Potenciar la competitividad de las economías regionales es uno de los objetivos primordiales que nos fijamos desde la Secretaría de Agroindustria y, en esta línea, las Mesas Nacionales Territoriales cumplen un rol fundamental. Además de buscar promover a los productores de la Agricultura Familiar, impulsan el arraigo y el desarrollo territorial, a partir de su integración al sistema productivo agroalimentario argentino.

Para lograr esa meta es necesario continuar fomentando el asociativismo, la innovación tecnológica y el agregado de valor, la asesoría técnica y la mejora permanente en la formalización y la comercialización de toda la cadena.

Las Mesas fueron creadas como un espacio de integración y articulación conjunta, donde intervienen numerosas áreas de Agroindustria, pero también entidades provinciales y municipales, que tienen el trabajo de mejorar el abordaje territorial y el diseño de políticas públicas vinculadas a la Agricultura Familiar.

Es un ámbito de trabajo que surgió en 2018, cuando se reunió la primera Mesa Nacional Territorial. Allí las máximas autoridades de todas las áreas de la Secretaría acordaron trabajar en conjunto, y a lo largo de todo el territorio argentino. De esta manera, apoyar a la Agricultura Familiar a través del fortalecimiento de los vínculos y la detección de las principales necesidades sectoriales, para lograr consensos y alcanzar soluciones. Al día de hoy, ya se han realizado 44 encuentros con resultados muy positivos.
Hay que destacar el fortalecimiento institucional que se ha logrado durante estas reuniones, donde participan representantes de todos los organismos convocados que redundó en una notable mejora en los vínculos y el diálogo, principalmente con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Como resultado del irrestricto compromiso de todas estas áreas y organismos, y las permanentes discusiones y debates en los encuentros, se articularon planes de trabajo por provincias, lo que hace más eficientes los recursos disponibles y permite disponer con un seguimiento acabado de los temas.

Proyecto

Este proyecto se realiza con el foco puesto sobre los tres ejes estratégicos de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, que son: el acceso a los mercados y a la comercialización; el acceso al crédito y la inversión productiva; y la necesaria formalización del sector.

En esa dirección, los planes de trabajo surgidos abordan distintas temáticas como la coordinación del trabajo para la ejecución de los proyectos financiados o los Planes de Control de Brucelosis y Tuberculosis llevados adelante por Senasa en Entre Ríos y Córdoba, con un objetivo de alcanzar 24 tambos. En la provincia de Buenos Aires, se lograron avances en la comercialización al sistematizar 99 ferias y mercados con productos registrados y capacitación de los participantes. Además, se pusieron en marcha tres centros de acopio para organizaciones de la Agricultura Familiar, y se incorporaron productores al programa Mercado en tu Barrio.

En San Luis, como respuesta a la necesidad de diversificar y complementar los ingresos, se desarrolló junto al INTA y el Ministerio de Desarrollo Social, un proyecto de huertas comunitarias con la participación de 294 productores. Actualmente, estas familias trabajan 89 huertas de producción hortícola, frutícola, citrícola, de plantas aromáticas y ornamentales.

Tenemos que continuar con este trabajo con la firme convicción de que se está avanzando en la dirección correcta. Un Estado eficiente y articulador que genera y crea un espacio de dialogo que para dar soluciones en el corto plazo que beneficien y hagan crecer a todos actores de la cadena de la agricultura familiar.

El autor es Secretario de Agricultura Familiar, Coordinación Política y Desarrollo Territorial