(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

La Cumbre de la Unión Africana celebrada en la República de Niger el 7 de este mes aprobó el lanzamiento del Acuerdo de Libre Comercio de África Continental (ACFTA). El Acuerdo fue firmado el 21 de marzo del año pasado por 44 países, otros ocho países lo hicieron en junio y el 30 de mayo alcanzó el mínimo de 22 ratificaciones para su implementación. Nigeria y Benin anunciaron su incorporación al Acuerdo durante esta Cumbre.  54 países de un total de 55.

El Presidente de Niger, Mahamadou Issoufou, calificó el evento como el más importante desde la creación de la Organización de Unidad Africana en 1963. La Cumbre contó con la presencia de 32 Jefes de Estado y representantes de alto nivel del resto de los países.

El Acuerdo tiene el objetivo de crear un mercado continental de bienes y servicios sin aranceles para 1200 millones de personas con un PBI de 2.500.000 millones. La concreción de este proyecto permitirá también la confluencia con los diferentes acuerdos regionales como el SADC, ECOWAS, EAC, ECCAS, CMESA, CEN-SAD y AMU. El EAC y el SADS son los más avanzados. La Comisión Económica de las Naciones Unidas  para África (UNECA)  estima un crecimiento del 60% en el comercio intra-regional para 2022 en especial para las pequeñas y medianas empresas que podrán tener un mejor acceso a los países vecinos.

El comercio intrarregional representa un porcentaje menor en las exportaciones e importaciones por las características propias de la estructura productiva similar al de América Latina basado en materias primas, energía y piedras preciosas destinados a los mercados de los países desarrollados y en especial la Unión Europea que colonizó el continente. Los esfuerzos de integración requerirán inversiones en infraestructura para cambiar la orientación actual y avanzar en la interconexión de los mercados.

Las exportaciones de África fueron de 476.576 millones en 2018 de los cuales 45% corresponde a combustibles, aceites minerales y sus derivados y  el 9% a piedras preciosas.  La Unión Europea (15) constituye el principal mercado con el 33% seguido de China 15%, India 7% y los Estados Unidos 6%. Las importaciones sumaron 548 millones provenientes de la Unión Europea 30%, China 17%, Estados Unidos e India  5% cada uno. Sudáfrica ocupa el 20% de las exportaciones y el 17% de las importaciones del continente.

La orientación del comercio africano está relacionada con los múltiples acuerdos de libre comercio  firmados con los países desarrollados; los países de menor desarrollo reciben un trato especial en el marco de la OMC. Sudáfrica tiene un ALC con la Unión Europea y el EFTA y un APC con el MERCOSUR. Las exportaciones desde el Mercosur fueron 7614 y las importaciones  14.039 millones que corresponden al 1,6% y 2,6% del total del comercio africano.

La decisión de la Unión Africana de avanzar en el proceso de integración no solo tiene importancia económica para el desarrollo del mercado regional sino que constituye una definición frente a los problemas planteados  por los Estados Unidos para modificar  las reglas del comercio internacional.  La ratificación del ACFTA y las medidas recientes de los miembros de ASEAN de continuar con la liberalización regional indican que los países siguen reivindicando el comercio internacional como un instrumento para el desarrollo económico.

El autor es ex embajador y analista internacional.