El debate sobre la cobertura previsional en las elecciones 2019

Vanesa D’Elia

La campaña ya empezó, y aunque todavía no se han visto políticas concretas en los diferentes proyectos presidenciales, no caben dudas de que la seguridad social será uno de los ejes centrales. ¿Cuáles son los puntos que seguramente estarán presentes en la campaña? Por un lado, la cobertura previsional. Es sabido que Argentina cuenta con una de las mayores tasas de cobertura de América Latina (en torno al 90%), por lo que las promesas estarán dirigidas no solo mantenerla, sino a reforzarla para lograr la cobertura universal.

Algunas propuestas que ya se están escuchando plantean la necesidad de abrir una nueva moratoria previsional, pero todos ya sabemos que ese tipo de medidas son solo de corto plazo y que no van al foco del problema. Pensar en una prestación universal, algo como la PUAM en sus orígenes (no la actual, que incluye condiciones socioeconómicas para acceder al beneficio), o una prestación que funcione como un primer pilar para todos en un sistema integrado previsional podrían ser alternativas a discutir por los diferentes candidatos.

Otro de los puntos será la suficiencia de las jubilaciones y, atado a esto, la movilidad jubilatoria. ¿Qué pasará con la actual fórmula de cálculo que tanta controversia ha generado? Hasta el momento, no se han planteado cambios concretos en la actualización de los haberes, pero ya se están dando a conocer propuestas para mejorar el poder adquisitivo de las jubilaciones vía reducción de impuestos como el IVA en la canasta alimentaria para los adultos mayores o mejoras en los servicios que ofrece PAMI (como plena cobertura de los medicamentos).

Si bien hay temas que aún no están siendo discutidos por los candidatos (como cambios en contribuciones, edad de acceso a la jubilación y posibilidad de jubilación proporcional), lo que sí es esperable es que el rol de la capitalización privada y la potencial vuelta de las administradoras de fondos de pensiones sean temas de campaña.

La tercera pata de la discusión previsional es el financiamiento. Buscar reducir el déficit del sistema previsional de manera razonable y eficaz deberá ser unas de las prioridades del próximo gobierno. Hilar fino en los regímenes especiales (como el sistema jubilatorio para los jueces) y en el comportamiento de las ex cajas provinciales transferidas a la Nación serán cuestiones que deberá enfrentar la próxima gestión, pero sobre las que hasta ahora no se han pronunciado ninguno de los candidatos en esta campaña.

Para finalizar, próximamente el Parlamento deberá discutir una propuesta de reforma del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIPA). Es probable que sea ese el momento en que lo previsional se meta de lleno en la campaña, no solo porque ellos lo propongan, sino porque seguramente será la sociedad quien les exija definiciones. Y esto es algo que los candidatos deben tener en cuenta. Por el momento es solo una cuestión de eslóganes más que de medidas concretas, pero solo por el momento.

La autora es doctora en Economía. Profesora de Economía, UCEMA. Las opiniones expresadas son personales y no necesariamente representan la opinión de la UCEMA.