En los doce meses que pasaron se han perdido 266.000 puestos de empleo privado, según los datos oficiales. Cómo tomarla en cuenta. Para saber qué pasa con el empleo en el sector privado no hay que mirar solamente hacia ese lado, sino hacia la inflación y sus causas.

Cuando se analizan las causas de la inflación aparecerá como culpable el gasto público desmedido, no sostenible, que debe "financiarse" con presión tributaria insoportable sobre las fuentes de empleo, con emisión de moneda sin respaldo o con endeudamiento público que algún día se traducirá en mayor presión sobre las fuentes de empleo privado.

En vez de combatir ese vicio, las distintas administraciones de la Nación, provincias y municipios, de todas las banderas políticas, han respondido incrementando el gasto con mayor empleo público a todas luces ineficiente, complementado con engañosas medidas de una mal invocada seguridad social.

Las distintas administraciones de la Nación, provincias y municipios, de todas las banderas políticas, han respondido incrementando el gasto con mayor empleo público a todas luces ineficiente

Las medidas parciales

No es conducente procurar reformas en las relaciones laborales si no se encara una coordinada y simultanea racionalización del gasto público en todos los niveles (nación, provincias y municipios) que, en nuestro caso, por involucrar a distintos partidos políticos implicaría el reconocimiento de las responsabilidades en las gestiones sucesivas.

¿A qué se aspira? ¿A qué etapa de las tantas décadas se pretende regresar? No hay referentes políticos que puedan decir que los males que aquejan a nuestra sociedad les son ajenos. Quienes han fracasado antes imputan a sus sucesores otros fracasos. ¿Alguien puede decir que estuvo acertado cuando le tocó gestionar?  Por eso es muy difícil alcanzar un acuerdo entre nuestras principales fuerzas políticas.

No hay referentes políticos que puedan decir que los males que aquejan a nuestra sociedad les son ajenos. Quienes han fracasado antes imputan a sus sucesores otros fracasos

Quienes han conducido durante distintos momentos en contra de un manejo eficiente del gasto público, ¿podrían ahora prometer una reversión de esa conducta? El debate necesario.

Acuerdo político básico

Es imprescindible un consenso entre los partidos responsables de los parlamentos, para establecer un ataque contra los excesos del gasto público, en especial cómo reducirlo sin un grave impacto social en la transición.

Hay que reconocer que no es fácil, tanto llegar a un consenso como encontrar las vías adecuadas para resolver el pesado problema que castiga a nuestra sociedad.

Una reforma laboral o de la seguridad social fuera del marco integral requerido solamente provocará una sensación de que se hace recaer en los trabajadores la sola responsabilidad por la situación que se vive, exculpando a los sectores políticos que han gestado las malas leyes en esa materia y que al encarar la reforma en estos temas aparecerían como ajenos al problema.

Una reforma laboral o de la seguridad social fuera del marco integral requerido solamente provocará una sensación de que se hace recaer en los trabajadores la sola responsabilidad por la situación que se vive, exculpando a los sectores políticos que han gestado las malas leyes en esa materia

¿Qué pueden hacer los actores sociales? Las entidades representativas de trabajadores y empleadores sociales deberían exigir a los partidos políticos que definan plataformas de manera democrática, donde expongan los programas tendentes a mejorar los preocupantes datos anunciados.

Con una inflación anual de dos dígitos no hay posibilidad de mantener el poder adquisitivo de los salarios, sostener el sistema de la seguridad social y menos aún mantener la actividad y el sustento fiscal. ¿Cómo no lo van a advertir los inversores? ¿Cómo no van a haber suspensiones y despidos? ¿Cómo no va a haber informalidad?

Y puede seguir la lista.

* El autor es abogado laboralista, asesor de empresas