compromiso central para coordinar fuerzas de seguridad provinciales y federales para dar respuestas ante el crecimiento del delito y el narcotráfico. Observó –transitándolas- el estado de las rutas nacionales 11 y 34, y su necesidad de mejorar el acceso a los puertos. También, de realizar obras claves logísticas y de infraestructura vial y ferroviaria. La Hidrovía y su mejoramiento. Y la necesidad que Nación intervenga en temas hídricos en situación limítrofe. Existen miles de hectáreas bajo agua.

Alberto Fernández también reconoció que dichos como los de Aníbal Fernández "hacen que un tercio de los ciudadanos estén enojados con el peronismo", "Yo pretendo acortar todas las distancias", declaró. Por último, al preguntarle si de ser Presidente iría por la relección, manifestó: "No, en absoluto, serán sólo 4 años".

Se le escuchó decir al gobernador electo Omar Perotti "coincidimos ampliamente, cree de verdad en hacer un país federal". Fernández dijo "me comprometo a hacer un país federal. El ciudadano que nace en Jujuy debe poder desarrollarse y morir allí. No morir hacinado en los grandes cordones de Buenos Aires o Rosario". Finalmente insistió en que dará remedios gratis a los jubilados, "representa lo que Macri gasta en 10 días de intereses de Leliq" Y dimensionó el monto anual que el gobierno nacional paga en estas letras en $670.000 millones "dos presupuestos de la provincia de Santa Fe y uno de Buenos Aires."

Mientras tanto, los ministros de la Producción de la región Centro se juntaron para analizar el impacto de la firma Mercosur-Unión Europea. Concluyeron en que primero Argentina debe analizarse dentro del Mercosur y luego para con la Unión Europea. Un dato preocupante, Brasil tuvo en junio 0,01% de inflación, Argentina 2,6%. La ministra de la Producción Alicia Ciciliani me dijo: "Argentina puede quedar aislada del Mercosur. Tal como estamos no podemos competir ni con nosotros mismos. Los comerciantes e industriales de nuestra región se están comiendo el capital porque no tienen financiamiento para su operatoria cotidiana".

Macri visitó en un vuelo rasante una obra producto de las inundaciones de 2016. Grabó un video de la obra del canal Vila-Cululú, y paró en un bar del pueblo a tomar una bebida de naranja para alegría y sorpresa de los parroquianos.

El Presidente viajará a Rosario el próximo lunes 5 de agosto. Su entorno está muy contento porque del piso electoral más bajo tocado en la mitad de abril, viene subiendo sin interrupciones. La actividad presidencial de aquí a las PASO se desarrollará entre Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Y por supuesto Buenos Aires. Sus allegados me indicaron que antes de las primarias el Presidente no hará propuestas concretas.

Indudablemente Córdoba genera más expectativas en las huestes macristas y Santa Fe en las fernandistas. La novedad es que el gobernador Schiaretti le pidió la boleta a los Fernández.

El 35% de pobres argentinos que registra el Observatorio de la Deuda Social de la UCA espera que las políticas a aplicar los rescaten urgente de su pobreza.