1) ¿Cómo puede ser que la ex presidente Cristina Kirchner, con 11 procesamientos, cinco pedidos de prisión preventiva y sentada en el banquillo de los acusados de su primer juicio oral siga siendo la líder de una fuerza política que hoy esta primera en las encuestas?

Una respuesta posible: porque su liderazgo es emocional, casi religioso. Sus feligreses le perdonan todo: hasta los casos de corrupción más evidentes e indefendibles.

Otra: porque ni Cambiemos desde la gestión de gobierno ni Alternativa Federal desde la oposición supieron ser efectivos para arrebatarle parte de ese núcleo duro de votos.

2) ¿Macri podría bajarse para dejarle su lugar de candidato a presidente a María Eugenia Vidal?

Cada día que pasa la posibilidad se hace más lejana. Lo que la mesa chica de Cambiemos no descarta es una fórmula Macri-Vidal. Hombres políticos como Emilio Monzó creen que potenciaría el voto de Cambiemos en todo el país. Incluso suponen que el binomio le podría aportar un triunfo al oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

3) En el medio de tanta incertidumbre ¿Cambiemos insistiría con una fórmula "endogámica" con Gabriela Michetti, Carolina Stanley o Patricia Bulrich?

Si hay algo que ya no se discute en la conveniencia de "abrir" la fórmula hacia el radicalismo, el peronismo o hacia alguna o algún "tapado" capaz de sumarle votos a la reelección de Macri. Dentro del radicalismo los postulantes a vice más mencionados son Martín Lousteau, Ernesto Sanz y Alfredo Cornejo.

4) ¿Sergio Massa se irá al espacio representado por la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner o se quedará en Alternativa Federal como el precandidato a presidente con más votos?

Esa es la pregunta del millón y la respuesta todavía es incierta. Lo que Massa quiere es transformarse en el principal candidato a Presidente de la oposición y para eso necesita dos cosas que no están sucediendo. Una: que se baje Alberto y le ceda su lugar. O dos: que Roberto Lavagna compita y pierda contra él en unas PASO más "grandes y representativas" de Alternativa Federal.

Por lo que se sabe hasta ahora, Lavagna no quiere competir en primarias y Cristina y Alberto le ofrecen a Massa, como premio mayor, la candidatura a gobernador por la provincia de Buenos Aires.

5) ¿Cuántas chances tiene Macri de ser reelecto?

Según él, Marcos Peña y Jaime Durán Barba, las chances siguen intactas. Mientras el dólar no se dispare y la inflación siga bajando, aunque de manera lenta, la intención de voto del Presidente podría ir creciendo hasta llegar a ganar las PASO o perderlas por muy poco, situación que se revertiría, según e trío, en la primera y en la segunda vuelta, de acuerdo a su matemática electoral.

Hay otra variable que cada tanto ponen sobre la mesa: el hecho de que Cambiemos en campaña, es muy efectivo y suele subir varios puntos sobre la base desde la que arranca.

* Editorial de Luis Majul en el programa La Tarde en CNN Radio