Juan Manzur, gobernador de Tucumán
Juan Manzur, gobernador de Tucumán

El domingo 9 de junio los tucumanos votarán para elegir gobernador y vicegobernador; 49 legisladores y 19 intendentes, además de concejales y comisionados rurales.

El Frente Justicialista por Tucumán, con el que el gobernador Juan Luis Manzur busca la reelección, lidera la mayoría de los sondeos de opinión. Pretenden disputarle la gobernación: Fuerza Republicana, con el concejal capitalino Ricardo Bussi; Hacemos Tucumán, sello que presenta al tres veces gobernador y actual senador nacional José Alperovich; y, por último, Vamos Tucumán, etiqueta con la que competirá la senadora nacional Silvia Elías de Pérez, favorita de la Casa Rosada.

En 2015 Tucumán cobró notoriedad en la discusión política nacional por una serie de incidentes el día de la votación como consecuencia, en buena medida, de la abultada y poco clara oferta electoral. Ello disparó un proceso de debate sobre las normas que regulan la competencia, institucionalizado en el foro Tucumán Dialoga, en el que se hizo especial énfasis en la recomendación de acotar la oferta.

Sin embargo, el sistema político tucumano sigue caracterizándose por una inflación de sellos partidarios, principalmente por la posibilidad de que las listas que presentan candidatos a gobernador lleven una multiplicidad de colectoras (acoples) con candidatos para la categoría legislativa. Este año habrá 72 listas con candidatos a legislador, contando únicamente las que se presentan junto a los cuatro principales candidatos: 47 junto al Frente Justicialista, 18 con Vamos Tucumán, 5 con Hacemos Tucumán y 2 con Evolución para la Democracia Social.

A diferencia de lo que pasó en la mayoría de las elecciones provinciales de este año, el peronismo no logró articular en el distrito un proyecto de unidad. No obstante, tanto Alperovich como Manzur, que habían marcado diferencias con el kirchnerismo, dieron señales de apoyo a la fórmula presidencial Fernández-Fernández.

En sentido contrario, la campaña de la alianza Vamos Tucumán, etiqueta con la que competirá la senadora nacional Silvia Elías de Pérez, favorita de la Casa Rosada, conformada por la UCR, el PRO, un sector del peronismo capitalino y otras fuerzas, transitó toda la campaña renegando de la marca Cambiemos con la que compitiera dos años atrás. La mala imagen que el Gobierno nacional tiene en el distrito parece explicar esta estrategia.

Por último, vale destacar la centralidad que cobró Fuerza Republicana. Este partido provincial fue fundado por Antonio Bussi, interventor de Tucumán durante la dictadura, luego electo democráticamente para numerosos cargos en la provincia entre 1989 y 2003 y padre del candidato. Apoyado sobre un discurso con fuerte énfasis en la mano dura, pareciera recobrar un lugar de relevancia en este contexto en el que la seguridad es el eje principal de la mayoría de las campañas.

En síntesis, si bien la división del peronismo parecía potenciar un escenario ideal para la oposición provincial alineada con el Gobierno nacional, el paulatino fortalecimiento de Bussi en las encuestas y una mayor distancia entre los candidatos peronistas a favor de Manzur iría contra esta hipótesis.

El autor es investigador del Observatorio Electoral Argentino (OEAR) de CIPPEC y de UTDT.